NOMBRES DEL DOMINGO

Navidad de película

Las Fiestas son también una buena oportunidad para ver cine y del bueno. Aquí una selección de varios filmes que tienen la noche de este 24 de diciembre como protagonista, para todos los gustos.

Con la Navidad como tema, o como trasfondo algunos clásicos.
Con la Navidad como tema, o como trasfondo algunos clásicos.

El cuento de Navidad puede ser un género en sí mismo. En cine se ha convertido en una categoría aparte desde la edad de Oro de Hollywood. Con la celebración como tema central, o como tema de fondo hay algunas películas que llevaron la historia navideña a su máxima expresión y hoy también pueden ser vistas nuevamente como verdaderos clásicos del género.

No hacen falta renos ni trineos voladores para ambientar una fábula navideña. De hecho, en algunas de las mejores historias la fiesta transcurría como una suerte de banda de sonido por detrás de la trama central. Esto es así en Duro de Matar (Die Hard, 1988) la primera de la saga protagonizada por Bruce Willis en la sufrida piel del detective John McClane.

Esta película de trepidante acción fue la que, en su momento, colocó a Willis en la cima como actor nato del género. Sin embargo el intérprete, hoy de 62 años, no fue la primera opción para pelear mano a mano con una banda de salvajes delincuentes, para lo cual es necesario hacer un poco de historia. El film estaba basado en una novela de Roderick Thorp, Nothing Lasts Forever, publicada en 1979, la que a su vez era la secuela de un primer caso del detective McClane originalmente editada en 1966, El detective, luego llevada al cine e interpretada por Frank Sinatra. De ahí que cuando los productores de Die Hard resolvieron echar a andar el proyecto al primero a quien ofrecieron el papel fue a Sinatra, pero este lo rechazó. El siguiente en la lista era Arnold Schwarzenegger, que en 1985 había roto la taquilla con Comando, pero al musculoso actor no le gustó el guion. La propuesta circuló entre varias estrellas más, pero todas rechazaron el papel. Así hasta que finalmente llegó a las manos de Bruce Willis, quien tras leer el guion lo aceptó de inmediato. Los estudios no le tenían demasiada fe, por entonces Willis era conocido por su papel en la serie Luz de luna y algunas fugaces apariciones en cine.

La historia del teniente McClane que llega en vísperas de Navidad en una limusina al lujoso rascacielos Nakatomi Plaza para reconciliarse con su exesposa, que se encuentra allí en una fiesta que se celebra en el piso 30 del edificio. Pero todo da un dramático giro cuando un grupo de 12 terroristas se apodera de la torre, lo que sorprende a McClane que terminaba de tomar una ducha y apenas tiene tiempo de escapar con los pantalones puestos y una musculosa. Y así logrará vencer a los terroristas, todos los ingredientes para convertirse en un éxito de taquilla: quintuplicó el costo de producción. Desde entonces Bruce Willis se convirtió en el ícono del cine de acción.

El duende (Elf, 2003) es, esta sí, una comedia de tema netamente navideño. Aquí el actor Will Ferrell interpreta a Buddy, que cuando aún era un bebé logra meterse en la bolsa de Papá Noel (Santa Claus en la tradición del Norte) y pasa toda su infancia en el Polo Norte luego de ser adoptado por Papá Duende. Cuando finalmente Buddy descubre que es humano y no elfo, vuelve a la ciudad de Nueva York donde se inicia su peripecia. La película se convirtió en un verdadero éxito de taquilla e impulsó la carrera de Ferrell, un comediante de talento que pertenece a la misma generación de Jack Black, Ben Stiller, Steve Carell, Vince Vaughn, y a los hermanos Owen y Luke Wilson.

Algo similar pasa con El Expreso Polar (2004), una película de animación dirigida por Robert Zemeckis y enteramente realizada mediante la técnica de captura de movimiento (motion capture), lo cual constituyó toda una novedad para la fecha de su estreno en el año 2004. Con Tom Hanks en uno de los papeles protagónicos —el boletero del tren expreso y varios papeles más— la historia sigue los pasos de un niño que ha comenzado a descreer del espíritu navideño. Y en las vísperas de la celebración lo que parece ser un intenso movimiento sísmico despierta al niño de su sueño. Cuando se asoma a la ventana comprueba con pavor que un tren se ha detenido ante su casa. Al pie lo espera el boletero que lo invita a subir al expreso que se dirige al Polo Norte para visitar a Santa Claus. Una serie de peripecias se suceden a lo largo del viaje, hasta que por fin llegan a la ciudad mágica donde los duendes se encargan de fabricar los regalos con los que Santa llenará su bolsa.

Utilizando las mismas técnicas Zemeckis volvió en 2009 con un cuento aún más clásico que el anterior. En esa ocasión llevó el inmortal Cuento de Navidad de Charles Dickens a una versión animada que lo tuvo a Jim Carrey como protagonista. Los Fantasmas de Scrooge (Christmas Carol, 2009) gira en torno a la figura del miserable prestamista Ebenezer Scrooge en la Londres de 1843 que, en la Nochebuena, es visitado por el fantasma de su antiguo socio Jacob Marley y vive su eternidad condenado a llevar cadenas debido a su codicia. Su antiguo socio le dice que lo visitarán tres espíritus que lo ayudarán a guiarlo.

Jim Carrey interpreta los papeles del viejo Scrooge, pero también el de los tres espíritus: el de la Navidad pasada, la Navidad presente y la Navidad futura. La fábula de Dickens tiene su final reparador y luego de las visitas de los tres espíritus Scrooge se vuelve un hombre bueno e incorpora a su vida el espíritu navideño.

Cuatro películas que hablan de esta celebración o giran en torno a ella, aunque la lista podría mucho más extensa. El milagro de la calle 34; Mi pobre angelito; Gremlins; Los cazafantasmas; Batman vuelve, films sobre o con la Navidad de fondo que podrían extender la lista. En cualquiera de estos casos una excusa para ver buen cine.

Un cuento distinto de Paul Auster.

Smoke, estrenada como Cigarros en Uruguay, es una película de 1995 dirigida por Wayne Wang con guion del escritor Paul Auster. Narra la amistad del escritor Paul Benjamin con el empleado de una tabaquería, Auggie Wren. Este último le trasmite una anécdota personal que el autor convertirá en un cuento de Navidad, donde narra una buena acción y un pequeño secreto que no lo deja bien parado.

DOS TOQUES DE HUMOR Y ACCIÓN.

Bad Santa, con humor. Billy Bob Thornton protagoniza esta comedia negra, de un humor muy picante. Sigue los pasos de un alcohólico solitario que debe trabajar en un centro comercial disfrazado de Santa Claus, en compañía de un enano.
​El regalo prometido. Arnold Schwarzenegger tiene el papel central en esta comedia de acción, en la que encarna a un padre que debe salvar innumerables obstáculos para conseguir el regalo de Navidad con el que sueña su hijo Jamie. Imperdible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)