SALUD

El propósito es beber más agua, pero podría no ser tan beneficioso como se espera

Se anuncia como la cura a todos los problemas. Sin embargo, hay especialistas que advierten sobre los efectos negativos que puede provocar la sobrehidratación.

Las altas temperaturas hacen transpirar y vuelven imprescindible reponer el líquido perdido. Foto: Archivo
Las altas temperaturas hacen transpirar y vuelven imprescindible reponer el líquido perdido. Foto: Archivo

El agua es muy aburrida, si hablamos de bebidas. No tiene una canción publicitaria pegajosa ni una receta secreta familiar ni sabor. Sin embargo, parece que la gente siempre siente que debe beber más agua. “Todos los días, todas las semanas, viene gente a mi consultorio que dice cosas como: ‘Me preocupa no estar hidratado’”, dijo Lauren Antonucci, una nutrióloga de la ciudad de Nueva York.

Sus preocupaciones quizá se basen en creencias generalizadas. Una recomendación muy conocida sugiere beber ocho vasos de agua al día; otra advierte que, si tienes sed, ya estás deshidratado. Sin embargo, la ansiedad causada por el consumo de agua también podría provenir de una fuente más filosófica: la hidratación ahora se anuncia como una cura para casi todos los problemas de la vida.

La respuesta para todo.

 En los últimos años al agua se le han adjudicado los poderes de un elixir misterioso. ¿El secreto para el cuidado de la piel más reciente de las principales celebridades? Ah, sí, solo es agua. ¿Te sientes con poca energía? Tal vez necesitas más agua. ¿Te sientes sin inspiración ni esperanza respecto de tu carrera y tus posibilidades románticas? Quizá no has bebido suficiente agua hoy.

Las personas se hidratan como si de eso dependiera su reputación. Diligentemente llevan consigo botellas de agua a donde quiera que van. Algunos incluso dan seguimiento a su consumo de agua en un diario o con una aplicación móvil. Hay una que usa una planta como metáfora del bienestar del usuario. Según el volumen de agua que se ha ingerido, aparece floreciente o marchita.

La hidratación es la marca de una persona equilibrada y exitosa. El 1° de enero, Twitter quedó inundado de propósitos de beber más agua, incluyendo el de la cuenta principal de la red.

¿Pero una hidratación más consciente en verdad nos dará un 2020 más productivo? “No hay pruebas de que un poco de deshidratación en realidad impacte en el desempeño de alguien”, dijo Mitchell Rosner, nefrólogo de la Universidad de Virginia que estudia la sobrehidratación en los atletas, en una entrevista telefónica. Mencionó que la mayoría de las recomendaciones de hidratación provienen de estudios de atletas, que pierden fluidos rápidamente durante las sesiones de ejercicio o las competiciones y están expuestos a un riesgo mucho más alto de deshidratarse, a diferencia de las personas promedio. Para los que pasamos todo el día en un escritorio, dijo Rosner, es mejor beber solo cuando tenemos sed.

La sobrehidratación, dijo, no le está ayudando a nadie. En el mejor de los casos “la orinas”. En el peor, puede provocar que los niveles de sodio y electrolitos en tu cuerpo bajen de manera peligrosa. Este padecimiento, llamado hiponatremia, puede dar como resultado un periodo de hospitalización e incluso la muerte. Eso no ocurre a menudo, pero es bueno saberlo.

¿Cómo llegamos a este punto?

 En 2017, el agua embotellada superó a las bebidas azucaradas como la principal bebida por volumen en Estados Unidos, con un aumento del 7% en sus ventas con respecto al año anterior, de acuerdo con Beverage Marketing Corp., una firma de consultoría. Desde entonces, las ventas han seguido aumentando.

En la década de 1970, las campañas publicitarias de Evian y Perrier introdujeron el concepto del agua embotellada como una bebida de lujo. Antes de eso se vendía como remplazo para el agua de la canilla. Estas campañas ayudaron a que compitiera con otras bebidas como el jugo, el café, el refresco y la cerveza.

Para principios de la década de 2000, la gente bebía agua todo el día. Y además la llevaban consigo a todos lados. Mientras proliferaban las botellas de agua hechas de plástico de un solo uso, surgió una respuesta medioambientalmente consciente: las botellas de agua reusables. Las crecientes preocupaciones medioambientales y de salud las han convertido en un artículo que expresa una postura digno de una guía de regalos. Cualquiera de estas botellas es un regalo que dice: “Te amo y quiero que estés hidratado”.

Es 2020 y la gente se hidrata como si de eso dependiera su reputación. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)