NOMBRES DEL DOMINGO 

Ofelia Fernández, la legisladora más joven de América Latina

Tiene 19 años y milita desde los 12. Feminista y elocuente, es legisladora por el Frente de Todos de la ciudad de Buenos Aires. 

Ofelia Fernández, legisladora de Buenos Aires
Ofelia Fernández, legisladora de Buenos Aires.

El 29 de mayo de 2018 Ofelia Fernández tiene 18 años, el pelo negro sobre los hombros con la línea al medio y un cerquillo dividido a ambos lados de la frente, los labios rojos y un par de aros que rozan el pañuelo verde a favor del aborto legal, seguro y gratuito atado al cuello. 

El 29 de mayo de 2018 Ofelia Fernández, referente estudiantil, camina por el Congreso de Buenos Aires, se para detrás de un estrado y dice, con voz firme y adolescente, “buenas tardes, voy a empezar con algo que dijo Mariana Rodríguez Varela que se podría decir que encabeza al sector que se niega a reconocer el aborto en la Argentina, que es que una niña de once años que es violada y queda embarazada tiene ahí la oportunidad de hallar la felicidad”. Después, cinco minutos de un discurso que va por las líneas del feminismo, de la moral, de la juventud, de las consecuencias del amor romántico, de “nuestro presunto destino, que vendría a ser, ser madres”. El 29 de mayo de 2018 Ofelia Fernández es una de las 600 personas que exponen en el Congreso argentino a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que un mes después el Senado rechazará. Su discurso es elocuente, potente, premeditado, inclusivo, casi teatral.

Sus palabras en el Congreso se hicieron virales en las redes y desde ese momento Ofelia se transformó en una referente de las mujeres (sobre todo de las más jóvenes) y de las nuevas generaciones. La militancia, los argumentos, la empatía, la elocuencia y lo genuino de sus formas la llevaron a convertirse, luego, en legisladora por el Frente de Todos de la ciudad de Buenos Aires y en la parlamentaria más joven en toda la historia de América Latina.

El 3 de diciembre, con 19 años, el pelo teñido de rubio, un vestido rojo y el pañuelo verde en la mano izquierda, Ofelia Fernández asumió su banca en el parlamento: “Por el futuro de mi generación en toda América Latina, sí, juro”.

Soñar

Ofelia Fernández, candidata a legisladora de Buenos Aires
Ofelia Fernández,  legisladora de Buenos Aires. Foto: Marcelo Bonjour

Tenía 11 años la primera vez que la política la atravesó. Estaba mirando Casi Ángeles cuando, de la nada, la tira de Cris Morena se interrumpió por una cadena nacional. Un primer plano de la cara de Cristina Fernández, por entonces presidenta argentina, llenó la totalidad de la pantalla. Y le habló. O eso sintió Ofelia, que la mismísima presidenta de la Nación le estaba hablando a ella.

Un año después empezó a estudiar en el colegio Carlos Pellegrini y se unió al centro de estudiantes del que luego sería presidenta por dos períodos. Entonces la política tuvo otro sentido: el de la discusión, el de las asambleas, el de las luchas colectivas, el de la militancia, el de tener sueños compartidos por los que gritar y pelear. Ofelia entendió en ese momento que como presidenta del centro de estudiantes, la comunicación política era esencial. Estudiaba teatro desde los nueve años y supo que en parte la política es teatralizar, así que se ocupó de entender las formas del lenguaje que la ayudaran a estar segura de sus argumentos y que además fueran claras, entendibles. A eso se refieren las personas que hablan de la elocuencia: a su forma de enunciar.

La primera vez que se encontró con Juan Grabois —abogado, docente, escritor y dirigente social— para hacerle una entrevista en un programa de radio que Ofelia tenía con unos amigos, él le dijo que estaba empezando a articular una nueva fuerza política —el Frente Patria Grande— que se distanciara del kirchnerismo pero que respaldara a Cristina Fernández en una eventual candidatura para 2019. Le propuso, además, ser parte de ella. Ofelia, que defiende a Cristina ante cualquier argumento en su contra pero no se define como kirchnerista, aceptó de una. Para ella, Cristina es un mito.

“Yo divido en dos categorías a los políticos: para mí está el militante político y el profesional de la política. Está el que tiene convicciones y se conmueve por causas colectivas de otros y de otras y está quien se mueve por una ambición personal. Para mí Cristina es una militante política. En este camino yo defino en quién confiar y en quién no cuando me doy cuenta de eso”, explicó en una entrevista con Luis Novaresio.

A Ofelia la cuestionan por todos los lados posibles. Por ser joven, por hablar como habla, por exceso de feminismo, por sobrepeso, por mujer, por libre, por ir a bailar cada viernes, por ser amiga de Ángela Torres y de WOS. Hace terapia para no caer. Está segura de que es necesaria la apertura de la política a representantes jóvenes y ella está donde está, dice, para lograr las utopías de su generación. “Creo que soñar es fundamental para la construcción política. Estamos en un contexto muy difícil que demanda pensar en cómo poner a la Argentina de pie. Hay que recuperar el futuro y recuperarlo tiene que implicar discutir cuál es ese futuro. Para eso la militancia tiene que desarrollar sus imposibles y a mi generación la vengo agitando con esto, tenemos que desarrollar cuáles son nuestros imposibles y nuestros horizontes. En nuestra historia hubo varios imposibles que se hicieron posibles. Entonces si no somos capaces de pensar cuáles son esos imposibles que queremos conquistar y dejarle al mundo, no funciona". 

fuerza política 

Patria Grande: entre movimientos sociales y feminismo

“Lo que Juan Grabois me aportó en términos políticos es inmenso”, dijo Ofelia Fernández sobre el líder de Patria Grande, la fuerza política a la que pertenece.

“Tenemos un vínculo muy fuerte. Creo que uno de los muchos elementos que nos permitieron la victoria (de la fórmula de Alberto y Cristina Fernández) es la emergencia de los movimientos feministas y los movimientos sociales como actores protagónicos y relevantes en la política argentina. Y yo de alguna manera vengo desde ahí y me expreso desde los movimientos feministas y él desde los movimientos sociales, entonces creo que fue un complemento muy bueno”. Frente Patria Grande surgió a mediados de 2018 como una fuerza política para respaldar a Cristina Fernández ante una eventual candidatura en 2019 y además para apoyarla en lo que creen es una persecución judicial a la actual vicepresidenta de Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados