En Consulta | dr. palo pera pirotto

La laptop puede dañar la piel

Son indudables los beneficios que ha traído la tecnología al cuerpo médico en cuanto a la precisión en el diagnóstico y el tratamiento de distintas enfermedades en casi todas las especialidades.

Por otra parte, también ha sido beneficioso para los pacientes en relación a mejorar el conocimiento y ayudar al control de su patología, brindando Internet la posibilidad de una gran accesibilidad a la información, además de facilitar el acceso a la comunicación directa con los profesionales tratantes.

Pero, también, el uso prolongado de los dispositivos electrónicos puede tener efectos que produzcan daños en nuestra salud.

Por ejemplo, desde alteraciones a nivel ocular por permanecer muchas horas frente a una pantalla, hasta problemas osteoarticulares derivados de las malas y reiteradas posturas.

En este sentido, a nivel de la piel hay una vieja patología que en nuestros días se ha empezado a observar con bastante frecuencia.

Se trata del llamado eritema ab igne, que es producido por la exposición crónica a una fuente de calor intenso, que se encuentra muy próxima a la superficie cutánea.

Clínicamente se manifiesta como una zona rojiza, que generalmente se presenta en forma de una red, de tamaño variable, que progresivamente se va tornando de un color castaño con el paso de los días.

Años atrás, se veían estas lesiones en las piernas de personas que se sentaban muy cerca del fuego o de estufas, o en sectores corporales de aquellos que utilizaban mantas térmicas o bolsas de agua caliente.

Hoy en día, se están viendo casos de eritema ab igne a nivel de los muslos en individuos que pasan muchas horas con su laptop sobre la falda.

Esto es debido a que las computadoras portátiles suelen generar una gran temperatura a nivel de su superficie de apoyo, y es por eso que incluso los fabricantes recomiendan colocarlas sobre dispositivos especiales que ayudan a refrigerarlas, o que al menos sirvan para evitar el contacto directo con el cuerpo.

Por otra parte, es importante que los hombres tengan en cuenta que niveles elevados de temperatura mantenidos en el tiempo a nivel de los testículos puede tener una repercusión negativa en la generación de espermatozoides.

En cuanto al tratamiento de esta patología a nivel cutáneo, si se retira la fuente de calor una vez detectada las lesiones, estas suelen resolverse sin dejar rastros.

Pero, por el contrario, si el daño térmico se ha producido durante un tiempo prolongado, las lesiones pueden oscurecerse en forma definitiva e incluso llevar a la atrofia de la piel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)