NOMBRES DE DOMINGO

Idris Elba, un lobo solitario que es feliz cuando se pone los auriculares

Idris Elba sustituirá a Will Smith en la próxima entrega de "Escuadrón Suicida" y Netflix estrena la serie "Turn up Charlie" donde interpreta a un DJ, un papel que no le costará demasiado ya que también tiene ese oficio.

Idris Elba

¿Llegará alguna vez a hacer de James Bond? Tal vez, pero es improbable. Actualmente, Idris Elba tiene 46 años y aunque sigue conservando buena parte del aura que lo ubica entre los actores más carismáticos —el año pasado, la revista estadounidense People lo eligió como el hombre más sexy del mundo— su edad probablemente le impida encarnar al espía más famoso del cine. Daniel Craig, quien hasta ahora se ha desempeñado en ese papel, empezó con 37 años cuando arrancó con Casino Royale en 2006.

Pero ¿quién sabe? Tal vez Elba de el batacazo y se convierta en el primer Bond de tez oscura de la historia. Sacaría de quicio a los puristas y también sería una deliciosa ironía histórica: el máximo espía de la Corona Británica sería alguien muy parecido a los súbditos de un imperio que se impuso a sangre y fuego en sus otrora colonias.

Es posible que todas esas discusiones no hagan mella en la autoestima (o vanidad) de Elba. Este actor tiene varias cocardas para exhibir como imán de pantallas, tanto chicas como grandes. ¿Cuántos pueden decir que interpretaron un personaje central en una de las series de televisión más prestigiosas de los últimos años (una que juega en la misma liga que The Sopranos) como The Wire? Él puede.

Además, si algún hater se burlara de que no pudo ser Bond aunque hace años que suena su nombre como candidato para enfundar la Walther PPK, él puede retrucar que fue —al menos hasta el año pasado— parte de una franquicia aún más popular que la de James Bond: la del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, por su sigla en inglés).

Ahí interpretó al imponente Heimdall, el que todo lo ve desde su puesto de observación en Asgard, hogar de Odín, Thor y Loki, figuras de la mitología nórdica reconvertidos en superhéroes de historietas para consumo global. Como Heimdall, Elba hizo cinco apariciones en distintas películas del MCU.

África

Nació en Londres el 6 de setiembre de 1972 como Idrissa Elba y tanto su padre como su madre son africanos, de Sierra Leona y Ghana respectivamente. Ese origen no le vino mal cuando le tocó hacer de uno de los máximos referentes sociales y políticos de ese continente, Nelson Mandela, en la biopic que se estrenó en 2013 como Mandela: The long walk to freedom.

Ahí ya era alguien con pergaminos de estrella, un actor establecido y con sólidas credenciales. Pero antes de asegurarse su primer papel relevante en la serie de televisión británica Bramwell, hizo de todo un poco. En una entrevista con el diario inglés The Observer contó que “podría seguir trabajando en una fábrica de coches, como mi padre, y soñando con tener una vida como esta”. Vivió en situación de calle, durmió en los sofás de amigos o en un auto, esperando durante tres años la llamada que lo sacaría de ahí.

De Bramwell siguió yendo de serie en serie para la televisión británica, una de las mejores de Europa en cuanto a producción de ficción. Pero fue en 2002, cuando cruzó el Atlántico para incorporarse al elenco de la serie de HBO The Wire creada por el escritor David Simon, que su carrera dio un salto hacia arriba.

Ahí, interpretó a un personaje que lo fijó en la memoria de millones: el de Rupert “Stringer” Bell, un narcotraficante que se viste con elegancia, se maneja con buenos modales y estudia Ciencias Económicas para despegarse de los estereotipos asociados a su actividad. Un truco clásico entre los gangsters más cerebrales: cuanto menos des con el physique du rol de un criminal, más tardará la policía en fijarse en tí (en este video, que está en inglés, se puede ver un análisis del personaje "Stringer" Bell y las similitudes de este con Michael Corleone, el personaje interpretado por Al Pacino en la trilogía de El Padrino)

Las series de televisión parecen sentarle muy bien. Aunque el cine siga teniendo un alcance mayor, él parece muy a gusto en un formato que le permite ir construyendo un personaje paulatinamente, y así establecer un vínculo recurrente con la audienca. Más allá de las películas —varias de ellas de alto perfil como las de Marvel o la basada en los libros de La torre oscura, de Stephen King— Elba sigue interpretando al detective John Luther en la serie Luther, que hace poco arrancó su quinta temporada.

Música

Pero además de actor, también tiene una faceta musical: es DJ, tiene su propio sello discográfico y uno de sus destino favoritos es Ibiza, la isla turística española que es una de las Mecas de la movida de música electrónica bailable. Ahí, Elba se hizo un lugar en el mundo de la música house pasando discos (en este video puede verse y oírse a Elba en acción como DJ). Elba habla de Ibiza con más orgullo que de sus premios como actor. “Me llevo mi pequeño equipo de DJ donde quiera que voy. Son muchas horas de hotel en las que me conecto y busco nuevos beats”, explica este lobo solitario. Prefiere trabajar solo, lejos de su familia. “No es fácil convivir con un actor”.

En esas ocasiones, prefiere la compañía de su música: “Me relaja, sí. Pero se trata de un mundo muy competitivo. Muchos no lo entienden y me critican porque se piensan que, si ya soy un actor, para qué quiero ir por ahí pinchando discos. Pero mi primer amor es la música”. Ahora consiguió unir la actuación con la música en la serie Turn up Charlie de Netflix. Ahí, hace de un DJ desprolijo que sueña con triunfar pero que está bastante lejos del éxito.

Además, colabora con distintas campañas solidarias. El año pasado, acompañó a la diseñadora Stella McCartney para crear conciencia sobre el cáncer de mama, enfermedad que se llevó a las madres de ambos. Y este año, se involucró en el intento de mitigar la ola de ataques con armas blancas que se ha dado últimamente en Gran Bretaña. Ese auge, que registra las mayores cifras de homicidios desde mediados de los años cuarenta, lo llevó a usar su perfil de Instagram (3,5 millones de seguidores), donde publicó un video y una serie de datos con el fin de concientizar. En el video, Elba dice entre otras cosas que: “Siempre habrá pandillas, rivalidades, luchas entre comunidades. No podemos controlar eso pero ¡podemos hacer ruido sobre los apuñalamientos! Esto está ocurriéndoles a hombres, niños y jóvenes negros, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. Tenemos la misma piel pero actuamos como si la odiáramos, como si odiáramos nuestra propia identidad. Es de locos”.

Elba, como la estrella global que es (la película de 2013 Titanes del Pacífico, donde tuvo uno de los papeles centrales por ejemplo, fue un gran éxito en China), reparte su vida entre varias ciudades: Londres, Nueva York, Los Ángeles y Atlanta. En esta última ciudad tiene una vivienda para poder estar cerca de su hija Isan, ya adolescente. También tiene un hijo nacido en 2014, Winston.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados