NOMBRES

La nueva bestseller del amor

Inspirada en su vida y la de sus amigas, la valenciana Elísabet Benavent es un éxito de ventas en todo el mundo con sus historias de mujeres para mujeres.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La autora ya vendió los derechos de la saga de Valeria para llevar la historia a la televisión

DANIELA BLUTH

Valeria es escritora de historias de amor. Valeria vive el amor de forma sublime. Valeria tiene tres amigas: Nerea, Carmen y Lola. Valeria vive en Madrid. Valeria ama a Adrián hasta que conoce a Víctor. Valeria necesita sincerarse consigo misma. Valeria llora, Valeria ríe, Valeria camina... Pero el sexo, el amor y los hombres no son objetivos fáciles. Valeria es especial. Como tú.

Así se presenta a la protagonista de En los zapatos de Valeria, la primera novela de una saga de cuatro libros que primero fue publicada por la propia autora en Amazon y en poco tiempo conquistó a miles de lectores y alcanzó los primeros puestos de la lista de libros de ficción más vendidos del mundo. ¿Pero quién esa escritora anónima devenida en bestseller? De ella, apenas el nombre se menciona en la contratapa: es Elísabet Benavent.

Aún poco conocida para el gran público, esta joven española —nació en Valencia en 1984—, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un máster en Comunicación y Arte es, como ella misma se define, una autora que "nació en las redes". Tan tímida como apasionada por la escritura, en el éter creó un alterego —@betacoqueta— con el que se animó a "hablar" más de "esas cosas" que le preocupaban a ella (y a sus amigas). Después nacieron sus personajes. Y acto seguido, los libros. "Me encontró la editorial tras autopublicarme en Amazon y se pusieron en contacto conmigo a través de Twitter, así que ha sido todo gracias a las redes sociales. Creas una familia a la que no siempre conoces pero que nunca deja de acompañarte", cuenta.

Hoy, sus compañeros de ruta se multiplicaron por miles. Cuando empezó con @betacoqueta apenas tenía doscientos seguidores en Twitter; ahora son 22 mil en la red del pajarito, más de 30 mil en Facebook y al menos 120 mil ejemplares vendidos sólo en España. Desde los medios y la crítica la pregunta que surge es: ¿qué fue primero? Y Benavent contesta que la clave ha sido la retroalimentación. "El boca a boca ha hecho mucho por los libros a través de las redes sociales, así que es un círculo. Es cierto que las redes sociales hoy en día, para un escritor novel que se lanza a la aventura, suponen una ayuda enorme porque son tu propio plan de comunicación. Tampoco es para usarlas como marketing porque creas una familia y se va un poco de ti en cada mensaje. Pero son una herramienta muy poderosa".

En 2013, impulsada por esa pasión de "juntar palabras hasta construir con ellas una historia que te enganche", Benavent decidió dar el paso a la autopublicación. En ese momento le pareció la mejor manera de darse a conocer y conseguir que la leyera gente de fuera de su círculo de amigos. "Me aterrorizaba la idea de mandar un manuscrito a una editorial porque tenía mucho miedo al rechazo; sentía, como nos pasa a todos los que escribimos, que en los libros había mucho de mí y eso siempre da reparo". Tras el éxito online y en papel, aún anima encarecidamente a todos los que quieran buscar suerte en el panorama editorial a atreverse con la autopublicación. "En formato digital no implica ningún coste y además pone a tu disposición una gran plataforma con miles de usuarios y posibles lectores. El proceso es intuitivo y sencillo. Para mí fue una gran experiencia desde el principio". Desde 2014 Benavent forma parte del catálogo del grupo editorial Penguin Random House y en 2015 Valeria, su personaje más famoso, se calzó sus zapatos, logró cruzar el Atlántico y llegó al Río de la Plata.

Chick-lit

Benavent no escribe sobre su vida en sus libros, pero hay un poco de ella en cada uno de sus personajes. Hasta ahora, los más célebres son Valeria y Silvia, la primera protagonista de cuatro novelas, la segunda de dos. "Me identifico más con la manera de ser de Silvia, tan desmedida a veces que roza lo absurdo, aunque con Valeria tengo muchas cosas también en común. Soy una mujer insegura que piensa a veces demasiado", dice. De su primera saga, también le tiene gran cariño a Carmen y Lola, no tanto por las cosas que les pasan sino por la forma en que son, que le recuerda mucho a la realidad de sus amigas. No basarse en su vida pero inspirarse en ella sin dudas no es una decisión casual.

"Verse identificado con los personajes principales de un libro te hace sentir mucho más acompañada. Pensar que esto que me preocupa no es raro, que nos pasa a todas…", explica. Además, la saga Valeria tiene un "punto aspiracional", como en los 90 ocurrió con la serie Sex and the City y su protagonista Carrie Bradshaw. "Las chicas quieren acercarse por el reflejo, por el espejo que supone. Quiénes somos, quiénes queremos ser". En 2015 Benavent sumó a su acervo dos nuevos títulos: El diario de Lola, que reúne las impresiones y pensamientos de uno de sus personajes más increíbles; Martina con vistas al mar, una novela que mezcla cocina, sexo y humor.

Aunque es de las que creen que los géneros son "una etiqueta un poco aleatoria", en estos escasos pero intensos dos años a Benavent la han encasillado dentro de un único rótulo, el de la llamada chick-lit, algo así como literatura glamorosa para chicas, y permanentemente aparece la interrogante si algún día saldrá de allí. "El ser humano tiende a ordenarlo todo, cierta catalogación es normal, pero me parece que a veces las etiquetas de los géneros alejan ciertos libros de ciertos lectores que, a lo mejor, si cayeran en sus manos sin prejuicios, disfrutarían. El chick-lit, que es la etiqueta que se utiliza para la literatura que yo escribo, determina bastante bien lo que es el género. Las protagonistas suelen ser mujeres, habla de esa mujer al final de la veintena y principios de la treintena que está buscando su realización profesional a veces con más glamour y otras veces con menos. Todo ello no implica que no pueda tener lectores masculinos y que no pasen un buen rato. Creo que es más añadirle prejuicios que otra cosa". De su última trilogía —Mi elección, 2015—, se ha dicho que son más eróticos, más cercanos el fenómeno de las Cincuenta sombras de Grey.

Más allá de los matices, sus libros sin duda van bien en el cajón de la literatura romántica, esa que según la autora es universal y no caduca. "Los subgéneros que van saliendo, como el chick-lit o el erótico, quizá sí son modas que pasan o se quedan más tiempo… lo importante es evolucionar, no quedarte en el mismo sitio repitiendo el mismo mensaje una y otra vez". Otro de sus distintivos es que no escribe un libro por historia, sino dos, tres o hasta cuatro. En una época en que las series están de moda, ella no ha "forzado la máquina" pero ha aprovechado el empujón. A veces, dice, sus personajes se lo piden. Otras, simplemente el libro era demasiado largo y se dividió en dos.

A la hora de escribir, es de garabatear mucho y tener siempre la mesa de trabajo llena de post-it y libretas, aunque también se deja llevar. Mientras los personajes "mandan sobre el argumento", ella no apuesta a provocar la reflexión de sus lectores — "me parece muy grande para mí"— y le basta con entretener: "Me parece algo muy importante porque también necesitamos a lo largo del día algo que nos sirva de oasis para desconectar".

SUS HISTORIAS.

La saga de Valeria: sexo y amistad.

Esta saga está compuesta por cuatro libros que narran las vivencias de Valeria y sus tres amigas en un momento de quiebre en sus vidas. Al comenzar, la protagonista está casada desde hace tiempo y comienza a transitar una crisis que abre el juego para tejer la trama de esta historia. Entre muchos elogios, hay quienes la acusan de ser una copia a la serie Sex and the city.

La llegada de Silvia: un mundo tóxico.

Al parecer la protagonista de Persiguiendo a Silvia y Encontrando a Silvia tiene un imán para las relaciones tóxicas. ¿La razón? Según Benavent, el tema es que Silvia aún no tiene una relación sana consigo misma y "va a merced de los demás". En estos volúmenes la autora aborda el tema de las drogas y la violencia doméstica. El primer libro, dice, es "casi una preparación" para el segundo.

Mi elección: un giro hacia el amor erótico.

"Divertida, desenfadada, abierta, sexual, arriesgada, enérgica". Así se presenta Alguien que no soy, la primera entrega de la trilogía Mi elección, que se completa con Alguien como tú y Alguien como yo. Aunque antes de su llegada a las librerías ya se la promocionaba como la serie más erótica de Elísabet Benavent, la autora la define como una historia de amor atípica, igual que lo son sus protagonistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)