NOMBRES

El rey que gobierna por Skype

Cefas Bansah es mecánico en Alemania. Tras trabajar se conecta para administrar Hohoe, su pueblo.

Cefas Banash ejerce su reinado en forma remota gracias a la tecnología.
Cefas Bensah ejerce su reinado en forma remota gracias a la tecnología.

Cuando se acaba su turno como mecánico, Cefas Bansah regresa a su casa en Ludwigshafen, Alemania, se cambia su uniforme manchado de aceite y se viste con ropa de colores. Se sienta en su trono de madera, se coloca una corona y se conecta a Skype.

A la distancia, a más de 6.000 kilómetros de su hogar, el hombre de 69 años gobierna a unas 300.000 personas de Hohoe, región de Ghana limítrofe con Togo. Solo necesita de su cámara y una conexión a Internet para conversar con sus súbditos en sesiones y discursos individuales y para hablar con líderes locales.

Bansah, el rey mecánico, depende de la tecnología no solo para comunicarse: también consigue apoyo económico y donaciones para su pueblo, el grupo étnico ewé. "Sin toda esta tecnología sería imposible", le dijo Bansah a BBC Brasil en una entrevista telefónica.

Reinado tecnológico.

Togbe Ngoryifia Céphas Kosi Bansah (su nombre de nacimiento) creció en Ghana. Se fue a Alemania en 1970, antes de ser nombrado rey de Gbi en Hohoe.

Se mudó a Europa cuando su abuelo, el entonces rey del pueblo ubicado al Este de Ghana, lo persuadió para que se formara en mecánica. Al terminar sus estudios y obtener la ciudadanía, el hombre se estableció y montó un taller en su propio garaje, en Ludwigshafen.

Su vida era relativamente normal, hasta 1987, el año en que recibió un fax que cambiaría su vida para siempre. Su abuelo, el rey de Hohoe, había muerto. Su padre y su hermano no eran aptos para gobernar: eran zurdos. Para las personas ewé, la mano izquierda está relacionada con la impureza y falta de honradez, por lo que no podrían considerarse legítimos herederos.

Cefas, único sucesor posible, se convirtió en el nuevo rey.

Al morir su abuelo, Bansah estaba terminando un curso técnico de mecánica en Alemania, y decidió quedarse lejos para hacer contactos y conseguir alianzas y donaciones para su pueblo. Ahora vive con su esposa Gabriele Bansah, de 59 años y sus dos hijos: Carlo y Katharina.

"A los alemanes les gusto y a mí me gusta Alemania. Así que empecé a hacer los programas humanitarios", dijo a la BBC. "Ellos (los súbditos) no me pidieron que volviera, porque saben que si me quedo en Alemania, puedo ayudarlos".

Asegura haber contribuido a pagar una escuela para niños, ha construido cinco puentes y cuatro escuelas técnicas y ha recaudado dinero para edificar y llevar adelante una prisión para mujeres.

Cuando comenzó su reinado virtual visitaba Ghana cerca de ocho veces al año. Con Skype los viajes se redujeron a la mitad.

Para financiar sus proyectos de ayuda, Cefas también vende su propia cerveza, llamada Akosombo, a pesar de que nunca bebe alcohol. "Yo uso Skype para hablar con mi hermano y mi gente y saber cómo van las cosas, si necesitan más puentes, más escuelas, cómo están las obras", cuenta el monarca africano.

Raíces.

Con su familia
Con su esposa y sus dos hijos.

En Hohoe las casas son de barro y se comparten por varias familias. Es una sociedad polígama y, según la tradición, todos vienen desde el mismo ancestro. Los 75 hermanos Bansah, por ejemplo, son hijos de 12 madres diferentes.

Según la entrevista que le dio a la BBC, el grupo étnico ewé representa el 13% de la población de su país, lugar donde la tradición religiosa del vudú se practica con regularidad.

"El vudú significa que hay que respetar la naturaleza, los ríos, los bosques. Los blancos que vienen a África escriben cosas malas sobre el vudú. Nosotros nos amamos, respetamos unos a otros y sabemos que sin la naturaleza no podemos vivir", aseguró.

Según él, con la llegada de colonizadores europeos, los antepasados ewes abandonaron las costumbres del vudú y adoptaron creencias cristianas. Con los años, han ido regresando a sus raíces. Él, por ejemplo, es presbiteriano, pero también practica el vudú.

"La mezcla de culturas es interesante", contó la fotógrafa alemana Christina Czybik, quien pasó un día con el rey en su casa. "Bansah me dijo que la gente en Ghana es muy religiosa". El rey Bansah tiene un pequeño santuario vudú en su sala de estar con un pequeño cartel hecho a mano que dice: Michael Schumacher se recuperará pronto y rápido".

Legislar con ayuda.

Aunque Ghana tiene ahora un sistema democrático, los reyes tradicionales aún tienen una función importante dentro de las comunidades como cuidadores de su gente.

Bansah asegura que tiene buenas relaciones con el gobierno local, pero su prioridad es ayudar, no hacer política. "No tengo tiempo para la política. Yo uso mi tiempo para ayudar a los pobres. Los políticos hacen su política, yo hago lo que puedo hacer", cuenta.

Bansah ha fomentado el desarrollo de Ghana mediante actividades técnicas y artesanales. "La artesanía es la base de la sociedad. Ahí es donde empezó todo", indica. "Y funcionó conmigo".

Según el africano la educación es obligatoria, pero muchos padres no logran pagarla. "Esto explica el éxito de la recaudación pública para poder construir una nueva escuela. El proyecto incluye un establecimiento que impartirá, entre otros oficios, carpintería, mecánica y textil". 

Es músico y graba CDs.

En su taller mecánico de autos en Alemania.
En su taller mecánico de autos en Alemania.

Cefas Bensah es también conocido como músico y animador. En Alemania, donde vive, ha dado varias entrevistas y es invitado frecuente en programas de televisión. A su vez, el autor alemán Horst O. Hermanni escribió una biografía sobre Benshá que tituló Su majestad en traje azul (Majestät im Blauen Anton).

En estos últimos años el monarca que gobierna a la distancia ha producido y publicado seis CDs con música y canciones, algunos en su lengua materna, como una versión de O Tannenbaum y un tema dedicado al Mundial de Fútbol 2006 que llamó King Football.

Por otra parte, Carlo, su hijo, planea seguir su mismo camino. Es heredero al trono pero pretende seguir viviendo en Alemania, país donde nació y creció. Por ahora estudia administración con intenciones de tener una carrera bancaria y también lleva adelante funciones de príncipes.

Las mujeres, lo primero.

Aunque en el reino de Cefas Bansah los hombres son los responsables de mantener a la familia, el monarca quiere que las mujeres tengan una profesión, ya que en una sociedad polígama como la suya, la mujer puede ser abandonada en cualquier momento y, por lo tanto, quedar sin sustento.

Los textiles son prioridad, ya que están dirigidos a mujeres, y es justamente por eso que busca fomentarlos. Ellas son quienes están en primer lugar, dice el rey: aunque los hombres son responsables de mantener a la familia, se fomenta que las mujeres tengan un oficio.

No todo es ayuda, sin duda, sino que en su pose hay mucho de espectáculo. Convertido en un verdadero showman Bansah es famoso en Alemania y vende recuerdos como camisetas, bolsos y lentes de sol con sus fotos. "Le gusto a muchas mujeres", dice sonriendo. "Entonces compran".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)