TENDENCIAS

Hoy, delivery gourmet

En Uruguay cada vez hay más propuestas para pedir comida rica y sana. Desde sencillas picadas hasta platos elaborados por un chef, apuestan a un público cansado de los alimentos chatarra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Martina Alonso y Martín Larre, detrás del proyecto Banquete.

DANIELA BLUTH

Ioanna Georgeoglou creció entre los aromas y los sabores que salían de la cocina de su madre y de su abuela. Como buena familia de origen griego, ese era el corazón de la casa, donde comer rico y sano a la vez era todo un arte. "Recuerdo que cada mañana antes de ir al colegio mi mamá nos preparaba un súper jugo de frutas y decía ‘apúrense que se le van los bichitos’, por las vitaminas", cuenta. Con casi ocho años hizo su primer bizcochuelo. Y, aunque su amor por los animales la llevó a estudiar veterinaria, desde entonces nunca más dejó de cocinar.

Casi sin darse cuenta y sin hacer mucho más que algún curso corto, se volvió la chef oficial de su grupo de estudio primero y de sus compañeros de trabajo después. Cuando nació su hija Lara, hace seis años, conoció el mundo de los cumpleaños infantiles. "Ahí fue que empecé a notar que el menú de los niños siempre eran snacks, comida chatarra y bebidas cola. Nunca algo un poco más saludable. Y ahí fue que dije: ¡Tengo que cambiar esta tendencia!", recuerda. Cuando Lara festejó sus tres años, la madre se la jugó: el menú infantil incluyó tomates cherry, huevos de codorniz, formitas de fainá, sticks de zanahoria, chips de pan árabe y variedad de salsas para acompañar. Para su sorpresa, la propuesta fue un éxito. "Hasta los más grandes se acercaban a la mesa de los niños para picotear".

Así, lo que empezó como un hobby fue tomando forma. Georgeoglou le puso nombre a su propuesta —Real Food Delicatessen— y armó una página en Facebook. Aunque todavía tiene mucho camino por recorrer, ofrece opciones saludables para picadas, cumpleaños infantiles, meriendas para el colegio y postres, además de tortas, tartas y ensaladas. Todo sin conservantes ni colorantes. Todo con muchas semillas, verduras y frutas.

En Uruguay, lo gourmet viene pisando fuerte. Comer rico y saludable ya no es cuestión de una moda pasajera. Algunos hablan de tendencia. Otros de revolución. En ese contexto, a mediados de 2015 surgieron dos proyectos locales que unen salud, gastronomía y tecnología, generando propuestas de calidad que llegan hasta la puerta de tu casa.

En Club de Chefs el usuario se puede sumar a un club virtual (sin costo) para recibir a diario y por email las opciones de platos preparados por "algunos de los mejores cocineros de la escena local", explica Claudio Lombardo, uno de sus fundadores y director. La oferta incluye tres platos (dos se repiten en la semana y uno diferente cada día), que se pueden encargar para la cena por adelantado y hasta el mismo día a las 17 horas. Los precios varían según los ingredientes, pero en promedio van de 350 a 380 pesos cada uno.

Entre los chefs que participan en la edición 2016, que arranca el lunes 28, están Martín Lavecchia de FOC, Ximena Torres de La Dulcería, Lucía Soria de Jacinto, Martín Schwedt de Mandarino y Federico Gasparri de El Abrazo. Este año, además, el Club suma una oferta de postres ($ 180) y extiende las áreas de entrega, que va desde el Prado hasta Parque Miramar.

Pensando en aquellas personas que disfrutan cocinando pero fallan en la organización previa, desde mediados de 2015 funciona Banquete. El proyecto surgió, sobre todo, tras observar las dificultades de los uruguayos para preparar un plato rico y sano. "Ya sea por falta de tiempo, de ideas o por costos, cada vez se cocina menos en los hogares uruguayos", señala su directora, Martina Alonso. Además, el equipo de trabajo constató que cada vez hay más personas "cansadas de ordenar delivery de comida preparada", una opción "cara, poco saludable y que no permite una planificación".

Luego de analizar las tendencias mundiales, se armó una propuesta que trabaja con distintos chefs, quienes diseñan recetas adaptadas a los gustos y las necesidades locales. Hoy, Banquete cuenta con tres tipos de "cajas": Clásica, Vegetariana (ambas $ 990) y Amigos (ver aparte). Todas ellas usan productos de estación, combinando verduras solas o con carnes y utilizando productos "nuevos o difíciles de conseguir", para que los usuarios puedan probar nuevos sabores. Eso sí, además de ser fáciles y rápidas de hacer, todas se pueden lograr con el "equipamiento básico" de un hogar estándar uruguayo.

Sabroso, saludable y en casa.

Banquete también es útil para aprender a cocinar. Con las fotos y el paso a paso aparecen tips aplicables a otras recetas. Vienen seis porciones en cada caja.

Los socios de Club de Chefs reciben un mail diario con los platos. Se pide online, pagando con tarjeta de crédito o débito. Y se puede elegir la hora de entrega.

Para los cumpleaños infantiles, Real Food Delicatessen propone sustituir el Candy Bar por un Fruit Bar con frutas, yogures y granola. Ofrece la opción de decorar las mesas.

¿A qué público apuntan?

Más allá de las singularidades, todas las propuestas apuestan a conquistar los paladares de quienes quieren comer rico y sano a un precio accesible. "Con Club de Chefs pensamos en una solución para la pregunta ¿qué hay de cenar hoy?", explica Claudio Lombardo. Según su experiencia 2015, el público es similar al que va a comer a un restaurante, pero también suma aquellos que con esta propuesta pueden "darse un gusto" en su casa a un precio razonable.

En Banquete, las cajas Clásica y Vegetariana por ahora son solo para dos personas, por lo que el público tiende a ser parejas sin hijos o con niños chicos y jóvenes que viven solos. Martina Alonso señala que la idea también es llegar a quienes quieren volver a cocinar y se cansaron del delivery, la rotisería o incluso de ir al supermercado.

Para compartir con amigos.

Para recibir y quedar como un rey, Banquete creó la caja Amigos, que consiste en una sola receta y el usuario elige la cantidad de porciones que necesita. "Los clientes la compran cuando tienen un evento o una cena y funciona muy bien", dice Martina Alonso. Igual que la propuesta Clásica o Vegetariana, se puede pedir a través de la web, por teléfono, mail o Facebook.

Entre las recetas que vienen trabajando se destacan las costillas de cerdo con salsa agridulce, hinojo al horno y arroz urumati de albahaca, cuscús con calabaza asada, castañas de cajú, menta y cilantro, moussaka griega de cordero y tarta de cebollas caramelizadas, queso de cabra, tomillo y ensalada verde de palta. Con la caja Amigos el precio depende de la cantidad de platos; las otras cuestan $ 990 e incluyen seis porciones de $ 165.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados