VEA LA FOTOGALERÍA

Lo que marcó 2015

Quince episodios que no dejaron indiferente a nadie en este año que termina: FIFA, ADN, 13-N...

Disturbios tras desalojo del Codicen.
Disturbios tras desalojo del Codicen.
Astori, Sendic y los cruces por Ancap.
Astori, Sendic y los cruces por Ancap.
Las familias sirias en la Plaza Independencia.
Las familias sirias en la Plaza Independencia.
Atentados en Francia.
Atentados en Francia.
El escándalo de la FIFA barrió con Figueredo.
El escándalo de la FIFA barrió con Figueredo.
Chile fue el gran rival de este año.
Chile fue el gran rival de este año.

Para muchos, 2015 estará siempre asociado a París y de la peor manera, tal como 2001 será ligado por los siglos de los siglos a Nueva York. También puede ser el año en el cual, por la desgarradora imagen de un niño muerto, como dormido, tirado en la arena de una playa turca, muchos se dieron cuenta del drama de la inmigración forzada, de lo que significa escapar del horror y la miseria. Y por qué no, en este período que termina mucho se desayunaron, o parecieron desayunarse, que la FIFA, como multinacional rectora de lo que cada vez es más un negocio y menos un juego, puede llegar a estar corrompida hasta el tuétano.

En Uruguay, luego de un 2014 electoral y con toda la ilusión mundialista, se suponía que el año siguiente, el que se va, sería mucho más tranquilo, más ajeno a las tensiones. Qué va.

Desarrollar 15 episodios de 2015 es una tarea tan difícil como todas las que se prestan más para el disenso que para la coincidencia ("¿Y esto fue importante?", "¿Por qué no está esto otro?"). Sin embargo, ninguno de los hechos aquí destacados dejaron a alguien indiferente. Se sabe, solo en Uruguay pasó mucho más: mañana se cumple un año del asesinato de la joven Lola Chomnalez, las negociaciones por el TISA fueron abandonadas, el Ballet Nacional del Sodre cumplió 80 años, Luis Suárez se descolgó como una de las estrellas más brillantes del mundo del fútbol, las infaltables polémicas, escándalos o escandaletes de efímera duración y dispar relevancia (de la Milonga Inadecuada de Plaza Fabini a los liceales con hambre en Parque del Plata; de la inclusión de los trans en los concursos de reina del Carnaval, al rechazo de la Udelar al acuerdo entre Plan Ceibal y Google), o el femicidio como proyecto de nueva figura delictiva. En el medio, dejaron este mundo la gloria de Maracaná Alcides Gigghia, el escritor Eduardo Galeano y la periodista Ana Nahum.

Solo queda esperar a 2016, un año en el que llegarán The Rolling Stones a Uruguay, y en el que los gremios de la enseñanza, muy activos en 2015, tengan el primero de sus dos años prometidos de paz sindical.

1 - Duros golpes para el progresismo en la región.

¿Comienzan a soplar nuevos vientos para la región? El 22 de noviembre y con el 51,34% de los votos, el ingeniero Mauricio Macri vence en el balotaje de Argentina y se transforma en el nuevo presidente de ese país. Asume el 10 de diciembre, poniéndole fin a los 12 años del kirchnerismo, luego de una transición con ribetes cuasi surrealistas que derivaron en la ausencia de la mandataria saliente, Cristina Fernández, en el propio traspaso.

Entre un episodio y otro, el 6 de diciembre, las elecciones parlamentarias en Venezuela —otro país con una enorme polarización— arrojaron un rotundo triunfo de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, que obtuvo 112 de los 167 escaños en disputa de la Asamblea Nacional. Más allá de las tensiones previas y posteriores (con vencedores buscando revocar el mandato del presidente, y el propio presidente pidiendo al pueblo defender en la calle "las conquistas sociales"), lo cierto es que el chavismo sufrió su mayor golpe en 17 años. Para conformar un trío, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, enfrenta la posibilidad de un juicio político. Si bien aún resulta pronto para hablar de una tendencia, los reveses "progresistas" o "populistas", según la óptica, fueron vistos en el continente con expectativas o puestas de barbas a remojar, también según la perspectiva.

2 - Popularidad presidencial en baja.

Tabaré Vázquez terminó su primer gobierno en 2010 con un elevadísimo 80% de aprobación. Pero sin el viento de cola de años anteriores en la economía y una elevada conflictividad sindical, los primeros nueve meses de su segunda gestión iniciada el 1° de marzo fueron, así lo indicó, los más difíciles que le tocó vivir.

Como muestra, en agosto el PIT-CNT organizó dos paros generales: uno de 24 horas y otro de cuatro. Para ubicar un antecedente así en un mes hay que retrotraerse a 1995, durante el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti. Ni siquiera en el de Jorge Batlle, con crisis incluida, había pasado algo así. La declaración de esencialidad en la educación desató la furia sindical y el retiro de esa medida generó una imagen de debilidad. En diciembre, Factum anunciaba que su aprobación había bajado de 78% a 36% en nueve meses. El déficit de Ancap más las tensiones internas en su partido le están significando escasa ayuda. Demasiadas cosas como para no pasar factura.

3 - Lo que desnuda Ancap.

Muchos ya ven en Ancap un escándalo mayor al de Pluna. El trabajo de la Comisión Investigadora del Senado terminó con el anuncio del Partido Nacional de enviar los antecedentes a la Justicia, en el entendido que hubo ilícitos. El oficialismo denuncia una campaña en contra del ente, sin ocultar tensiones internas.

José Mujica y Danilo Astori, presidente y vicepresidente entre 2010 y 2015, se tiraron furibundos dardos públicos. El hoy exmandatario le reprochó al segundo no haber denunciado la mala gestión en Ancap, que estuvo presidida por el actual vice Raúl Sendic, y le enrostró el haber decidido siempre los equipos económicos. El hoy ministro de Economía respondió detallando una reunión de gabinete en 2012 en la que alertó sobre empresas públicas "fuera de control", y le recordó que la OPP, encargada de vigilarlas, era completamente mujiquista. Ambos se aseguraron, ante todo el país, que no se dejaban llevar con el poncho. Esta suerte de lucha de guapos tiene como telón de fondo un déficit de 800 millones de dólares.

4 - Uruguay donde cortan el bacalao.

Uruguay estará en 2016 y 2017 donde se corta el bacalao: en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. A diferencia de otras reparticiones de la ONU que a menudo parecen un cúmulo de buenas intenciones, este organismo de quince integrantes (con Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, China y Francia como miembros permanentes) resuelve sobre la guerra y la paz mundial. Según el canciller, Rodolfo Nin Novoa, la designación de Uruguay por 185 votos en 193, el pasado 16 de octubre, significa "un gran reconocimiento". Claro que quien ocupa un lugar en ese cuerpo como miembro no permanente —donde Uruguay ya estuvo entre 1965 y 1966— tiene que votar cuestiones dramáticas, como intervenciones bélicas u obligar a un gobierno a cumplir una resolución de ONU. Y hay quien cree que Uruguay no merece estar tan en foco. Cuando el canciller dijo que el país apoyaría la creación de una alianza que combata al Estado Islámico, varios dirigentes del oficialismo cuestionaron a estos dichos, afirmando tanto que expone al país a amenazas terroristas como que rompe la tradicional postura neutra de Uruguay ante conflictos internacionales. Y el Consejo de Seguridad, justamente, no es un lugar para ser neutro.

5 - Lo que dejaron las municipales.

Sin haber ganado, Edgardo Novick fue uno de los triunfadores de las elecciones departamentales del 10 de mayo. El candidato de la Concertación, lema formado para competirle al Frente Amplio en Montevideo, fue el segundo más votado con 210 mil adhesiones. Llegado del mundo empresarial con un discurso simple, despreocupado por la ideología, algo beligerante y con la eficiencia y la gestión como nortes declamados, solo fue superado por el intendente electo, Daniel Martínez (280 mil). Este último se tomó "revancha" de la interna frentista que lo había dejado fuera de carrera cinco años atrás.

La existencia de candidaturas múltiples del Frente Amplio en la capital fue otro reflejo de las nuevas necesidades electorales. Pese a tener el apoyo del MPP y de apelar a la popularidad de su marido, la exprimera dama Lucía Topolansky apenas superó la mitad de los votos de su rival en la interna. Los partidos tradicionales parecieron reaccionar tarde, dejando fuera de competencia en Montevideo a sus postulantes "naturales" (Ney Castillo y Jorge Gandini), en detrimento de otros (Ricardo Rachetti en el Partido Colorado y Álvaro Garcé en el Nacional) que no lograron conmover. Particular fue la debacle colorada: no solo ganó apenas una intendencia, Rivera (los blancos ganaron doce y el Frente seis), sino que en todo el país lograron 40 mil sufragios menos que Novick.

6 - Los sirios queriéndose ir.

La llegada de cinco familias sirias a Uruguay, 42 personas que escapaban del infierno en su país, fue una de las grandes noticias de 2014. Un año después, la sensación generalizada respecto a ellos es muy distinta.

En setiembre, esas familias estaban acampando en Plaza Independencia. Pedían irse. Consideraban a Uruguay caro e inseguro, tanto como para barajar la posibilidad de volver a su país, a la guerra. Eso ocurría en el mismo mes en que el cadáver de un niño sirio de tres años en una playa turca, escapando de la misma masacre, reflejaba el drama de los inmigrantes. Por eso, buena parte de la opinión pública, la misma que los había recibido con los brazos abiertos menos de un año atrás, se les volvió en contra. Hubo quien se acercó al improvisado campamento a insultarlos y tratarlos de desagradecidos. En el medio hubo cuestionamientos de todo tipo: mala selección de las familias, incorrecta instrumentación de la ayuda, agresión a funcionarios del plan de reasentamiento, diferencias culturales no contempladas (se habló de casos no confirmados de violencia doméstica). "Son libres de irse cuando quieran", llegó a decir el expresidente José Mujica, promotor de su llegada.

Actualmente, el arribo de nuevas familias sirias se ha suspendido por tiempo indeterminado.

7 - La FIFA vivió su mayor escándalo.

"La pelota no se mancha", dijo Diego Maradona en 2001. Pero lo cierto es que la FIFA ha hecho todo lo posible por mancillar el deporte. El 27 de mayo y a pedido del Departamento de Justicia de Estados Unidos, siete altos dirigentes del organismo rector del fútbol, entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, fueron detenidos en el lujoso hotel Baur au Lac de Zurich, Suiza. Se les imputaba sobornos por cuestiones de televisación, fraude y lavado de dinero. Se hablaba de pagos de coimas que se remontaban hasta 24 años atrás.

En rigor, esto no sorprendió a nadie. Pero igualmente fue el inicio del mayor escándalo de la historia de la FIFA. Los dirigentes fueron cayendo como fichas de dominó. Hasta ahora, hay 27 detenidos y se habla de 270 millones de dólares en coimas. Su presidente, el suizo Joseph Blatter (foto), fue reelecto, suspendido y finalmente inhabilitado por el Comité de Ética de la FIFA por ocho años. Lo mismo pasó con el titular de la UEFA, Michel Platini. Juan Miguel Napout, presidente de la Conmebol, fue arrestado en diciembre.

El uruguayo Figueredo, vicepresidente de la FIFA al momento de su detención, extitular de la Conmebol y de la AUF, sería extraditado al país en estos días. Terminaría así su prisión en Suiza, donde fue detenido sospechado de haber recibido coimas y por perjurio a Estados Unidos, país donde tiene residencia. Dijo estar dispuesto a colaborar con la Justicia para reducir su pena. Se le embargaron nueve propiedades por un valor de cinco millones de dólares. Vinculado a una época gris y sospechada del fútbol uruguayo, se considera que ha sido un pez pequeño en un cardumen de tiburones.

8 - El secuestro de Milvana.

Una camioneta quemada encontrada en Sayago, cuando anochecía el domingo 17 de mayo, fue el inicio de la historia policial que más tuvo en vilo al país este año. Era de la ginecóloga Milvana Salomone, quien ese día viajaba de Florida a Montevideo. Lo que siguió para esa médica, casada y madre de un varón de 12 años, fue un calvario de 29 días en un pozo de una casa de Peñarol de apenas 1,70 metros de profundidad. Afuera se sucedían investigaciones, marchas, grupos en Facebook y divulgaciones en la prensa de videos que aportaban más bien poco. Adentro, Milvana era bien tratada, más allá de no ver la luz del sol hasta que fue liberada, el 16 de junio. Le bajaban libros y comida decente; en cautiverio sufrió conjuntivitis, cumplió 48 años y se enteró de la muerte de su madre.

La familia pagó un rescate de 300 mil dólares y Milvana fue liberada en la zona de Canelón Chico. El país entero respiró. No eran pocos los que ya se imaginaban lo peor. Siete personas fueron procesadas por el caso. Lo que para muchos resultó insólito fue la versión de los secuestradores que aseguraron que ella fue elegida "al azar", y que el objetivo inicial era un empresario médico que vivía en el Parque Batlle, el mismo barrio donde la doctora fue raptada. Los dos líderes de la banda, Gustavo Lepere y Pedro Leone Echart, se habían conocido en la cárcel y eran individuos considerados peligrosos.

9 - La guerra por las calles que desató una aplicación.

Uber, la aplicación que permite contactarse con choferes particulares a través del smartphone, se largó a funcionar el 19 de noviembre antes de que las autoridades estudiaran la situación. Quizá haya sido un paso en falso para esta empresa presente en más de 60 países, que en sus primeras tres semanas en Uruguay registraba 6.000 socios, 27.000 usuarios y 35.000 solicitudes, y que promete viajes más cómodos y baratos, pagando con tarjeta. Un paso en falso, sobre todo, porque las autoridades del Ministerio de Transporte y de la Intendencia de Montevideo se molestaron y porque al momento parecían estar ganando la batalla por la opinión pública.

Aunque el presidente de la Patronal, Oscar Dourado, diga que el sistema de transporte en Montevideo es uno de los mejores del mundo, nadie que haya querido tomarse un taxi entre las tres y las cuatro de la tarde puede pensar lo mismo. Eso sin contar actitudes lindantes con lo patoteril, como registrar el nombre "Uber" y su logo en 2014, e irrumpir en una de sus clases de capacitación. Eso tapó reclamos más atendibles, como cuestiones impositivas y de seguros que tienen al taxi en franca desventaja.

Uber logró el milagro de unir a la Patronal y al gremio del taxi ante un enemigo en común: ellos. La Patronal llegó a ofrecer pagarle a la IMM extras y nocturnidad a inspectores para que multen a los choferes de Uber, y Uber dijo que pagará las multas de los primeros conductores sancionados. La guerra sigue.

10 - Joselo cae en desgracia.

El 6 de agosto, con amplia difusión en la prensa, el PIT-CNT organizaba su primer paro general en siete años. Pero ese día, la atención estaba en otro lado. Tanto, que al momento de la conferencia de prensa había una ausencia de peso: Joselo López. El hombre fuerte del sindicato del INAU, de COFE y desde hacía dos meses vicepresidente de la central sindical, había quedado registrado en un video en el que se muestra a un grupo de funcionarios propinándole una paliza a unos menores detenidos en el Hogar Ceprili en julio.

A López no se lo veía golpeando menores, pero miraba pasivamente, sin hacer ningún esfuerzo por impedir los apremios. En distintas declaraciones, tildó a la filtración del video de "armado de la señora (Beatriz) Fulco", presidenta del Sirpa con la que está enfrentado, dijo que los funcionarios de esos centros de privación de libertad "están autorizados a reprimir y reducir" a los detenidos, que "no hay un protocolo que determine los pasos" a seguir, aunque reconoció que hubo "algunos excesos".

De los 26 implicados, la Justicia procesó con prisión a 17 por torturas; los otros nueve, entre ellos López, fueron procesados sin prisión por cómplices. El PIT CNT deploró los hechos pero no se expidió sobre su dirigente. La Comisión de Ética designada para evaluar su conducta y la de los otros funcionarios involucrados no pudo llegar, pese al video, a ninguna conclusión.

11 - La jauría de la Etchepare.

Hay noticias que indignan. Hay noticias que causan estupor. Hay noticias que dan pena. Y hay noticias que provocan pena, estupor e indignación, las tres cosas juntas y en mucha magnitud. El 25 de marzo Carlos Grecco, un interno de la Colonia Etchepare de 70 años y dificultades para desplazarse, fue literalmente devorado vivo por una jauría de perros que vive en los alrededores de la Colonia Etchepare. El hombre no se recuperó de las terribles heridas y falleció al otro día. El caso puso sobre el tapete algo nada desconocido: la dejadez en la que viven buena parte de los 800 pacientes de las colonias psiquiátricas Etchepare y Santín Carlos Rossi, en el límite entre San José y Canelones. Según un fallo judicial, los internos de los pabellones 5, 24, 29 y 30 están en un "grave estado de vulnerabilidad" con sus derechos humanos fundamentales "gravemente desprotegidos". La Justicia ordenó realojar a los pacientes y erradicar a los perros, unos 150, que viven en estado semisalvaje. Muchos de ellos pertenecieron a internos o exinternos. El realojo aún no se concretó. Y la Guardia Republicana, pese a que fue al lugar unas 30 veces, no pudo erradicar a los canes. A nivel social, hubo más movilizaciones de animalistas reclamando que no se dañen a los perros que por el estado de los enfermos. El tema, de gran impacto inicial, de a poco fue olvidándose. Igual pasa con los internos de la Etchepare.

12 - La educacion tuvo un año difícil y el cambio de adn quedó para luego.

El gobierno de Tabaré Vázquez se propuso cambiar "el ADN de la educación". Su mayor impulsor era el subsecretario de Educación Fernando Filgueira, quien tenía en Juan Pedro Mir, director Nacional de Educación, a uno de sus mayores lugartenientes. Pero en octubre, en un plenario del Frente Líber Seregni, Mir reconoció que "no están dadas las condiciones políticas". El gobierno lo destituyó. Y Filgueira renunció.

Ajenos a cualquier cambio de ADN, los alumnos de Primaria y Secundaria estuvieron más de un mes sin clases por huelgas docentes reclamando mejoras salariales y 6% del PIB para la educación. El gobierno decretó la esencialidad en la educación el 24 de agosto y eso fue echar nafta al fuego. La Coordinadora de Estudiantes de Enseñanza Media ocupó el Codicen el 18 de setiembre, con el apoyo de los radicales de Plenaria Memoria y Justicia. El desalojo del edificio por parte de la Guardia Republicana (22 de setiembre), dejó detenidos, heridos, protestas, videos donde pese a lo denunciado por manifestantes no se perciben agresiones a los ocupantes en el interior del edificio y un hecho inédito: la gente en general rechazó más la participación de Irma Leites y Plenaria en los incidentes que la acción de la Republicana. Eso sí fue un cambio.

13 - El año en el que Chile fue el rival a vencer y a insultar por la hinchada

Ni el título uruguayo de Nacional, ni los dos torneos cortos del Peñarol de Pablo Bengoechea, ni el año de Luis Suárez en Barcelona, ni el retiro ganador de Álvaro Recoba en los tricolores, ni la llegada ganadora de Diego Forlán en los carboneros. El antichilenismo fue la gran marca del 2015 futbolero en Uruguay.

El 24 de junio, durante los cuartos de final de la Copa América de Chile, el local Gonzalo Jara le dijo una frase infeliz a Edinson Cavani sobre su padre (protagonista de un accidente fatal apenas horas antes), le metió el dedo entre las nalgas y simuló haber sido agredido. La "viveza" del chileno mereció la expulsión del delantero y el odio exacerbado de este país. La derrota por 1 a 0 quedó en segundo plano.

Para las Eliminatorias, el 17 de noviembre y en Montevideo, las entradas quedaron agotadas con dos semanas de anticipación, toda una muestra de la expectativa. Tras una feroz silbatina al himno visitante, el partido —que tuvo tensiones normales— terminó en victoria uruguaya 3-0 y nuevos villanos: el técnico Jorge Sampaoli (que insultó a Cavani en el entretiempo), Arturo Vidal (que se refirió a Uruguay como un equipo "inferior") y Alexis Sánchez (que tildó a los uruguayos de malos ganadores y perdedores). ¿Jara? Luego del partido le pidió disculpas a Cavani. Fin.

14 - Horror en Francia.

La violencia terrorista se cebó en Francia. Como Nueva York, Londres o Madrid, ahora también París tiene un número y una letra para simbolizar el horror: 13-N. El 13 de noviembre una serie de ataques suicidas en la ciudad y el suburbio de Saint-Denis reivindicados por el yihadista Estado Islámico dejaron 137 muertos y más de 400 heridos.

A nivel oficial, las muestras de solidaridad con Francia fueron inmediatas. Sin embargo, las redes sociales permitieron ver dos realidades distintas. Por un lado, en Facebook se multiplicaron fotos de perfil con el fondo de la bandera francesa; pero también hubo una suerte de contramovida virtual apelando a banderas de países como Nigeria o Siria, donde la violencia y el terrorismo campean a diario. La participación francesa en ataques contra objetivos militares en países como Siria o Irak alimentaron una suerte de sentimiento cuasi justificativo del 13-N.

Antes, el 7 de enero, dos hombres enmascarados y armados a guerra entraron en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, en París, y mataron a doce personas. Esta vez, la responsabilidad fue asumida por la rama yemení de Al Qaeda. También aquí hubo manifestaciones de apoyo tanto como rechazos al estilo estridentemente irreverente de la revista. ¿Empatía?

15 - Regreso sin gloria de Amodio.

El plan original de Héctor Amodio Pérez, el "traidor" a los tupamaros según la historia oficial del MLN, era venir el 7 de agosto, presentar el libro Palabra de Amodio, fruto de sus conversaciones con Jorge Marius, alborotar el avispero con su regreso al país tras 43 años e irse al otro día. En entrevista con este diario, afirmó que en realidad fue él el traicionado por sus excompañeros, muchos de los cuales llegaron al poder. Pero este hombre de 78 años que ingresó al país como Walter Salvador Correa, identidad que le brindaron los militares cuando se fue del país en 1973 y con el que se legalizó en España, no contó con que quedaría detenido por el caso de 28 mujeres presas y torturadas por las Fuerzas Conjuntas en 1972.

Amodio fue procesado con prisión como coautor responsable de esas detenciones y torturas el 14 de setiembre. Más allá de que el fallo causó polémica (en concreto, se habló de oportunismo político) no abundaron las voces en su defensa. Además del desprecio de sus excompañeros, el extupamaro se había ganado la indiferencia popular. Aprovechó este tiempo para escribir y presentar un nuevo libro: Condenado, preso político en democracia. Solo que este vez no lo hizo en el Hotel Sheraton sino en la casa de su hermana, donde cumple prisión domiciliaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados