Nombres del Domingo

Juliette Lewis se reinventa de nuevo

Ícono pop de los 90, a los 18 años era una estrella en Hollywood pero antes de cumplir los 30 desapareció. Este año una serie la trajo de vuelta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con "Secretos y Mentiras" volvió al éxito en la pantalla.

"Mi padre siempre decía que lo importante era vivir y no andar tan temerosa por las consecuencias. Y eso es lo que haré". Juliette Lewis, la actriz de 41 años que se convirtió en la actriz-ícono-pop de los 90, que fue algo así como la versión oscura de Winona Ryder, que protagonizó taquilleras y perturbadoras películas de asesinos y que luego desapareció de la primera plana, recuperó gloria y majestad con la serie Secretos y mentiras, de AXN, de la que ya se anunció su segunda temporada. Y ahora suena convencida.

Su padre, Geoffrey Lewis, recordado actor de varias cintas de Clint Eastwood, murió el 7 de abril. Fue un golpe duro para ella porque era su adoración ("Mi padre. Mi amor. Mi fuerza. Mi amigo. Mis abrazos. Mi risa. Mi corazón. Por siempre seré la hija de mi padre y él nunca se habrá ido", escribió en su cuenta de Twitter). Ahora, dice, su padre será su motor para debutar el próximo año como directora de cine. "Él es la principal razón por la que decidí estar tras las cámaras. Siempre me ha dado mucho miedo porque es un trabajo muy técnico, pero tengo una historia que ha estado viviendo en mi cabeza hace más de cinco años y desde que mi papá murió la tengo más presente. La historia resumirá todo lo que soy yo; es decir, va a ser graciosa y demoledora".

Y lo de graciosa parece ser cierto. A pesar de la pérdida de su padre, Juliette Lewis se nota de muy buen humor y se ríe todo el tiempo. A veces sube la voz para demostrar la emoción que le producen ciertas cosas. También para dejar en claro otras. "Me gusta reírme, hacer bromas. Nunca he podido ocultar mis emociones. Soy una persona muy libre".

Hoy Juliette Lewis está de vuelta en la industria, pero en el camino hubo varios desvíos. En algún momento pensó que nunca volvería. Su historia sigue los patrones de las estrellas juveniles: comenzó en TV a los 14 años en la serie Los años maravillosos. A los 17 fue novia de Brad Pitt y actuaron juntos en la película Demasiado joven para morir, donde interpretaba a una conflictuada muchacha que había sido violada por su padrastro. A los 19 años se convirtió en estrella de Hollywood. Martin Scorsese la escogió para interpretar a la sensual Danielle en su remake de Cabo de miedo (1991), y su actuación como una chica frágil que se enamora de un asesino y lo ayuda en su venganza le valió una nominación al Oscar —la única de su carrera hasta el momento — y a los Globos de Oro por Mejor actriz de reparto.

Luego Woody Allen la fichó para actuar bajo sus órdenes en Maridos y mujeres y más tarde volvería a unirse con Brad Pitt en la taquillera Kalifornia, donde también había asesinos involucrados en la trama. Estuvo junto a Johnny Depp en A quién ama Gilbert Grape y junto a Steve Martin en Un día de locos, de Nora Ephron. Pero fue con el perturbado personaje de Asesinos por naturaleza (1994), la película de Oliver Stone en la que actuaba junto a Woody Harrelson, que terminó de formarse su fama de chica rebelde y dura.

Juliette Lewis estaba en la cima de la fama cuando vino la caída: adicción a las drogas, ataques de pánico, ingreso a rehabilitación y su decisión de dejar la carrera de actriz para dedicarse a la música, como vocalista de su banda Juliette and the Licks con la que tocó de 2003 a 2009. Durante años desapareció de la pantalla grande y no volvió a tener un papel destacado hasta que en 2013 fue parte de Agosto, un drama familiar basado en la obra ganadora del premio Pulitzer del mismo nombre, que tenía en el elenco a Julia Roberts y Meryl Streep.

"Fue muy especial trabajar con una mujer que sabe cómo llevar una carrera como actriz por tantos años y aún así ser increíble. Además de tener la posibilidad de conectarse profundamente con su familia y con el equipo con el que trabaja, al que trata siempre con respeto, es graciosa, es bondadosa. La verdad, es hasta chocante lo increíble que es Meryl Streep. Fue una lección de clase y dignidad, especialmente en este negocio en que los actores suelen ser muy locos y divos."

El regreso.

La serie Secretos y mentiras fue su gran regreso a las ligas mayores. Y, a pesar de todos los personajes más o menos complicados que ha interpretado en sus 20 años de carrera, dice que el de la detective Andrea Cornell ha sido el más difícil.

"Te puedo decir que el gran reto de este personaje es todo. Interpretar a una detective de homicidios es difícil, porque no está en mi naturaleza ser una persona solitaria o hacer que las personas se sientan intimidadas. Es todo lo opuesto a mí y es el personaje más difícil que me ha tocado. Para casi todos los personajes que he hecho, siempre he usado partes de mí misma que me ayudan a comprender el personaje, y además hago muchas investigaciones. Por lo menos para este personaje, lo que intenté buscar dentro de mí para entender a esta detective fue cuando yo fui una mujer de negocios, cuando era la líder de la banda Juliette and the Licks. Puedes pensar que no hay ninguna relación, pero sí la hay, porque tienes que tener el control de algunas situaciones, tienes que aprender a ser muy pragmática, saber mantener la cabeza fría".

—¿Siente que este rol significó su reinvención como actriz?

—No lo veo en esos términos, aunque estoy segura de que algunos sí ven este papel como una reinvención para mi carrera, porque es un poco distinto de lo que he hecho. Pero la manera en que yo siempre he pensado, es que me gusta ser desafiada a hacer algo nuevo y emocionante. Y esto fue un desafío. *EL MERCURIO/GDA

También volvió a la música.

Luego de seis años separados, Juliette Lewis concretó también este 2015 el regreso de su banda Juliette and the Licks con un show de reencuentro en El Rey Theatre de Los Angeles. Después de esa instancia no se han anunciado hasta ahora nuevas presentaciones, aunque Juliette tienen planes con la música "Para el próximo año voy a tener un nuevo disco. La banda y los locos que la componen era algo que extrañaba demasiado. Vamos a ver cómo me va con toda la locura".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados