Nombres del Domingo

Olivia Cooke talento que va por más

Con solo 24 años esta actriz británica radicada en Estados Unidos continúa su ascendente carrera. Buscar personajes desafiantes, directores con “visiones únicas” y coprotagonistas con afinidad son sus pilares.

Olivia Cooke
Olivia Cooke tiene varios proyectos entre manos. Foto: Reuters

Hay varias películas que han hecho llorar a raudales a Olivia Cooke. "Titanic. Creo que vi esa película por primera vez cuando tenía 5 años, y ahí se me rompió el corazón por primera vez. A veces lloro a moco tendido", admitió la actriz británica. "Una vez al mes, en el momento adecuado, me encanta ponerme emotiva y proyectar mis sentimientos en la pantalla".

Ahora Cooke (24) está aquí, protagonizando Life Itself, una historia dramática que se ha descrito como This Is Us con esteroides. La comparación tiene sentido, pues Dan Fogelman, el creador de la serie, también escribió y dirigió el filme.

Al igual que el exitoso programa, la película, que se estrenó la semana pasada en Estados Unidos, abarca décadas y sigue la historia de varios personajes cuyas vidas se conectan a lo largo del camino. Muchas escenas están ambientadas en España y se filmaron allá. El extenso reparto incluye a Cooke, Antonio Banderas, Annette Bening, Laia Costa, Oscar Isaac, Mandy Patinkin, Sergio Peris-Mencheta y Olivia Wilde.

Cooke, una estrella en ascenso cuyos créditos incluyen Bates Motel (2013-2017) y Ready Player One: Comienza el juego (2018), ya había trabajado con Fogelman, pues este produjo Me and Earl and the Dying Girl (2015).

Dan le habló de este papel y le contó la historia que la atrapó. "El guion era hilarante y desgarrador al mismo tiempo. Así que no tuve que pensarlo. Además, me gustan los filmes con ese efecto de Dos vidas en un instante (1998) que nos hace pensar en lo que habría sucedido si, en la vida en general, cierta situación no hubiera pasado. ¿Esas personas se conocerían? ¿Se habrían enamorado? ¿La situación habría provocado que alguien tomara ciertas decisiones en su vida?".

Ella interpreta a Dylan, una mujer que tuvo una infancia muy traumática, y tiene veintitantos años. "Logra admitir que su comportamiento explosivo tiene que ver con muchos elementos que aún no ha podido asimilar", explicó la actriz.

Hija de un agente de Policía y una representante de ventas, no hay antecedentes artísticos en su familia. "La verdad es que empecé de niña en una agrupación teatral local, el Oldham Theater Workshop porque tampoco es que hubiera nada más qué hacer en mi ciudad (Gran Manchester). El centro tenía y tiene muy buena fama porque de él han salido muchos actores y actrices que han terminado trabajando en muchos de los mejores producciones inglesas, pero yo me apunté porque en él podía hacer de todo un poco: ballet, gimnasia, baile disco y hip-hop... A los 14 años tuve mi primer agente, todo muy local, y a los 18 las cosas empezaron a ponerse serias", dijo al portal Fotograma.

Cooke rápidamente pasó de los papeles pequeños a los protagónicos. Hasta ahora Ready Player One: Comienza el juego fue el proceso de casting más duro de su carrera. "El más largo y complicado, seguro. En Los Ángeles me hicieron leer con seis chicos durante dos días, tres chicos cada día. Y también en Nueva York, con otras seis chicas", dijo a Fotogramas. Pero claro que valió la pena. Ese papel le dio masividad y pasó a ser conocida como la "nueva heroína de Spielberg".

Cooke ha trabajado sin parar —"yendo constantemente tras el siguiente proyecto", como lo dice ella— y le atraen las historias originales, personajes desafiantes, directores con visiones únicas y coprotagonistas con los que "quieras trabajar y con los que no solo puedas pasártela bien, sino que tengas momentos retadores, catárticos y creativos". Hace una pausa un segundo y después agrega: "Creo que intento encontrar todas esas cosas en un proyecto y, si tengo suerte, las veo todas reunidas en mi trabajo".

La actriz habla desde su casa de la infancia, en Reino Unido. Para ser más específicos, estaba sentada en su vieja habitación. Y rió felizmente al escuchar la pregunta sobre qué estaba viendo exactamente mientras hablaba. "Mi mamá hizo una especie de altar de recuerdos en mi habitación lleno de objetos e imágenes de mis filmes previos", respondió. "Así que estoy viendo mi propio rostro multiplicado y pegado en las paredes con goma adhesiva. Es un poco extraño. Es un poco perturbador". "Además, no es por presumir, pero me pasó algo muy surrealista", comentó. "Pasé por el hospital donde nací, y hay un póster enorme de mi cara en la serie de Vanity Fair justo enfrente del edificio. Solo pensé: Dios mío, esto es muy extraño", dijo Cooke, riendo de nuevo. "No he estado en casa en diez meses, así que todo es un poco surrealista por el momento"

Perfil bajo y pareja en duda

Por más que la mayoría de las actrices de su edad (24) son muy activas en redes sociales, Olivia Cooke ha tomado otro camino. Casi no tiene presencia y suele mantener un perfil muy bajo: solo brinda notas y aparece en eventos cuando promociona una película. Su vida privada es un misterio aunque hace pocos días Hollywood Mask publicó que sale con el actor Christopher Abbott desde 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º