CABEZA DE TURCO

Miserias uruguayas

Sigo con el odio en el Uruguay. Es un tema que me preocupa. Acá se odia con razón o sin ella (odiar siempre es jodido). Y se envidia de manera ruin. 

¡Andan bien tus cositas! ¡No se ven las pérdidas! Esas expresiones según quién la diga y el tono que ponga revelan un estado mental terraja, chusmeta y mezquino.
Este país está plagado de gente que a sus fracasos personales los muta en odio y rencor hacia la sociedad, y desde ese lugar creen que pueden procesar un relato de "justiciero" (¿se creerán el Llanero Solitario?) Por eso la culpa siempre la tiene el otro. Por eso se llega a extremos inauditos en los que el odio es como un virus que todo lo contamina. Algunos políticos profesionales saben explotar esta forma de ser con proverbial talento... y la gilada les compra el buchoneo.

Ejemplos. El hincha futbolero goza tanto la victoria de su cuadro (grande) como la derrota del adversario. Una obscenidad mayúscula. Una cosa es una jodita y otra cuando los trogloditas terminan calentando la pava en las redes sociales y armando violencia en las calles. Eso es odio, tensión y desprecio hacia el otro. ¡No me lo vendas de otra forma! Y sobran primates que creen que esto es la guerra de Corea. Y el "doble discurso" de muchos dirigentes que contemporizan en los medios de comunicación pero por abajo meten fuego para calentar las lonjas… ¡Vamos nene!

La envidia que se le tiene al que está en alguna posición (empresarial o social) de destaque es socia de una red de "conspiraciones" que buscan devaluar al que tiene esa cuota de "poder". Ni que hablar si es mujer, en ese caso, es aún peor el asunto. Los machos si tienen que ser "mandados" por una mujer sienten —no todos por suerte— que eso es casi un exabrupto.

Le pongo un ejemplo: usted le pide la opinión a alguien de Mujica o Lacalle Pou y verá lo que le dirán los bandos adversarios. Allí se advierte que está instalada la cultura de la bronca. Es jodido un país con semejante ira interna. Falta yoga acá che. O salir a correr al parque chicos (menos porro y más gimnasia).

Pasa lo mismo si se pide la opinión sobre Alberto Kesman, Julio Ríos, Toto Da Silveira y Alberto Sonsol. Son ejemplos que usted —en una noche de cervezas aplica— verá que siempre hay alguien que se desmadra y relaja a alguno de los comunicadores como si fuera un enemigo de guerra. ¿Me explico? ¿Es en serio todo el enojo que se dice de gente que solo se conoce un poquito por la pantalla?

La mujeres que en este país son bellas (no discrimina eso, ¿no?), que tienen recursos económicos y que tienen personalidad, para mucho imbécil son "el mal". ¿De veras las conocen? Humm… ¿Y las que llegaron a lugares destacados y se teje la teoría del casting-sábana? Bueh, esa cultura machista, envidiosa y odiadora está metida en el alma de los uruguayos. Es más, es tan jodido el uruguayito que si uno de abajo (humilde, pobre) llegó a la cima y la hizo toda (plata, sí, plata), ese es "cagador y chorro", pero si es nieto de algún señor feudal, a ese nadie le pregunta nada. Hay como un cornudismo psicológico en esta aldea.

Lo raro es que a pesar de la envidia, el odio y algunas miserias más, muchos de los que destilan veneno buscan lo mismo que tienen aquellos a los que envidian. Buena parte de la envidia es un acto de reconocimiento inconsciente a lo que el otro hizo, ganó o alcanzó. El "piojo" admira rumiando, blasfemando, no puede con la realidad, entonces habla mal porque no le da el rollo (o los que te dije) para ser como el que logró lo que quería. ¿Capisce? Gente llena de complejos, pigmeos, con asuntos internos jodidos, con entripados lúgubres son gente odiadora y envidiosa. Y acá son montones. Está lleno el Uruguay de estos especímenes malévolos. Eso habría que cambiar en la cabeza a los más chiquitos. Es jodido ese aspecto del uruguayismo. Insoportable. Y habría que ir hacia otra postura mental. No sale buena gente así , solo necios berretas y gente sórdida. Achiquemos muchachos. Achiquemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)