CABEZA DE TURCO

Homus Uruguayus

Este es un descubrimiento reciente de la antropología que viene a cambiar el relato de la historia tal como lo concebíamos hasta el presente. Me honro en compartir con ustedes semejante avance de la ciencia.

En realidad todo es fruto de una casualidad que se produjo, días atrás, cuando unos antropólogos hacían una excavación en Durazno y encontraron huesos de un ser humano, anterior al homo sapiens que estaba sentadito —como en un banquito de esa época milenaria— y con una mano tomándose las partes pudendas. Con la otra mano sostenía un mate. Lo que viene a demostrar que este asunto uruguayo es milenario. Por los dientes se pudo saber que era un espécimen macho.

Lo maravilloso del hallazgo es que se encontró un cuadernito de cuero viejo, no se sabe de qué bicho de esa remota época, en que el homos uruguayus (al toque lo bautizaron los antropólogos para meterlo en el Guinness Record) está en posiciones varias.

Los dibujitos no eran berretas, ni rupestres, más bien tenían cierto parecido a los rostros de Modigliani, caras estiradas y medio bajoneadas. La mayoría eran posiciones, no digo indecorosas, pero todas contemplativas, siempre tranquilo, manso, rascándose y haciendo nada. Se ve que viene lunga la cosa…

Los historiadores afirman que este "ser" no era afecto al laburo, no hay casi ningún registro de sus huesos trabajando en nada, y aparecen solo dibujos de siestas, a veces solo, a veces con alguna compañía, ese tipo de cosas. Se encontró también un peine de maderita y esto se lo vinculó a dibujos donde se peinaba. Todo muy raro.

El famoso historiador Edmundo Lacanda afirmó que "esto prueba fehacientemente que el homos uruguayus viene de Oceanía y que no era afecto al trabajo manual. Bah, no era afecto a ningún trabajo por lo que se observa acá. O sea no era afecto a nada. No era afecto" (varios periodistas creyeron que al afirmar que no era "afecto" les estaban diciendo que era feo. Uno solo —que posaba de culto— creyó que era "abyecto" y por eso entendió que era "despreciable". En fin, pequeñas cosas de nuestra comarca que hacen las delicias de todos nosotros).

Lo dramático fue que a la semana de este descubrimiento se encontró en otra cueva más integrantes con "homos uruguayus" ahora sí, todos dormidos en una camas que para la época era superpullman. ¡Una madera, un confort, un tamaño! ¡Y se murieron todos durmiendo! En esta oportunidad la doctora Riberón Preto Das Bolas (ella hizo la maestría en la Universidad de San Pablo sobre "Recreación aborigen como forma de inclusión social", que es amiga de Costanza y que tiene vínculos potentes con Brasil donde habría nacido el "homus chorrus latinoamericanus"), sostuvo que "el dormir del homos uruguayus era de una creatividad sin igual y que estábamos ante el descubrimiento del milenio a estar por todo lo conocido hasta hoy". Agregó que —y ya está en la revista Science— que el roncar del homos uruguayus era un sonido constante, grave y profundo que se producía luego de que ingería carnes a pilones (la expresión "pilones" no tuvo traducción literal en la revista Science y solo pusieron que se comía "todo"; estos gringos simplifican).

Mi primo que es empleado de la Intendencia de allí, de Durazno, que nunca sirvió para nada pero que lo enganchó alguno hace como mil años, no puede creer todo el alboroto que se armó en el lugar.

Con franqueza siempre temí que algo así pasaría. Uno se pregunta de dónde sale la boludez nacional y no da crédito a nada. Citás a la gente a una hora y llegan dos horas después. Arreglás un encuentro con alguien y los tipos te plantan. Pagás un servicio y hay que esperar a los señoritos como si fueran virreyes todo el día. Vas a un boliche y pedís algo y te pueden tener como florero media hora. O sea, no era joda esta boludez nacional, venía de algún lugar de la historia. ¡Respeto che! Y tá, hay que acostumbrarse (o hacemos yoga o mindfulness). ¡Era un legado antropológico! ¡Por eso todo demora acá! Sean cultos y no dejen de saber la verdad. ¡Qué embromar! Al fin y al cabo todo tiene una explicación histórica. Besos, buena semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)