NOMBRES

La mejor cara de Gibraltar

Por su belleza Kaiane Aldorino López fue elegida Miss Mundo, por su inteligencia y su capacidad para la diplomacia fue escogida para ser alcaldesa de su ciudad.

Kaiane López

En Gibraltar todos recuerdan cuando Kaiane Aldorino López (31) fue elegida Miss Mundo en 2009. La belleza de la británica cautivó al público, pero detrás de sus rasgos delicados y sus ojos negros tan españoles se escondía la historia de una mujer llena de convicciones. Eso la llevó desde muy temprano a la política y, desde abril de 2017 es alcaldesa de La Roca (The Rock of Gibraltar para los ingleses) y una firme opositora al Brexit.

Es precisamente la salida del Reino Unido de la Unión Europea lo que en este momento jaquea a La Roca, que deberá seguir el camino de salida del mismo modo. Una vieja disputa entre el Reino Unido y el Reino de España ha sido el telón de fondo de este macizo rocoso unido a la península ibérica por un istmo de arena durante tres siglos.

"Este Peñón ha sido británico durante 300 años. Y añorado durante el mismo tiempo por España", dice Kaiane López, como la conocen todos en Gibraltar.

Esa sentencia resume casi toda la historia de este estratégico punto cuyo lado norte se eleva 411 metros por encima del nivel del mar.

Kaiane López se define como gibraltareña y siente respeto por el gobierno británico, aunque no oculta su cariño por los españoles, que son numerosos en el peñón. En una reciente entrevista la alcaldesa confesó su admiración por la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y su capacidad para negociar en el complejo proceso del Brexit.

"La admiro como una mujer líder que está llevando las riendas de una situación sumamente complicada. Si visitara Gibraltar, le puedo asegurar que será muy bienvenida", declaró.

Kaiane se siente totalmente compenetrada de su cargo, que en rigor es protocolar y está desprovisto de poderes políticos. "Eso me permite dedicarme de lleno a asuntos que, aunque carezcan de peso político, tienen una gran importancia en la vida de la ciudad. El contacto directo con asociaciones y vecinos es la base de mi trabajo. Es una labor gratificante", definió la alcaldesa.

Es común que en Gibraltar todo el mundo se refiera a ella como "la Reina". Pero Kaiane se sonroja y rechaza el título: "Qué va. Reina sólo hay una. Su Majestad Isabel II de Gibraltar, a la que adoramos".

Vocación de servicio.

Nació en Gibraltar en un barrio de pescadores del peñón y mucho antes de someter a juicio su belleza, Kaiane estuvo vinculada al mundo de la danza.

Tenía 14 años y ya integraba el grupo de baile Urban Dance, una experiencia que la llevó a competir tanto a nivel local como en el extranjero.

Para Kaiane el punto culminante de esta etapa de su carrera fue en 2008, cuando formó parte de la Organización Internacional de la Danza Showdance.

Por esos años llegó a integrar la Selección Nacional de Danza y participó en competencias internacionales, donde por primera vez logró llevar la representación de su país hasta las rondas finalistas.

Y luego de esto comenzó su carrera como "reina de belleza". El primer escalón fue en junio de 2009 cuando resultó elegida Miss Gibraltar. A fines de ese año, el 12 de diciembre, el certamen internacional que se celebró en Johanesburgo, Sudáfrica, la coronó Miss Mundo.

Kaiane López
Kaiane López cuando obtuvo el título de Miss Mundo en 2009. 

Cuando las noticias llegaron al peñón las calles se llenaron de jolgorio, todo el mundo salió a festejar como si se hubiese tratado de un mundial de fútbol. En la vía principal de la ciudad, Main Street, ondeaban las banderas nacionales y el cielo se llenaba de fuegos artificiales. El entonces ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, declaró públicamente que el logro de Kaiane era maravilloso tanto "para ella como para Gibraltar". Y prometió concederle un regreso a casa "digno de una reina". Promesa que cumplió y sería un momento inolvidable para Kaiane.

Lo cierto es que, más allá del glamour y los flashes de los fotógrafos, Kaiane sentía la firme vocación por el servicio. Mientras se desarrollaba toda esta carrera en las pasarelas, comenzó a trabajar en el sector de recursos humanos del Hospital de San Bernardo de la ciudad.

Comprometida con las causas sociales, continuó su labor de forma honoraria como edil. De hecho, cuando asumió su cargo de alcaldesa donó la suma de 10.000 dólares, destinada a organizaciones benéficas locales.

Kaiane está casada con Aron López, un topógrafo marino que trabaja en la zona para las autoridades británicas.

El día de su asunción escribió en sus cuentas de redes sociales una cita de la Madre Teresa de Calcuta: "Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar piedras al agua para crear surcos".

El cargo que ostenta Kaiane no es remunerado. "El puesto es honorífico y es un orgullo ostentarlo. Estoy encantada de servir a mis conciudadanos. En cuanto a lo que sostiene mi economía doméstica, mi marido trabaja de forma retribuida al igual que yo también trabajo, pero sin contraprestación", explicó en una entrevista para diario El Mundo.

Convicciones.

Kaiane cree firmemente en el estatus de La Roca, su posición es que el diferendo con España solo podrá resolverse con "mutuo respeto" por parte de los dos reinos.

De hecho, la posible salida de Gibraltar de la UE es objeto de negociaciones secretas entre el Reino Unido y España, de las que naturalmente poco se ha ventilado aunque dejan entrever algún tipo de solución acordada. Lo que no parece surgir es la interrupción de la dependencia de la corona británica, una posición estratégica de cara al Atlántico.

Cuando a Kaiane López le preguntaron si la situación de Gibraltar se parecía en algo a la de las islas Malvinas (Falkland para los británicos) fue contundente. "La historia es completamente distinta para ambos territorios. Puede ser similar en tanto que un país vecino reclama el territorio y ese vecino olvida que los habitantes del lugar llevan ahí generaciones. Parece un tablero de ajedrez, un monopoly con inmuebles. ¿Dónde queda entonces la voluntad del pueblo?", dijo.

La fuerte presencia española —se estima que casi la mitad de los 28.000 habitantes del peñón lo son— son, tal como revelan los apellidos, un componente de esa compleja demografía.

"Mi abuelo era austríaco, tengo bisabuelas españolas y un poco de italiana. Soy católica, pero tenemos iglesias, sinagogas, mezquitas y no hay tensión", describió Kaiane hablando de su propia descendencia.

"Todos nos conocemos y nos respetamos. Gibraltar fue el primer lugar de la Península Ibérica al que los judíos pudieron volver tras su expulsión. Y hemos acogido a decenas de miles de refugiados que huían de guerras civiles en España. Y no sólo de la última", refirió.

Kaiane se define como profundamente gibraltareña, pero en el mismo sentido que otros súbditos de la corona se sienten ingleses, galeses, escoceses o norirlandeses. Convicciones íntimas con las que la ex Miss Mundo se convirtió en la cara de los gibraltareños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º