NOMBRES DEL DOMINGO

José Padilha, el cineasta político

El director brasileño José Padilha ha mostrado su valía en películas de gran tensión como Tropa de élite y la reciente serie El mecanismo.

José Padilha, un cineasta que documentó la realidad de su país.
José Padilha, un cineasta que documentó la realidad de su país.

Su carrera como cineasta ha girado en torno a la violencia. Es carioca y nació respirando el aire de una ciudad tan bella como perversa. Su mirada implacable se ha posado sobre estas realidades con al menos un par de películas memorables como lo fueron las dos Tropa de élite. Su realización más reciente enfureció al expresidente Lula Da Silva, unos días antes de ir a prisión. Lo amenazaron con mandarlo a juicio a él y a la plataforma Netflix donde se emite El mecanismo. Desde Los Angeles (Estados Unidos), donde reside desde hace tiempo, respondió con una sonrisa: "Creo que Lula y Dilma nos están ayudando mucho a promocionar la serie".

José Padilha (Río de Janeiro, 1967) nunca rehúye a la polémica. Y elige sus temas entre las realidades más incómodas, como prueba su última película Rescate en Entebbe, que gira en torno a la operación de rescate montada por las fuerzas israelíes en 1976 en un avión secuestrado por terroristas palestinos y militantes de la extrema izquierda. Padilha se mete así de lleno en un conflicto que aún hoy es una herida abierta en Medio Oriente.

Aunque no dice una palabra al respecto, todas sus energías parecen puestas en la segunda temporada de la serie que viene cosechando un éxito arrollador. Basada en el libro del periodista e investigador brasileño Vladimir Netto (Lava Jato - O Juíz Sergio Moro e os Bastidores da Operação que Abalou o Brasil), toma como base el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil y, probablemente, de América Latina, para recrearlo libremente bajo una trama de ficción. Punto de vista, tema, elección de personajes y entramado ensamblan a la perfección la visión que Padilha tiene sobre el tipo de producto que le interesa trabajar.

"Me ahorré un montón de investigación previa porque sabía lo que quería contar: la operación Lava Jato, en la que estaba implicada toda la clase política. Yo tenía los derechos para adaptar un libro revelador de un periodista brasileño sobre ese caso y se lo enseñé a Netflix", comentó Padilha al referirse al proceso de creación de la serie.

Punto de vista.

José Bastos Padilha Neto se labró primero una carrera como documentalista, lo cual lo llevó a meter su cámara en los aspectos más sórdidos de la compleja realidad de su país. Sobre fines de la década de 1990 Padilha escribió, produjo y codirigió un par de documentales notables en esta línea como lo fueron Os carvoeiros y luego Os pantaneiros.

Su primer largometraje no se apartó del todo de la veta documental, aunque entraba de lleno en la ficción, terreno en el que terminaría moviéndose con maestría. La película Ônibus 174 se estrenó en 2002 y reconstruía el violento secuestro de un bus de pasajeros en Río de Janeiro que terminó en una tragedia.

En 2005 inició la preparación de Fome, otro documental y en este caso sobre la trayectoria de una familia minera que mostraba cómo debían sobrevivir al hambre en una lucha diaria contra la miseria.

Allí parecía estar ya toda la temática que ocupará a Padilha a lo largo de su carrera. De algún modo todo ello termina por confluir en 2007 en la dramática Tropa de élite, donde muestra a un grupo de oficiales de la controvertida policía militar de Río y su lucha contra los narcos en el interior de las favelas.

"La Policía es el mejor lugar desde donde mirar a la sociedad si quieres entenderla rápidamente. Si tú no sabes nada sobre Estados Unidos, mirás a la Policía y encontrarás que su mayor problema es arrestar más negros y latinos que blancos, entonces yo sería capaz de entender que el país tiene un problema racial. Si tú mirás a la Policía en Brasil dirías que son corruptos y, por lo tanto, Brasil tiene un problema de corrupción. Por eso me gusta explorar a la policía en mis películas", explicó Padilha en una entrevista.

Éxito arrasador.

Más allá del éxito cosechado en salas, Tropa de élite fue vista por alrededor de 11 millones de personas en copias piratas de DVD. La película obtuvo, además, el Oso de Oro en el festival de Berlín en 2008.

En los dos años siguientes rodó un par de documentales más que también obtuvieron reconocimientos. Y volvió a cosechar éxitos con Tropa de élite 2, una secuela de las andanzas de los hombres del Bope en las favelas de Río.

En 2014 dio el salto hacia una superproducción hollywoodense con la remake de Robocop, donde se reencuentra con sus temas predilectos pero en clave de ciencia ficción. El año siguiente le tocó dirigir un par de episodios de la serie Narcos, que le permitió que Netflix se fijara en su calidad como director y lo invitara a crear su propia serie, algo que hizo con El Mecanismo.

Padilha parece a sus anchas rodando de vuelta en Río, Brasilia, San Pablo y Curitiba, escenarios en los que transcurre la serie que ficcionaliza la operación Lava Jato.

Brasil: un país en la encrucijada

La serie El Mecanismo cosechó éxitos en Netflix.
La serie El Mecanismo cosechó éxitos en Netflix.

"Brasil está en una encrucijada y todo está en juego. Es una situación muy loca, pero mi papel como cineasta político es abordar estas cuestiones", comentó José Padilha en una entrevista concedida poco antes del estreno de El Mecanismo en la plataforma Netflix. A su juicio el peor problema que enfrenta su país es la corrupción existente en todos los niveles.

Tropa de Elite explora la violencia policial en las favelas.
Tropa de Elite explora la violencia policial en las favelas.

JOSÉ PADILHA EN LA PANTALLA GRANDE.

Tropa de élite. La historia sigue los pasos de Nascimento, capitán de una unidad de la Brigada de Operaciones Especiales de la Policía Militar de Río de Janeiro, con la orden de apaciguar un morro antes de la visita del Papa.
​Tropa de élite 2. La secuela vuelve a la misma unidad 13 años después, el personaje ha ascendido al grado de teniente coronel y su unidad debe chocar con los grupos paramilitares que operan en las favelas ganadas por el narcotráfico.
​Robocop. Remake del policía cyborg en una sociedad futurista estragada por el delito. Una versión muy criticada de la película que en 1987 dirigió con gran éxito Paul Verhooven, uno de los críticos más duros del filme.
​Entebbe. La película recrea la acción de un comando israelí que procura rescatar un avión de Air France secuestrado por terroristas palestinos en 1976 en Entebbe, el aeropuerto cercano a la capital de Uganda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados