NOMBRES DE DOMINGO

Lena Headey, la reina malvada

La actriz británica Lena Headey ganó popularidad interpretando a la reina Cersei Lannister en Juego de tronos, que ya llega al final. Una carrera con varios hitos en cine y televisión que la legendaria serie ha consolidado

Lena Headey, Cersei Lannister
Lena Headey como Cersei Lannister. Foto: HBO.

Siempre será la villana. Algo así como una Lady Macbeth recargada y capaz de levantar el puñal por sí misma. Se acerca el final de la épica Juego de tronos y su papel de Cersei Lannister pasará a la historia como modelo de villanía.

Con un perfil de artista comprometida con los derechos de las mujeres, Lena Headey (45) fue una de las actrices que denunció al productor Harvey Weinstein en al menos dos ocasiones. En una entrevista con el periódico británico Sunday Times Headey aseguró que “quizá no tirármelo fue lo que afectó a una década de mi carrera”.

Ya con la cabeza puesta en futuros proyectos la actriz ha dejado entrever su cansancio luego de ocho temporadas de la serie que ha batido récords de audiencia. “Juego de tronos ha sido maravilloso, pero como actriz, nunca sabes”, confiesa.

En medio de la gigantesca expectativa de los miles de fanáticos de la serie, Headey ha demostrado, tal vez, su peculiar sentido del humor al dar por tierra con los sentimientos de los fans. Cuando le preguntaron qué había hecho durante su último día de rodaje respondió: “Fue bastante tedioso. Lo único que hice fue subir y bajar varias veces una escalera”, respondió contrastando con la épica esperada de su papel.

Sus apariciones en público no se han limitado a la presentación de los últimos capítulos de la serie, hace pocos días presentó su última película Fighting with my family en el festival de cine independiente Sundance.

Raíces

Lena nació en Hamilton, islas Bermudas, donde su padre había sido destinado como oficial de la Policía británica. Pero al cumplir los ocho años regresó con su familia a Inglaterra, concretamente a la localidad de Huddersfield, en Yorkshire, donde vivió el resto de su infancia.

Como actriz pronto logró importantes papeles en el cine. Se la recuerda por sus actuaciones en algunos filmes destacados como Lo que queda del día, Posesión, El juego de Ripley, Dredd o El secreto de los hermanos Grimm. Pero la película que definitivamente la lanzó a la fama internacional fue 300, la notable adaptación de la novela gráfica de Frank Miller donde interpretaba a la mujer de Leónidas, el rey de los espartanos, protagonista de la histórica batalla de las Termópilas, que cambió el destino de Grecia.

Su protagonismo en series tuvo un lugar preponderante en una suerte de spin-off de la saga Terminator en 2008, donde a Lena Headey le tocó encarnar a Sarah Connor, la madre del líder de la resistencia en la guerra contra las máquinas del futuro. La serie The Sarah Connor Chronicles tuvo dos temporadas y fue posteriormente cancelada.

En 2011 fue incorporada de lleno al elenco de Juego de tronos, por recomendación del actor Peter Dinklage, que en la serie encarna a Tyrion Lannister, y desde entonces es la reina Cersei Lannister. Fue definitivamente en este papel que la actriz cobró su actual popularidad internacional.

La serie a punto de llegar a su última temporada en pantallas se basa en las novelas del escritor George R.R. Martin (New Jersey, 1948), un exitoso autor de ciencia ficción y fantasía que se consolidó en el género a partir de 1996 con la primera entrega de la novela Canción de hielo y fuego, luego llevada a la pantalla como Juego de tronos.

La equilibrada mezcla de thriller político e historia fantástica, donde las luchas de poder conviven con dragones y magia, cautivó a un amplio público pero además conquistó el corazón de destacados seguidores. El expresidente estadounidense Barack Obama no se perdía un solo episodio y, aún estando en la Casa Blanca, hizo valer sus privilegios presidenciales para ver en avánt premier los primeros capítulos de una temporada. Lo cierto es que muchas figuras vinculadas a los más altos estratos del poder se han convertido en manifiestos fans de la serie.

En ese contexto, la labor actoral de Lena Headey adquirió una relevancia que ni ella misma hubiera sospechado que podía alcanzar en una obra de ficción.

La piel de la villana

Los malos en la ficción merecerían un capítulo propio, dada la relevancia que alcanzan en una trama bien ejecutada. La comprensión de Headey de su papel tiene mucho que ver con la calidad dramática que insufla a su criatura.

“Ella parece muy odiosa, muy en blanco y negro. Pero no creo que lo sea”, dijo la actriz en una reciente entrevista. “Eso es lo que parece en la superficie, pero creo que hay una historia de abuso en su familia, así que tiene una historia legítima. Está llena de temor y desconfía por necesidad. Ella confía en su hermano gemelo porque han tenido una larga historia y una relación ... muy extraña e inquietante”, explicó Headey.

La actriz señala como un acierto de la serie la evolución que experimenta cada uno de los personajes. “Crees que sabes cómo es alguien y luego, cinco episodios más tarde, te das cuenta de quiénes son y entonces vuelven a cambiar”, señala.

Y allí, tal vez, reside buena parte de la magia que cautivó a los miles —o millones— de espectadores.

De hecho, según contó la propia actriz, en su casa la noche de los domingos cuando se emite la serie -antes lo hacía con su esposo- cumple el sagrado ritual que llama “Noche de Juego de tronos”, los dos en el sofá como cualquiera de los miles de fans.

La más cara de la historia

La esperada octava temporada de Juego de tronos es ya la producción más costosa en la historia de la televisión. Según reveló el portal 20 Minutos los responsables de HBO informaron que cuenta con un presupuesto de 90 millones de euros. Las reseñas publicadas luego de que se conociera el tráiler oficial de la última temporada destacaron, particularmente, la alta calidad de la fotografía. El corto tiene todos los resortes dramáticos que moverán la serie en esta última entrega. Los directivos de HBO revelaron, asimismo, que la misma se compondrá de seis episodios de una duración estimada en 60 minutos, cada uno tratado “como una película” por sí mismo. Los responsables de la serie esperan superar el récord de la anterior entrega, que supo reunir a más de 30 millones de espectadores en todo el mundo. Además de su elenco habitual esta temporada contará con nuevas incorporaciones, al menos cuatro actores de primera línea.

Una colección de tatuajes

Lena Headey
Lena y sus tatuajes.

Durante el rodaje de El libro de la selva, la película que la lanzó a la fama en 1994, Lena conoció al que se convertiría en su pareja durante nueve años: el actor inglés Jason Flemyng. Su primer tatuaje fue su nombre en tailandés para borrarlo tras su separación. Luce varios tatuajes, entre ellos un diseño de varios pájaros y flores de loto en la espalda, el nombre de su hijo Wylie en el antebrazo derecho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)