Nombres

La magia de J.K. Rowling

Por estos días la popular autora de la saga de Harry Potter se vio inmersa en una dura polémica con el colectivo trans que intenta bloquear la publicación de su última obra infantil en Londres.

J.K. Rowling se convirtió en la escritora de literatura juvenil más leída del mundo.
J.K. Rowling se convirtió en la escritora de literatura juvenil más leída del mundo.

Haber superado la COVID-19 y poco después convertirse en proscripta por la corrección política. Pocas cosas más propias de esta época para una figura de relieve. Es una de las autoras más leídas, sus seguidores son legión y también es una de las mayores fortunas del mundo. Fortuna que hizo gracias a las ventas de sus libros y los derechos cinematográficos. Tiene la Orden del Imperio Británico, recibió el premio Príncipe de Asturias y la Legión de Honor en Francia. Si no fuera por su “inaceptable” condición de best seller también podría ser una candidata al Nobel. Pero escribe para niños y cuando lo hace para adultos incurre en el “imperdonable” género negro.

Joanne Rowling, más conocida por la firma J.K. Rowling (54) es una de las escritoras más populares del mundo. Rivaliza en fama y seguidores con otros notables como el estadounidense Stephen King, quien la considera una “escritora magnífica”. Si bien sus libros apelan a la fantasía y la magia, Rowling ha confesado que muchos de sus personajes y algunas situaciones tienen profundas conexiones con su biografía personal.

Sin embargo, todo parece indicar que la saga del célebre aprendiz de mago Harry Potter parece haber llegado a su fin. Luego de la publicación de su último título -Harry Potter y las reliquias de la muerte- en 2007 Rowling se volcó a la producción de literatura para adultos. Sin embargo, durante la pandemia la autora quiso publicar un último relato para niños con fuertes raíces en ese mundo fantástico. La inesperada participación en una polémica con el lobby de la comunidad trans, empero, frenó la publicación del relato The Ickabog en la prestigiosa editorial Hachette, la misma que iba a publicar las memorias de Woody Allen. Al cuestionar la utilización del término “personas menstruantes” -“esa gente que menstrúa solía tener un nombre”, comentó Rowling- la escritora fue acusada de “feminazi” y otros gruesos calificativos por los integrantes de colectivos transgénero.

CONTAR HISTORIAS. Joanne Rowling nació el 31 de julio de 1965 en Yate (Inglaterra) y 23 meses más tarde nació su hermana Dianne.

La familia Rowling se mudó a la localidad de Winterbourne, donde la pequeña Joanne hizo la escuela en el antiguo colegio St. Michael’s, un establecimiento que tenía más de 200 años de fundado. Hay quienes sostienen que el director del colegio inspiró luego al personaje Dumbledore en la serie del mago.

Ya de muy pequeña Joanne comenzó a crear sus propias historias fantásticas, de las que era avezada lectora.

“Todavía recuerdo cuando le conté una historia en la cual ella se caía en una conejera y era alimentada con frutillas por la familia de conejos que vivía allí [...] La primera historia que escribí en mi vida, cuando tenía cinco o seis años, fue sobre un conejo llamado Rabbit. Tenía sarampión y era visitado por sus amigos, incluyendo una abeja gigante llamada Miss Bee”, contaría luego en una de las tantas entrevistas.

Lo cierto es que de aquellos años de infancia en Gales parece haber nacido la inspiración para la mayoría de sus personajes.

“Hermione está vagamente basada en mí. Es una caricatura de mí misma cuando tenía 11 años, aunque no estoy particularmente orgullosa de ello”, dijo en otra ocasión.

Su carrera de escritora comenzó unos años más tarde. Tenía 25 años y ya había terminado sus estudios primero en Exeter y luego en París. Finalmente se asentó en Londres donde comenzó a trabajar como secretaria para Amnistía Internacional. En un viaje de Manchester a Londres el tren sufrió un desperfecto lo que ocasionó un retraso de cuatro horas. Y allí, varada en un tren, nació la idea de una escuela de magos.

“De repente, la idea de Harry apareció en mi imaginación, simplemente. No puedo decir por qué, o qué la desencadenó, pero vi la idea de Harry y de la escuela de magos muy claramente. De pronto, tuve la idea básica de un niño que no sabía quién era, que no sabía que era mago hasta que recibió una invitación para asistir a una escuela de magia. No he estado nunca tan entusiasmada con una idea”, contó Rowling.

Por supuesto, como le ocurre a la mayoría de los autores, no tenía la más mínima idea de dónde provenían esas ideas. Mientras escribía la que sería la primera novela de la serie falleció su madre. Fue un golpe muy duro. Poco después se mudó a Portugal, en la ciudad de Oporto se convirtió en maestra de inglés y conoció a su primer esposo, Jorge Arantes. Las reiteradas infidelidades y la adicción al alcohol de Arantes convirtieron la vida de pareja en un infierno. Con él tuvo a su primera hija, Jessica, y poco después terminó separándose. El proceso fue muy doloroso y la condujo a una profunda depresión que la llevó al borde del suicidio. La escritura y su hija contribuyeron a salvarla.

Rowling escribía en cafés a los que iba para sacar a pasear a su hija. Uno de esos cafés, The Elephant House, se vanagloria de ser el lugar donde nació Harry Potter.

Luego vino su segundo matrimonio con Neil Murray con quien tuvo otros dos hijos. Y también llegó el éxito en una ola que la convirtió en la escritora juvenil más exitosa de las letras universales. Rowling se convirtió en productora de cine para llevar la saga del mago. Y ahora encontró una nueva veta en el thriller literario.

Una observación suya la convirtió en blanco de furibundos ataques.
Una observación suya la convirtió en blanco de furibundos ataques.

También le ganó al coronavirus

En abril pasado J.K. Rowling comunicó que se había recuperado de la COVID-19. “¡Gracias por sus cariñosos mensajes! Realmente estoy completamente recuperada y quería compartir una técnica recomendada por los médicos, no cuesta nada y no tiene efectos secundarios desagradables, pero podría ayudarte a ti o a tus seres queridos, como hizo conmigo”, escribió en Twitter (youtube.com/watch?v=e-o2MGmVjAk)

La versión cinematográfica de Harry Potter también fue éxito de taquilla.
La versión cinematográfica de Harry Potter también fue éxito de taquilla.

La exitosa saga del aprendiz de mago

Escribió su primer manuscrito de Harry Potter y la piedra filosofal en una vieja máquina de escribir. Doce editoriales rechazaron su publicación, un año más tarde finalmente lo aceptó el pequeño sello Bloomsbury. Y ese fue el principio, en poco tiempo las aventuras del niño aprendiz de mago sedujeron a miles y miles de niños. En 1998 para la segunda entrega, Harry Potter y la cámara secreta, los libros de Rowling ya eran todo un fenómeno editorial internacional. Los libros de la serie comenzaban a venderse por millones. Los fans esperaban la publicación agolpándose ante las librerías. Rowling comenzó a recibir premios y reconocimientos de toda especie en el mundo editorial. La adaptación cinematográfica era el siguiente paso y la figura del actor infantil Daniel Radcliffe se convirtió en la encarnación del pequeño mago, en tanto que Emma Watson fue la de Hermione. De momento Rowling no parece tener planeado continuar la saga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error