SEXUALIDAD

Problemas sexuales en el climaterio

Llevar un estilo de vida saludable, controlar factores de riesgo para la salud y recurrir a hormonas de uso tópico ayudan a enfrentar la baja en la libido y otros síntomas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según un estudio el 56,8% de las mujeres en esta etapa sufre algún tipo de disfunción.

Aunque para algunas es tabú y para muchas no es un tema fácil de abordar, las disfunciones sexuales que comienzan a aparecer con la llegada del climaterio y la menopausia son mucho más comunes de lo que se piensa. Un estudio en 7.243 mujeres latinoamericanas de 40 a 59 años reveló que el 56,8% sufre algún tipo de disfunción sexual.

La principal es la sequedad vaginal. A esto se suma la disminución del deseo sexual que experimenta una de cada cuatro mujeres a los 50 años; la dispareunia o dolor durante las relaciones sexuales, que sufre el 45% de las mujeres mayores de 50 años, y otros síntomas, como dolor genitourinario después del coito, dificultad para lograr el orgasmo y vaginismo o espasmo involuntario de los músculos de la vagina durante la penetración.

Parte importante de los efectos sobre la vida sexual se deben a la baja de estrógenos y andrógenos, cuya disminución se acentúa a partir de los 40 años. Los menores niveles de estrógenos afectan la elasticidad del epitelio vaginal y su lubricación, se reduce la capacidad orgásmica y la excitación, además de generar cambios de humor e irritabilidad.

En el caso de los andrógenos, "a los 40 años circula el 50% de los que circulaban a los 20", señala el médico Isidoro Navarrete, presidente de la Sociedad Chilena de Climaterio (Sochiclim).

La testosterona, por ejemplo —hormona producida por el ovario y las glándulas adrenales—, tiene efectos directos sobre la irrigación y la lubricación vaginal, y sobre la energía y bienestar.

Otros síntomas son más difíciles de identificar. "Muchas mujeres asocian menopausia con bochornos, pero cuando tienen picazón, ardor o dolor vaginal, algunas tienden a automedicarse, pensando en que es una infección, cuando muchas veces son en realidad molestias asociadas a la falta de hormonas", indica la médica especialista Soledad Vallejo.

De acuerdo a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, dentro de tres décadas habrá más de mil millones de mujeres de cincuenta años o más, el triple que en 1990. Y gracias a los avances sociales y las mejoras de la salud, la mayoría de ellas tendrán un incremente significativo de su esperanza de vida

La buena noticia es que existen alternativas para enfrentar estos trastornos. Entre ellas hay desde terapias hormonales hasta cambios en el estilo de vida.

Actualmente están disponibles geles, inyecciones y parches transdérmicos de testosterona que permiten liberar esta hormona en forma sostenida al organismo.

El año pasado, la administración de fármacos de Estados Unidos (FDA) aprobó también la utilización del antidepresivo flibanserina para mejorar el deseo sexual en mujeres premenopáusicas. "Lo que más se emplea para tratar la baja del deseo sexual son geles de testosterona en bajas dosis, que se aplican sobre la piel del abdomen o antebrazos", señala Navarrete.

Estos geles deben usarse junto a estrógenos o terapia de reemplazo hormonal, y están contraindicados en mujeres con cáncer de mama o de útero y con enfermedades cardiovasculares.

Para la sequedad vaginal, en tanto, "hay hormonas de aplicación local, como estrógenos en crema, óvulo, gel o tabletas vaginales", destaca la doctora Vallejo.

La especialista agrega que "no basta considerar solo la parte vaginal. También hay que abordar el bienestar emocional y físico de la mujer. Si se siente fea o gorda, no va a tener ganas, pero si duerme bien, está de buen ánimo y tiene buena autoestima y tranquilidad, va a tener mejores condiciones para una buena sexualidad".

Por eso —señala—, es importante en esta etapa mantener un estilo de vida y alimentación saludable, no fumar y controlar los factores de riesgo para la salud cardiovascular y ósea. A su vez, recomiendan cuidar la salud cardiovascular, mantener su peso cerca de lo normal, evitar la rutina y consultar a un experto si es necesario. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)