Nombres

De Luis Miguel a Terminator

El mexicano Diego Boneta es el actor del momento, que ahora ve los resultados de estar en Hollywood.

Diego Boneta

El actor mexicano Diego Boneta no tiene respiro frente al vértigo de Luis Miguel, la serie, de Netflix. Aunque el capítulo final de la primera temporada, correctamente titulado No me puedes dejar así (pues así se siente uno, en ascuas, con ese cierre abierto en que terminan las cosas), ya aconteció hace unos días, él sigue contestando más o menos lo mismo: ¿Y qué viene ahora?

"Todavía no hay nada de la segunda temporada, realmente esto ha sido un trabajo que fue una locura para todos—explica Boneta—. Fue una locura, te lo digo como actor y como productor de la serie también. Terminamos de rodar en marzo y la serie empezó a salir en abril, entonces estábamos ahorita enfocados en terminar y poder entregar estos capítulos a tiempo. Imagínate, la producción de trece capítulos en pocas semanas. Entonces, ahora que ya finalmente terminó, ver qué onda, pero no quisiera dar más información porque no se me hace justo con el público de esta primera temporada", sostiene.

A los 27 años, este mexicano es la cara de uno los títulos que han sido fenómenos de Netflix durante 2018: esta biopic acerca del cantante mexicano Luis Miguel y los sinuosos caminos en los que su oscuro y cuestionable padre, Luisito Rey, manejó su carrera y vida durante los primeros años de su vida. Y, claro, también está el gran misterio que mueve la trama: qué fue de Marcela, la desaparecida madre de Luis Miguel.

Boneta suspira porque sabe que gracias a su alabada interpretación de "El Sol de México" ahora está en la cresta de la ola. Su nombre está saltando a la fama, así con mayúsculas, a nivel hispanoamericano y también global. Es el hombre del momento. "Jamás esperé esto, un papel con una responsabilidad enorme y que haya sucedido esto, y que haya tomado esta forma, pues es algo sensacional. Jamás lo vi venir", asegura.

En acción.

Jamás tampoco esperó que su interpretación del tema La chica del bikini azul, de Luis Miguel, siendo un chico concursante del programa de talentos de la TV mexicana, Código F.A.M.A., por el año 2002, iba a ser una profecía de su actual estatus de "doble" de Luis Miguel.

"Jamás imaginé algo así. Si a los 15 años me hubieran dicho vas a cantar los temas de Luis Miguel, te hubiera dicho estás loco", explica sobre un hecho crucial en la causa: es el propio Boneta quien canta y versiona el amplio cancionero de Luis Miguel para esta producción.

Pero Boneta matiza: "De entrada, yo no nací con una voz privilegiada como la de Luis Miguel. Nací con talento, pero para mí no es tanto eso como la perseverancia y las ganas. Yo no cantaba a los 12 años como canto ahora, ¿entiendes? Han sido 18 años de clases de voz y canto. Para mí es algo muy importante, porque es una lección de cómo el que persevera, alcanza. Fue darme ánimo todo el tiempo, decirme échale ganas, échale ganas. Sabes, realmente di en la serie todo. ¡Todo, todo!", sostiene.

Boneta no es un desconocido en el mundo del espectáculo mexicano. Con una carrera en títulos clave recientes, como la serie juvenil Rebelde, quiso emigrar hace una década a Hollywood. Allí, ha dicho, comenzó desde cero: haciendo audiciones, buscando el mejor papel y peldaño a peldaño fue logrando apariciones y papeles cada vez más importantes en producciones como 90210 (2011) o la serie de terror Scream Queen (2015), entre otras.

Y que se le abrieran las puertas de Netflix, por lo menos en lo que a TV se refiere, es santo y seña de los frutos que está dando su década de trabajo en California.

"Netflix es el estudio más importante actualmente y a nivel regional tener una serie es un éxito sumamente importante. He trabajado muy duro desde el primer trabajo en español que tuve. Y es increíble poder ver cómo algo que es un proyecto hispanoparlante es lo que se impone estos días", reflexiona sobre Luis Miguel, la serie y menciona que un latino como él sea actualmente parte del elenco principal de la nueva entrega de Terminator se debe a una nueva manera de considerar la valía de los contenidos sin importar las fronteras, el origen o el idioma.

"Proyectos como la película Terminator, que ahora ruedo con Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton, dejan claro que ya no hay barreras ni de inglés, español o alemán. Importa mucho la calidad del contenido. Para mí eso es un paso gigante en nuestra industria, sobre todo cuando el español es el segundo idioma más hablado del mundo", afirma. Y si de referencias se trata, nombra a Tom Cruise (ver recuadro): Él es un hombre con una dedicación, una vocación de querer ser el mejor y nunca quedarse, nunca rendirse. Podría decirse que es una especie de mentor para mí, es una persona increíble".

Los padres y el abuelo.

Y aunque puede sonar una persona muy segura de sí misma, y su voz puede diluirse en un acto de magia con la del Luis Miguel de los años 80, se cuela por la voz de Boneta la emoción real por el futuro de su propia carrera.

"Estoy muy emocionado por lo que viene, estoy muy contento de estar en esta nueva Terminator, porque es algo muy diferente a lo que he hecho, es totalmente disruptivo. Y para mí es muy importante poder trabajar con los mejores directores y hacer las cosas de más alta calidad, sean de Hollywood, sean de Latinoamérica, a mí no me importan de dónde sea, hay grandes directores latinos, hay gran cine latino. Y para mí eso es lo más crucial, poder rodearme de la mejor gente para poder seguir creciendo, aprendiendo, porque al final de cuentas yo tengo 27 años... y me queda mucho por aprender, mucho por hacer".

Hijo de una familia con padre y madre de formación en el área de la ingeniería, el arte como medio de expresión no se veía claro en el árbol genealógico de Diego Boneta, nacido como Diego Andrés González Boneta y cuyo apellido materno se convirtió en el principal por accidente ("En un proyecto gringo omitieron el González creyendo que era mi nombre del medio") y además por un homenaje a su abuelo: el único artista cercano de su familia, Otto Boneta, compositor de temas de Los Panchos y un referente en su vocación musical.

"Ando siempre con un escapulario que le perteneció a mi abuelo. Eso no me lo quito, es como mi tatuaje. Yo no tengo tatuajes, pero es la única cosa que no me quito, y de hecho la pantalla de mi teléfono es una foto de él, para siempre recordarlo y recordar cuáles son mis raíces. Yo a él nunca lo conocí, murió joven cuando mi madre tenía nueve años, pero sé que él siempre está conmigo y lo siento conmigo. Creo que es muy importante encontrar a la familia de donde vienes para así tenerlo presente, por lo menos para mí", comenta.  

Creció entre los sets y maduró entre las cámaras

Quizás uno de los aciertos de Boneta como el intérprete de Luis Miguel en la serie de Netflix es que solo un artista como él, con sus vivencias, ha sido capaz de entender los procesos por los que pasó el "Sol de México". Es decir, crecer en los sets, madurar frente a las cámaras, demostrar talento una y otra vez durante la ruta del artista. Claro, son existencias distintas. Pero esta vida de una celebridad a cargo de una celebridad que empieza a vivir, Luis Miguel, la serie resulta quizás el segundo hito crucial en la carrera de Diego Boneta, cuyo primer hito fue en 2012: cuando debutó en el cine con Tom Cruise en el musical de Hollywood Rock of Ages.

Allí, la estrella de Hollywood vio el potencial de la joven promesa mexicana y durante el rodaje de esta película de gran presupuesto se acercó al novato mexicano y le preguntó si le parecía si ambos podían aprender juntos a tocar guitarra. "Así, los dos tuvimos que aprender con el mismo maestro", recuerda Boneta.

—¿De quién has podido aprender más en este negocio? ¿De Tom Cruise? ¿Arnold Schwarzenegger?
—Yo del actor que más he aprendido, a quien más admiro es a Tom Cruise. Por su ética del trabajo, por su sencillez, es una persona sumamente talentosa y trabajadora. Y eso para mí es lo más importante. Esas historias que oyes sobre cómo es llegar a ser número uno no es magia, es por el esfuerzo.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º