CABEZA DE TURCO

Me cansó el verano

¿Me pasa a mí o nos pasa a todos? ¿Gente que nos caía bien ahora no bancamos y otros que ni siquiera creíamos que eran "humanos" nos resultan "buena gente"? ¿Cómo vamos cambiando tanto? ¿Evolucionamos o mutamos hacia la caricatura real de nosotros mismos con el pasaje de los años?

No lo sé, pero nos sucede. Eso nos pasa. A veces consagramos pactos sagrados con la vida sin demasiada conciencia y así mantenemos amistades milenarias (igual, las amistades si no están sazonadas con cierto sentido identitario no andan).

Veamos asuntos que separan a la gente que parecía "quererse": la política, el dinero, la moral y el amor. Hablemos de ellos.

Gente que piensa filosóficamente muy distinto no pueden comer juntos una pizza en paz. Si odiás a Mengano y creés que Zutano es el Mesías en política, estamos fritos. El tema se cuela. Y se pudre. No hay chance. Tuve amistades en la universidad que cuando me veían venir con mi batllismo ochentoso era como ver al demonio. Otros me "bloquearon" antes de que naciera Facebook y a otros los bloqueó mi mente. Todos somos culpables. El prejuicio ignorante parece ganar más espacios de lo que corresponde (eviten por favor "agrietisarse", no somos porteños. Copiemos lo bueno de los hermanos, no lo patológico.)

La gente que tiene muchos recursos económicos (ricos, se decía antes) no se da con otra que tiene menos (pobres, muy pobres). Es mentira que eso no sea así. Carlos Marx (no Groucho) acá es perfecto (mal que le pese a mis amigos liberales). El Marconi no es Santa María de los médanos de José Ignacio (curiosidad: todos viven en guetos.)

La moral, los valores con los que nos movemos en la vida, el umbral ético de cada uno no está escrito pero lo conocemos por detalles, límites, actitudes y acciones. No es sutil el tema. Para hacerlo claro: ¿Quién sería amigo de un asesino serial? ¿Y de un narcotraficante? Bue, en menor escala, con otros valores, todos de alguna forma le marcamos la cancha a otros (y los demás nos la marcan a nosotros). Hay gente que no nos gusta, nos dan asquito y otros, por el contrario, los admiramos. Los que nos causan repulsión no tienen chance que podamos construir un clima de onda con ellos. ¡Chau, chau bambino!

¿Y qué puedo decir del "amor" que no sepas lector? Los humanos amamos y odiamos a la misma vez. Podemos —en un mismo día— producir semejantes sentimientos para con la misma persona: pareja, amistad, compañero de trabajo o lo que sea. Claro, lo negamos, nos avergüenza, pero eso somos: bichos con mentes que piensan esas cosas. No te asustes de tu mente lector, es tu única zona liberada. Allí sos libre, no pagas Wi-Fi. Allí matamos, incendiamos, relajamos, odiamos, tenemos furia total y revivimos por la mañana delante del espejo, tranquilitos, mansos hacia nuestra rutina hermosa como si nada hubiese sucedido. Es que solo sucedió en nuestras mentes. Somos nuestro propio Netflix.

El resultado es que la vida nos depara sorpresas con personas que no estaban en el menú y que por alguna razón se nos cruzan por el destino. Otros los perdemos por desgaste, erosión, traición o nada en especial. Y otros aparecen como flores en primavera. Todo puede pasar. ¿Les dije alguna vez que me rompen los cataplines las reuniones de exalumnos, de exempleados de laburo y de exviajeros de tal o cual viaje? Odio los despotismos neuróticos que idealizan el pasado y nos condenan a ser ovejitas eternas bajo la mitología de la idealización burda. Y tengo amigos de la escuela con los que hablo y disfruto de sus existencias. Pero lo hago yo, no me lo impone el "deber social".

Es así muchachos, es así. La vida regala sorpresas por doquier. No odiar es la consigna. Es gratis, además.

Abrirse la cabeza ayuda y hacer algo por los demás —sin esperar retorno— siempre viene bien y no lo tiene que pedir Sturla. Solo está bueno eso y los sabemos todos.

El resto es vivirla, remarla y mirar por la ventana la llegada del otoño.

Ya me cansó el verano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)