NOMBRES

El nuevo ícono de las pasarelas

Con 20 años la modelo transexual brasileña Valentina Sampaio conquista diseñadores, revistas de moda y también grandes grifas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valentina Sampaio es una modelo transexual brasileña

Valentina Sampaio tiene 20 años y es una de esas modelos de piernas largas y sedoso pelo castaño que han hecho famoso a Brasil. Fue por su sorprendente belleza y chispeante personalidad, ha dicho la editora de Vogue Francia, Emmanuelle Alt, que la escogió portada de una publicaciones este año y la misma revista la volvió a poner en la tapa de la edición alemana este agosto. También porque Sampaio es transgénero.

Pero la revista no fue la primera publicación de moda en poner a una modelo con esas características en su portada. Hari Nef apareció en 2014 en Frische, publicación bianual de moda y arte; Andreja Pejic en Marie-Claire España, hace más de un año, y la misma Valentina Sampaio en la versión brasileña de Elle, en octubre pasado. En el caso de Vogue la editora afirmó que los transgéneros son el tipo de "íconos que Vogue apoya y elige celebrar".

Así y todo, su iniciativa sacudió al medio de la moda en Francia tanto como al imperio Vogue. Especialmente por el título que acompañó el retrato de Sampaio: "Belleza transgénero: cómo está remeciendo al mundo". La editora escribió que ser transgénero "es un detalle que uno no debiera mencionar", añadiendo que la modelo brasileña estaba en esa portada no solo por su belleza, "sino también porque, a pesar de ella misma, representa una antigua y ardua lucha para ser reconocido por lo que se es y no como un exiliado del género".

Las opciones editoriales de Vogue Francia han empujado los límites sociales desde hace mucho tiempo. En 1970, la revista publicó imágenes cargadas de sexualidad, de Guy Bourdin y Helmut Newton. Famosa se hizo la fotografía que Newton le tomó en 1979 a la primera modelo lesbiana, Gia Carangi, vistiendo un traje de noche de Yves Saint Laurent. Carangi apareció como siendo seducida por una mujer andrógina en un smoking Saint Laurent,

En 2007, la editora de la época de la Vogue francesa, Carine Roitfeld, publicó una foto de portada de la estadounidense Carolyn Murphy en una osada pose con Andre J., un modelo de color, barbado y andrógino, que vestía un minitrench celeste.

Como sea, el hecho de que esa edición de Vogue haya salido justo en la misma semana en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revocó la política federal que protegía los derechos de estudiantes transgéneros reafirmó su posición y la de la editora Alt.

Jonathan Newhouse, el presidente de Condé Nast International, la compañía matriz de Vogue Francia, calificó la decisión como brillante. "Refuerza el poder de la marca Vogue como atrevida, innovadora y como una voz muy relevante en los mundos del periodismo y de la moda", dijo. "No tengo conocimiento de su impacto comercial, negativo o positivo, solo tengo la impresión de que le gustó a mucha gente", añadió. El subeditor Olivier Lalanne confirmó que la respuesta del público ha sido "positiva y entusiasta", sin reacción negativa alguna.

La modelo Valentina Sampaio estuvo de acuerdo. "Solo he tenido un feedback increíble", confesó. En su cuenta de Instagram @valentts, sus seguidores subieron a 75 mil y su imagen de portada en Vogue ha recibido comentarios como "Eres linda", "Se hizo historia" y #finalmente.

Ayudó que Mert Alas y Marcus Piggot, los fotógrafos de esa portada —y de la producción de moda que la acompañó— fueron cuidadosos en evitar clichés y en no fetichizar a la modelo.

Vogue publicó dos versiones de portada: en una, Sampaio brilla en un vestido de noche de lamé dorado Saint Laurent con sus ojos verdeazules horadando una luz violeta; en la segunda, en una toma de close-up, su rostro resplandece bajo luces fucsia.

Para la producción de moda, la editora Alt vistió a la modelo brasileña con prendas sexis al estilo años 70. Una estilizada bata Louis Vuitton con texturas plata sobre un body negro; una blusa Balenciaga con motivo de amapolas acompañando pantalones muy ajustados y, finalmente, un par de pantalones animal print de Dolce&Gabbana: en esta foto la brasileña mostró su torso desnudo con sus pequeños pechos pintados de dorado. "Nada de esto es gratuito", aclaró el subeditor Olivier Lalanne. "Tiene sentido como una historia completa, por lo tanto no shoquea a nadie", afirmó.

"Niña pequeña".

Sampaio, quien creció en Aquiraz, una aldea de pescadores en el norte de Brasil, ha dicho: "Siempre me sentí como una niña". Declinó revelar cuál era su verdadero nombre antes de que escogiera el de Valentina, pero contó que su padre, un pescador, y su madre profesora "siempre apoyaron y están muy orgullosos" de su opción. Sus compañeros de escuela también la aceptaron "porque siempre me vieron como una niña pequeña".

Valentina estudiaba moda cuando fue descubierta por un estilista de maquillaje hace algunos años, después de lo cual firmó contrato con una agencia de modelos en Sao Paulo.

Pero sus inicios fueron difíciles, recuerda. Algunos clientes no quisieron contratarla porque era transgénero y hasta pensó en renunciar a su nueva carrera. Sin embargo, tras el éxito de otros modelos transgéneros como Pejic, Nef y Lea T., la musa de Riccardo Tisci, la carrera de Sampaio despuntó. Y comenzó a trabajar de lleno para revistas y pasarelas.

Sampaio viajó a Londres para la sesión de fotos de Vogue pero no tenía idea de que esa producción incluía portada, hasta que llegó al estudio de fotografía. "La moda es más libre que otros territorios en el arte. Abre puertas y podemos iluminar a personas que son antagonistas sociales. Es lo que hemos hecho", dijo la editora de la publicación.  

Quiere ser "ángel" de Victoria Secret

La ascendente carrera de Valentina Sampaio también incluye también estar asociada a grifas de primera línea. En 2016, LOréal produjo un cortometraje sobre Valentina que fue lanzado en el Día Internacional de la Mujer. Se convirtió en una de las embajadoras de la marca, lo que ha sido considerado como un "hito" por varios expertos. Y fueron los fotógrafos Alas y Piggot quienes presentaron a los editores de Vogue Francia a la modelo de Brasil. "Ellos la encontraban preciosa y nosotros estuvimos de acuerdo", explicó el subeditor de la publicación, Olivier Lalanne. Es que además de contar con unas medidas, personalidad e imagen impecables para ser la portada de tan prestigiosa revista, la maniquí "encarna sin quererlo un combate secular y doloroso para dejar de ser percibida como una criatura aparte", sostuvo.

Sampaio ha dicho que aspira a ser uno de los ángeles de Victoria Secret. "Ha conseguido romper auténticas trabas en el gremio, ya que es transexual", sostuvo esta semana el diario El País de Madrid en un artículo que tituló Por qué Victoria Sampaio es la modelo trans que necesita Victorias Secret. "Al igual que la modelo india Aljani Lama (la primera transexual india en desfilar en la semana de la moda en Bombay) está llamada a revolucionar las pasarelas", agregó el periódico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)