NOMBRES

Neil Young, el regreso de Caballo Loco

Es uno de los músicos más respetados e influyentes e integra el Olimpo de la música moderna junto a Bob Dylan y Joan Baez. El artista es, además, un notorio activista medioambiental.

Neil Young, otro de los dioses del Olimpo rockero que sigue componiendo.
Neil Young, otro de los dioses del Olimpo rockero que sigue componiendo.

Caballo Loco era el nombre del jefe de los Sioux Oglala, una de las tribus norteamericanas que tuvo a los guerreros más osados. Y Crazy Horse es, no casualmente, el nombre de la banda que lo acompaña desde hace décadas. Es junto a un puñado de músicos de su generación -un panteón olímpico integrado por Bob Dylan, Joan Baez, Joni Mitchell, Leonard Cohen y Stephen Stills- uno de los compositores más celebrados y responsables del sonido más depurado de la música moderna.

Neil Young (73) se dispone a erizar la piel de sus seguidores con un nuevo disco. En casi seis décadas de carrera musical su influencia es sólo equiparable a la de los grandes compositores, al punto que se le considera como creador de una corriente dentro del rock como ha sido el grunge, y bandas igualmente míticas como Nirvana o Pearl Jam han sido directas deudoras de su genio creador.

Young es un músico e instrumentista complejo y completo, toca con maestría tanto el piano, como el banjo o la armónica, pero en gran parte de sus composiciones se distingue por el uso de la guitarra acústica y eléctrica en los temas más rockeros. Su emblemático instrumento es una guitarra Gibson Les Paul de 1953, modificada y rebautizada como Old Black. Su característica voz de tenor alto parece por demás apropiada para el estilo folk o country rock que más ha desarrollado en su carrera. En tal sentido su participación en el álbum Déja Vú con la banda de Crosby, Stills & Nash es legendaria y se considera un ícono de esta corriente.

Infancia complicada

Neil Percival Young nació en Toronto (Canadá) el 12 de noviembre de 1945. Su padre, Scott Young, era novelista y periodista deportivo, mantuvo una relación despareja con Edna “Rassy” Ragland que años más tarde los llevaría al divorcio. La pareja se trasladó a la pequeña localidad canadiense de Omemee, en Ontario, donde Neil pasó la mayor parte de su infancia.

A los pocos años de vida se le diagnosticó diabetes al pequeño Neil y en 1951, durante uno de los últimos brotes epidémicos, el niño contrajo poliomelitis. Mientras se recuperaba de la enfermedad, el niño comenzó a interesarse cada vez más por la música, en particular por los géneros populares que comenzaban a adueñarse de la escena en la década de 1950. El rock & roll, el rockabilly, el rhythm & blues y el country se convirtieron en los géneros predilectos de un Neil Young de 11 o 12 años que ya terminaba la escuela. Y el ídolo supremo, por supuesto, no era otro que Elvis Prestley.

Mientras entraba en la adolescencia las enormes figuras de la música estadounidense comenzaron a ejercer una influencia directa en él: Chuck Berry, Little Richard, Fats Domino, Jerry Lee Lewis, Johnny Cash, le mostraron el camino.

Pero al cumplir los 12, sus padres se divorciaron. Su hermano Bob se fue a vivir con su padre, él se fue con su madre a vivir a un barrio obrero de Fort Rouge, Winnipeg (Manitoba). Y allí, mientras cursaba la secundaria, formó su primera banda The Jades donde conoció a Ken Koblun. Con él integraría años después The Squires, la banda con la que finalmente luego de varias formaciones terminaría cosechando algunos éxitos. Por aquellas épocas conoció también a otro músico de su generación que sería crucial en su carrera, como lo fue Stephen Stills, con quien luego formaría su primera gran banda, Buffalo Springfield.

En 1965 se lanza en una gira en solitario por Canadá y poco después termina en Estados Unidos. Junto a otros músicos llega a Los Angeles, donde afianza sus vínculos con el sello Motown. Muchos años después Neil terminaría admitiendo en una entrevista que hasta 1970 estuvo ilegal en territorio estadounidense, y sólo a partir de ese año obtuvo la tarjeta de residencia.

La carrera de Young continuaría con una constante experimentación, apuestas cada vez más ambiciosas al mismo tiempo que crecía la otra faceta del artista como un hombre comprometido con las causas sociales y medioambientales.

Los años ochenta fueron realmente buenos. Fueron, artísticamente, muy fuertes para mí, porque supe que no había barreras y que experimentaba con todo lo que se me cruzaba por delante, algunas veces con éxito y otras con terribles resultados. Pero sin embargo era capaz de hacerlo, de saber que no estaba encasillado, y eso era lo que quería demostrar”, contó Young en una entrevista.

Las distinciones no le han faltado a lo largo de esta carrera: dos Grammy, una nominación al Oscar por la canción principal del film Philadelphia (Jonathan Demme, 1993) y dos doctorados Honoris Causa, entre otros.

Neil Young es un obsesivo coleccionista de guitarras, por más que su legendaria Old Black continúe dando batalla y utilice esta y pocos instrumentos más en sus grabaciones. Entre sus guitarras más preciadas está la Martin D-28 que perteneció a Hank Williams, así como un armonio de 1885 que ha utilizado en sus conciertos Unplugged.

Ahora se apresta a lanzar su álbum número 38, Colorado, que llegará a sus miles de fans en octubre próximo. En paralelo, con el lanzamiento de Colorado se estrenará un documental dirigido por C.K. Vollick donde cuenta el proceso de elaboración del disco. A la edad en la que muchos piensan en el retiro, el caballo loco sigue al galope.

Una discreta boda con Daryl Hannah selló su nueva relación.
Una discreta boda con Daryl Hannah selló su nueva relación.

Un casamiento en secreto en 2018

La vida sentimental de Neil Young estuvo marcada por cuatro relaciones de pareja. La primera fue, quizás, la más efímera ya que su casamiento con Susan Acevedo en 1970 duró apenas un año. En 1971 un flechazo al ver la película Diario de una esposa desesperada lo llevó a enamorarse de la actriz principal, Carrie Snodgress, y casarse con ella, pero a mediados de la década la relación terminó deteriorándose y se divorciaron. En 1978 Neil contrajo matrimonio con Pegi Morton, con quien tuvo dos hijos y convivió más tiempo. La pareja terminó separándose en 2014, luego de varios vaivenes familiares. El año pasado el músico se casó “en secreto” con la actriz Daryl Hannah (57), recordada sobre todo por su actuación en la legendaria Blade Runner de Ridley Scott. Joni Mitchell y Stephen Stills se contaron entre los pocos invitados a la boda celebrada en la pequeña localidad de Atascadero, California.

En la propia canción Young admite el "préstamo" de la melodía de los Stones.
En la propia canción Young admite el "préstamo" de la melodía de los Stones.

Con una ayudita de los Stones

La discografía de Neil Young es amplísima y sus temas han inspirado a cientos de músicos contemporáneos. Sin embargo Young confesó, a título expreso, haber “robado” una melodía a los Rolling Stones. Se trata de la canción Borrowed Tune (Melodía prestada), que se incluye en el álbum Tonight’s The Night (1975). Si bien la letra es suya, la melodía es la de Lady Jane, de los Stones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados