NOMBRES

Un impasse con nombre propio

A los 50 años Janet Jackson fue madre de su primer hijo y pospuso la gira mundial de Unbreakeable, su último trabajo, que retomará este año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A los 18 años se fue de su casa para escapar de las presiones de su padre, que controló parte de su carrera.

Era abril de 2016 cuando Janet Jackson, de 50 años, tuvo que cancelar algunos conciertos de su gira mundial con Unbreakable, su último disco, por orden médica. La cantante se encargó de anunciarlo a través de su cuenta de Twitter, donde tiene más de tres millones de seguidores. Allí, además de agradecer a sus familiares y equipo de trabajo por apoyarla en todo momento, le habló a sus fanáticos: "En esta segunda etapa, la gira ha sufrido unos cambios. Quería ser yo quien les contara que mi esposo y yo estamos planeando formar una familia. Motivo por el que he tenido que retrasar la gira. Espero que puedan entender que es importante que haga esto ahora. Por órdenes médicas tengo que descansar. Pero yo no me he olvidado de ustedes".

Un mes después, la hermana menor de Michael Jackson confirmó que, después de varios tratamientos, estaba embarazada. Fue así que el martes 3 de enero, ella y su esposo —el multimillonario catarí Wissam Al Mana, con quien tiene una relación desde 2012— tuvieron a su primer hijo, Eissa Al Mana. "Janet tuvo un parto saludable y sin estrés y descansa cómodamente", comunicaba su representante a través de la revista People.

Tras mantenerse alejada de la vida pública por casi siete años, la menor de los Jackson volvió a escena con fuerza, casi como si supiera que con el éxito de su música vendría también uno de los momentos más especiales de su vida. De esta forma, Unbreakable se colocó en la primera posición de los discos más vendidos de Estados Unidos durante 2015.

Cantante, actriz y bailarina, Jackson nació en 1966, en una familia de nueve hermanos, en Gary, Indiana. Como no podía ser de otra forma, su vida tuvo una cierta épica que marcó su carrera. Así, a los cinco años se subió por primera vez a un escenario y el éxito del grupo pop formado por cinco de sus hermanos en 1968, The Jackson Five, fue una influencia especial en su vida artística.

En 1969, su madre, Katherine Jackson, se mudó con sus cuatro hijos menores a Los Ángeles, donde su padre se había instalado con los cinco mayores, es decir con The Jackson Five, para augurar el futuro de la banda.

Pero su primera aparición "estelar" en las tablas fue en 1974, cuando actuó y cantó junto a su hermano Randy, en el espectáculo Jackson familys Las Vegas. Dos años más tarde apareció en The Jacksons, un programa de televisión en la cadena CBS. Su actuación llamó la atención de un productor, que le propuso interpretar a Penny, un papel en la serie Good Times, en la que estuvo entre 1977 a 1979. Ese mismo año continuó su trabajo en televisión en A New Kind of Family. A este papel le siguieron pequeñas participaciones en la serie Different Strokes y en la tira teen Fame.

Estudió en una escuela pública de California, donde se graduó en 1984. Y, aunque la menor de los Jackson tuviera un futuro artístico marcado por su familia, una vez dijo en una entrevista que cuando era niña quería dedicarse a los caballos y evitar su destino: "Nunca nadie me preguntó si quería entrar al mundo del espectáculo... Era algo que se esperaba".

A los 18 años se fue de su casa con el cantante James LeBarge — con quien estuvo casada por siete meses— para escapar de las presiones de su padre, que aspiraba llevar al estrellato a la mayoría de sus hijos. Así, Jane Cornwell dice, en la biografía que escribió sobre la artista, que a los ocho años, su padre le pidió que no lo llamara más papá, sino simplemente Joseph, porque a partir de entonces sería su representante.

Aunque su vida estaría abocada a la música, sus primeros pasos en el mundo del espectáculo fueron como actriz. Recién en 1982 grabó su primer disco, Janet Jackson, producido por su padre, que incluía temas como Young Love y Give Your Love to Me y contó con el apoyo de su hermano Michael. Sin embargo, la primera incursión en la música de Jackson no fue bien recibida por el público. Lo mismo ocurrió con su segundo álbum, Dream Street, del que participaron sus hermanos.

A pesar de los tropezones profesionales, Jackson no se daba por vencida. Así, decidió separar sus negocios de su familia y viajó hasta Minneapolis en busca de Jimmy Jam y Terry Lewis, dos excolaboradores de Prince y fundadores del grupo The Time.

Sobre la independencia de su trabajo con respecto a su padre, la artista había dicho en una entrevista con The Boston Globe: "Solo quería irme de la casa, salir de la influencia de mi padre, lo que fue una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer: decirle que no quería trabajar con él nunca más".

De la unión Jackson- Jam- Lewis surgió, en 1986, el que sería el primer gran éxito de su carrera como cantante: Control, un trabajo que colocó más de 14 millones de copias y se volvió en el más vendido del año. El disco fue nominado a tres premios Grammy y a nueve American Music Awards, de los cuales ganó tres.

Fue así como se convirtió en una estrella de la música mundial. Y, consciente de lo que eso significaba, estuvo dos años produciendo y grabando Janet Jacksons Rhythm Nation 1814, disco que también contó con el asesoramiento de Jam y Lewis, quienes escribieron parte de las canciones. El enfoque social de su nuevo proyecto fue bien recibido y nuevamente constituyó un éxito de ventas.

En 1991, la cantante fue parte de uno de los contratos más costosos en la historia de la música solista: firmó un acuerdo con la discográfica Vigin, por el que cobraba entre 80 y 100 millones de dólares por grabar cuatro discos, de los cuales salieron grandes éxitos.

Entre ellos estaba su quinto álbum, Janet, que editó en 1993 y vendió más de seis millones de copias. Ese mismo año, la cantante volvió a la actuación. Tuvo un papel protagónico en la película Poetic Justice, dirigida por John Singleton. Si bien el filme no tuvo buenas críticas, Jackson tuvo una nominación a los premios Oscar por su canción Again, que formaba parte de la banda sonora.

Los próximos discos que grabó con Vigin —Thats the Way Love Goes, If y Any Time, Any Place — también fueron un éxito.

De esta forma, con éxitos y fracasos, en 1997 llegaría el que fue uno de sus mejores trabajos, con letras que generaron polémica pero que le valieron varios elogios. Se trata de The Velvet Rope, una mezcla de pop y funk que hablaba sobre su sexualidad, recuerdos dolorosos de su infancia, depresión y pertenencia.

Es que, si bien al igual que su hermano Michael se transformó en una estrella aclamada por multitudes, no fue fácil para Janet ser una Jackson. Tampoco fue fácil enfrentar la muerte de su hermano, en 2009, con quien era muy unida. Sobre el emblemático Michael, dijo, días después de su partida: "Le encantaba reír. La última vez que estuvimos juntos, se rió mucho, casi hasta llorar". Y ella lloró. Y siguió adelante. En su carrera lleva 11 discos editados y con el último, publicado en 2015, logró reafirmar que sus dotes para el arte siguen intactas. A los 50 años, convertida al Islam y con un hijo, Jackson pasa por un muy buen momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)