SILVINA NATALE — AGENTE DE PRENSA

Proust el preguntón

El cuestionario que popularizó el famoso escritor Marcel Proust, respondido por un personaje de Uruguay.

Silvina Natale
Foto: Marcelo Bonjour

—¿Cuál es el defecto propio que deplora más?
—La impuntualidad. Y que siempre pierdo las llaves.

—¿Cuál es el defecto que deplora más en otros?
—La necedad y la arrogancia.

—¿Cuál es su estado mental más común?
Reloaded. En los ámbitos en los que me muevo, los imprevistos están a la orden del día.

—¿Cómo le gustaría morir?
—Bailando cumbia y con un vaso de fernet en la mano.

—¿Qué no perdonaría?
—Creo en el diálogo más que en el perdón. Pero también creo que la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones, es imperdonable.

—¿Qué la hace reír?
—Casi todo. La risa es mi máximo recurso de supervivencia. Me río mucho de mi misma.

—¿Cuál es su idea de la fidelidad?
—Ser consecuente entre lo que lo que se siente, lo que se dice y lo que se hace.

—¿Cuál es su asignatura pendiente?
—Viajar en globo, terminar de leer la pila de libros que se acumulan en mi mesa de luz, y comprarme una Motorhome para viajar sin parar.

—¿Cuál es su mayor extravagancia?
—Seguir escuchando a Silvio Rodríguez con la misma fascinación que el primer día.

—¿En qué ocasiones miente?
—Sólo en situaciones extremas.

—¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
—Cualquiera que no sea capaz de ponerse en el lugar del otro o respetar al que piense o sienta diferente.

—¿A qué persona viva admira?
—A mi viejo en primer lugar. Después a los que dicen lo que piensan, a los buscadores, a los artistas, a los que pueden ver más allá de su ombligo y hacer algo por los demás.

—¿Cuál es su mayor miedo?
—Morirme antes de ver a mi hijo crecer y con las herramientas necesarias para seguir adelante.

—¿Cuál es su mayor remordimiento?
—Una verdad no dicha a tiempo, que lastimó a gente que quiero.

—¿Cuál es la virtud más sobrevalorada socialmente?
—El éxito por el éxito mismo.

—¿Qué le disgusta más de su apariencia?
—Cuando me distraigo tengo una postura encorvada.

—¿Qué talento, que no tiene, desearía tener?
—Un poco más de desparpajo para subirme a un escenario y animarme a hacer stand up. 

—¿Cuál es su mayor logro?
—Haber podido bajar la pelota al piso.

—¿Cuál es su posesión más atesorada?
—Mi bicicleta.

—¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?
—Naturalizar las desigualdades sociales, que parezca lógico que unos pocos acumulen riqueza mientras las mayorías no cubren sus necesidades básicas.

—¿Cuál es la cualidad que aprecia más en una mujer?
—La misma que en un hombre: la capacidad de reconstruirnos y aprender de los errores.

—¿Cuál es la cualidad que aprecia más en un hombre?
—La misma que en una mujer.

—¿Qué palabras o frases usa más?
—Alucinante, empatía, palta.

—¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?
—Vivir a conciencia, disfrutando del presente, en constante búsqueda y rodeada de gente que quiero.  Cuantos más mejor.

—¿Cuándo y dónde ha sido más feliz?
—Me viene a la cabeza algo que leí de Pessoa, aludiendo a su niñez: “En el tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños, yo era feliz y nadie estaba muerto”.

—Si pudiera, ¿qué cambiaría de su familia?
—Soy lo que soy gracias a la historia de quienes me preceden. No cambiaría nada.

—¿Cuál es su héroe de ficción favorito?
—Un dibujito japonés misterioso que marcó mi pre adolescencia, un pirata del espacio. Nunca pude encontrar el nombre.

—¿Cuáles son sus héroes de la vida real?
—Mi hijo. Y mis amigas, heroínas reales de las que aprendo y me nutro cada día.

—Si después de muerta debe volver a la Tierra, ¿convertido en qué persona o cosa regresaría?
—En mi misma, pero acordándome de todo lo que hice en mi vida anterior. 

—Y si pudiera elegir un personaje de ficción, ¿cuál escogería?
—Claire Beauchamp Randall Fraser, de Outlander.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados