NOMBRES DEL DOMINGO 

Megan Rapinoe, la mejor futbolista del mundo

Es la capitana de la selección de Estados Unidos que ganó el Mundial de Francia 2019 y además se transformó en un ícono de la lucha por la igualdad. En setiembre la FIFA le entregó el premio The Best.

Megan Rapinoe, la mejor futbolista del mundo
Megan Rapinoe, la mejor futbolista del mundo. Foto: Reuters

Son los cuartos de final del Mundial de Fútbol de 2011. Estados Unidos se enfrenta a Brasil en el Stadion Dresden. Megan Rapinoe tiene 26 años, integra la selección de fútbol femenina de Estados Unidos desde 2006 y en este partido está en el banco de suplentes durante el primer tiempo, que termina con su selección ganando por uno.

Van 67 minutos de partido cuando la jueza cobra un penal a favor de Brasil. Estados Unidos queda con diez y con el juego empatado. Megan ya está en la cancha por el lateral derecho. Termina el segundo tiempo. Alargue. A los dos minutos de juego las brasileñas hacen un gol imposible y Estados Unidos no reacciona. Con 122 minutos de partido, cuando ya no queda nada, Megan la agarra en la mitad de la cancha, corre por el lateral y desde afuera del área mete un centro cruzado excepcional, de esos que parecen imposibles, de esos que se ven cada tanto, solo cuando atrás de la pelota hay alguien que sabe perfecta y milimétricamente cómo pegarle para que llegue justo a la cabeza de Abby Wambach, que viene entrando al área chica y cabecea con todo lo que le queda y mete un gol para empatar un partido que parecía no tener retorno. En los penales gana Estados Unidos por uno.

Este es considerado uno de los mejores partidos de la historia de los mundiales de fútbol femenino, que se realiza desde 1991.

Desde entonces Megan Rapinoe se transformó en capitana y figura de la selección de Estados Unidos, la que más títulos internacionales tiene. El último fue el Mundial de Francia 2019. En setiembre la FIFA entregó los premios The Best, que celebran a lo mejor del fútbol mundial. Megan Rapinoe fue elegida como la mejor jugadora del mundo de la temporada 2018 - 2019, el mismo premio que ganó Lionel Messi.

Desiguales

Megan Rapinoe y Lionel Messi
Megan Rapinoe y Lionel Messi. Foto: Reuters

Este fue un año especial para las mujeres y el fútbol y Megan fue la protagonista. Pero esto no se trata solamente de fútbol, ni de goles, ni de premios. Se trata, en todo caso, de luchar. Y la lucha de Megan no es por el fútbol, es por un sistema que las (nos) pone siempre en un segundo plano.

La selección de fútbol de mujeres de Estados Unidos salió cuatro veces campeona del mundo. El mejor resultado que logró la de varones fue el tercer puesto en el mundial de 1930. Megan y sus compañeras tuvieron que presentar una demanda ante la Federación de Fútbol de Estados Unidos para que les paguen el mismo sueldo a ellas que a los jugadores hombres. Este año el presidente Donald Trump le entregó a Tiger Woods la Medalla Presidencial de la Libertad después de que el golfista ganara el Masters de Augusta. También se la entregó a Jerry West, ex jugador de la NBA y entrenador. Esa es la más alta condecoración civil de Estados Unidos y se entrega a quienes hayan hecho una contribución especialmente meritoria a la seguridad o intereses generales del país. Cuando la selección volvió a Estados Unidos siendo la mejor del mundo, Trump escribió un mensaje en Twitter: “¡Felicitaciones al equipo de fútbol femenino de EE. UU. por ganar la Copa del Mundo! ¡Genial y emocionante juego! ¡Estados Unidos está orgulloso de todas ustedes!”. Y eso fue todo.

El Mundial de Francia fue el más importante de la historia del fútbol femenino. En total asistieron 1.131.312 espectadores, hubo 24 equipos participantes y la semifinal entre Estados Unidos e Inglaterra alcanzó los 11,7 millones de espectadores, convirtiéndolo en la audiencia televisiva más grande en Gran Bretaña en 2019, según BBC. Además, ese fue uno de los partidos de fútbol más vistos en la historia de Estados Unidos. A pesar de esto, el fondo general de premios del mundial 2019 fue de 30 millones de dólares. En el mundial de hombre de 2018 el premio mayor fue de 400 millones de dólares. Por eso Megan, que además de ser mujer es lesbiana, se ha enfrentado a Trump, a la Casa Blanca y a todo aquello que dice que el fútbol es cosa de hombres.

La gemela 

Megan Rapinoe, capitana de la selección de fútbol de EE.UU
Megan Rapinoe, capitana de la selección de fútbol de EE.UU

Megan nació en California en 1985. El fútbol es parte de su vida desde siempre. Su padre es entrenador y hasta la secundaria Megan y su hermana gemela, Rachel, jugaron en equipos dirigidos por él. Su primer cuadro fue el Elk Grove United, parte de la Women’s Premier Soccer League, una liga de fútbol femenino entre Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Después Megan y Rachel jugaron en el Portland Pilots de la Universidad de Portland, Oregón.

En 2004 jugó por primera vez con la selección de su país. Fue en el Mundial Sub 19 y salieron terceras. En la temporada 2006 estuvo entre las máximas goleadoras de Estados Unidos y se transformó en una de las tres mejores jugadoras en la historia de la Universidad de Portland. En 2009 empezó a jugar en la Women´s Professional Soccer (la liga profesional): primero lo hizo para el Chicago Red Stars y pasó seis equipos hasta llegar al Reign FC, donde juega desde 2013. Ahora Megan va a ir a jugar a la liga de España: la quieren el Barcelona y el Real Madrid.

Lo que Megan ha hecho con la selección de su país es otra historia. Salió segunda en el mundial de 2011, ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Londres, ganó la Copa del Mundo de 2015 y la de 2019. En el último mundial, además, se llevó el Balón de Oro y la Bota de Oro y metió el primer gol en la final del mundial femenino más importante de la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)