EN CONSULTA

Una "nueva" obsesión por el cuerpo

A pesar de ir todos los días al gimnasio y ejercitar sus músculos durante varias horas, la imagen que les devuelve el espejo nunca los satisface. 

Esta alteración de la percepción de la propia imagen corporal es conocida como complejo de Adonis o vigorexia, nombre que se estableció como una contrapartida de la anorexia.

Este trastorno afecta con mayor frecuencia a hombres jóvenes, entre los 18 y los 35 años, aunque también se puede ver a edades más avanzadas e incluso en mujeres, aunque en mucho menor proporción.

Si bien puede estar emparentado con la práctica de determinados deportes que se basan en el desarrollo físico como el fisicoculturismo o el fitness, solo una pequeña proporción de quienes realizan estas actividades o concurren asiduamente al gimnasio son vigoréxicos. Teniendo en cuenta que el límite entre lo que es y no es enfermedad siempre es impreciso, se puede considerar un comportamiento como patológico cuando interfiere con el desarrollo del resto de las actividades que conforman la vida normal de la persona.

Generalmente tienen una baja autoestima y están excesivamente pendientes de la aceptación del grupo al que pertenecen, lo que los lleva a compararse con sus pares y a competir por ver quién logra desarrollar mayor musculatura.

Esta obsesión puede llevar al uso de esteroides anabólicos para lograr un mayor desarrollo, con las nefastas consecuencias que implica a corto y largo plazo. También es frecuente que tengan una dieta muy desbalanceada, basada casi exclusivamente en proteínas, lo que puede llegar a sobrecargar la función de los riñones y provocar problemas gastrointestinales. El tener un desarrollo muscular exagerado también puede llevar a problemas a nivel de los huesos y las articulaciones, que no están preparados para soportar una masa de tal magnitud.

El tratamiento de la vigorexia debe ser encarado por un equipo multidisciplinario, en donde la tarea de un especialista en salud mental es imprescindible. El médico deportólogo será el encargado de ayudar a regular y controlar la actividad física, para que se desarrolle en forma adecuada, y tratar las lesiones en caso de que ya se hayan producido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)