NOMBRES

El Guasón, el payaso asesino que siempre está volviendo

El Joker nació en 1940 y si bien su aspecto no cambió demasiado, el personaje fue adquiriendo un halo siniestro con los años. Para muchos es el villano perfecto, el “patrón del mal”.

Joker - Guasón
El personaje según el dibujante Brian Bolland, tal como apareció en el historieta "La broma asesina", con guion de Alan Moore. 

Algunos dicen que es el villano perfecto. Otros que solo es la contracara del héroe oscuro, su némesis necesaria de colores chillones y sonrisa fija. Ha muerto y resucitado varias veces, y cada vez lo ha hecho con mayor furia homicida. Las últimas versiones del “payaso asesino” son, a menudo, estremecedoras. El cenit de su carrera en la ficción parece haber llegado ahora con la dramatización de Todd Philips y la encarnación de Joaquin Phoenix, una nueva versión para un personaje de ficción que a lo largo de casi 80 años ha tenido varias vidas y orígenes. Aunque, justamente, su origen es uno de los mayores misterios —en realidad nunca revelado por los autores del cómic— y tal vez la característica principal de este villano icónico.

El Joker, en nuestras latitudes más conocido como el Guasón, tuvo un papel oscilante en la historieta en la que nació allá por 1940 de la cabeza de sus tres creadores: Jerry Robinson, Bill Finger y Bob Kane. Los dos últimos fueron la sociedad creadora de Batman, el héroe de la capucha y la capa, mezcla de bandido romántico, murciélago/vampiro, justiciero y héroe sin superpoderes. Luego de su aparición como ocasional enemigo del caballero oscuro fue salvado en una última viñeta gracias a la intervención del editor de turno que vio en él un villano con futuro para las futuras aventuras del encapuchado. Y esa fue la primera resurrección del personaje, cuando apenas había nacido

Los orígenes

La paternidad del personaje entra en el mismo contencioso que la de Batman. Para explicarlo en pocas líneas la idea original del hombre murciélago fue del joven Bob Kane, el chico de 18 años que quería hacer sus primeras armas como creador de comics pero no era demasiado bueno con el trazo. Pero la figura del hombre con una ajustada malla gris, el celebérrimo logo en el pecho (originalmente sin el óvalo amarillo que vendría mucho después y volvería a irse mucho, mucho después), la capucha con las orejas puntiagudas y la capa que emula a las alas del murciélago y unos extraños guantes cortos de color violeta que el personaje llevaba en las primeras apariciones fueron, en realidad, una creación neta del dibujante Bill Finger. El artista también fue el responsable final de la imagen del Joker, cuya idea original fue de otro dibujante que acompañó a Kane durante buena parte de la serie: Jerry Robinson.

Kane, que durante muchos años se negó a reconocer la coautoría de Finger en la serie, daba a regañadientes una explicación sobre la génesis del Joker.
“Bill Finger y yo creamos al Joker. Bill fue el guionista. Jerry Robinson vino a verme con la carta de una baraja que tenía al Joker (comodín). (El Joker) se parece a Conrad Veidt... ya sabes, el actor de "El hombre que ríe", (la película de 1928 basada en la novela) de Victor Hugo”, explicó Bob Kane en una entrevista. “Bill Finger tenía un libro con una fotografía de Conrad Veidt y me lo mostró y dijo ‘Aquí está el Joker’. Jerry Robinson no tuvo absolutamente nada que ver pero dirá que sí hasta que muera. Él introdujo una carta de juego que usamos un par de números para que (Joker) la usara como su tarjeta”, diría Kane más tarde.

Guasón - Joker  comic original
Así lució en su primera aparición, en 1940. 

Lo cierto es que, efectivamente, Jerry Robinson siguió insistiendo en su coparticipación en la idea del personaje hasta sus últimos días y, de hecho, lo sobrevivió una carta donde cuenta su versión de aquella oscura génesis. “Bill Finger conocía a Conrad Veidt porque era un fanático de las películas extranjeras. Veidt... tenía ese maquillaje de payaso con la sonrisa fija en el rostro. Cuando Bill vio el primer dibujo del Joker, dijo 'Me recuerda a Conrad Veidt en El hombre que ríe’. Dijo que me traería algunas fotos de esa película. Así es como sucedió. Creo que, en la cabeza de Bill, él fue quien diseñó el personaje”, cuenta Robinson en la carta.

La inspiración

"El hombre que ríe" (en francés "L’homme qui rit") fue escrito por Victor Hugo y publicado en 1869. El autor insistía en que esta era su mejor novela, aunque haya tenido menos llegada que sus dos obras más célebres, "Los Miserables" y "Nuestra Señora de París". El personaje principal de este drama es Gwynplaine, “el hombre que ríe”, llamado así por la deformidad que torsiona su rostro en una mueca similar a una sonrisa. Según definiciones del autor la obra resulta una suerte de “imprecación de los oprimidos hacia los opulentos”. El relato fue llevado al cine en 1928 en una versión que interpretó Conrad Veidt donde luce la sonrisa que se hará célebre e inspirará a Bill Finger para dibujarlo.

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que el “payaso asesino” apareció por primera vez en el número 1 de la serie regular de The Batman en 1940. “Una vez más un maestro criminal acecha las calles de la ciudad… Un delincuente que muestra una horrible sonrisa en su rostro de payaso”, anunciaba en portada este número de la historieta que llevaría al sello DC (Detective Comics) a la cima.

Desde el principio el Joker se revelaría como un maníaco homicida, un psicópata que al principio era poco más que un bufón que hacía blanco contra los policías y se convertiría en la contracara del justiciero de ciudad Gótica. Durante esta década —la llamada “edad de plata” de la historieta estadounidense— Joker iría reduciendo su figura siniestra a poco más que un bufón inofensivo con la única pretensión de malhumorar un poco a Batman y su compañero Robin.

En 1951 Bill Finger vuelve a darle una vuelta de tuerca al personaje al crearle un pasado complejo. Como se apuntó al principio uno de los rasgos del personaje es, precisamente, el misterio que rodea su pasado. En el número 168 de la serie Finger crea el relato "El hombre tras la Capucha Roja", donde por primera vez se cuenta cómo nació el temible villano. Brevemente, el relato gráfico cuenta cómo Batman asistía a una clase con los estudiantes de la escuela de detectives de Ciudad Gótica contándoles sobre un antiguo caso no resuelto. Se trataba de un célebre y experto criminal oculto bajo una capucha y capa de color rojo que al ser descubierto, huye lanzándose a una fosa con residuos tóxicos al interior de una planta química. El delincuente logra escapar por un ducto, pero emergerá de allí con la piel blanca y los cabellos verdes.

A esa versión siguen al menos cinco más sobre los oscuros orígenes del personaje, en una de ellas el propio Joker admitirá que su pasado es algo irresuelto que cambia a cada rato. Algo que tomará la película de la trilogía de Christopher Nolan para la composición del personaje, esta vez encarnado por el inolvidable Heath Ledger, donde Joker cuenta dos versiones sobre el origen de su siniestra sonrisa.

En la versión de Tim Burton, es Jack Nicholson el encargado de hacer una de las interpretaciones más memorables del Joker. En esta película de 1989 el guionista Sam Hamm le atribuye por primera vez una identidad “real” al súper bandido, un gángster de poca monta llamado Jack Napier cuya caída en una pileta con ácido le dará su inconfundible apariencia (y sonrisa).

Resurgimientos del Joker

En ocho décadas ininterrumpidas de historietas, con series regulares y arcos temáticos de los más variados que incluyen mundos alternativos, casi todos los personajes de Batman pasaron por las más diversas metamorfosis.
Uno de los primeros fue el ya reseñado a cargo de Bill Finger, pero años después y, sobre todo, después de la interpretación zumbona del personaje en la serie de 1966 con la actuación de César Romero, el Joker vuelve a sus reflejos más oscuros. A principios de la década de 1970 el guionista Dennis O’Neil lo vuelve a convertir en supervillano en la historia "Las cinco venganzas del Joker". En historias posteriores de la serie regular de Batman el archienemigo regresa a su perfil más siniestro.

Pero no será sino hasta la siguiente década de 1980 cuando tres de los autores del cómic más importantes de todos los tiempos como Frank Miller, Alan Moore y Grant Morrison lleven al personaje a los sesgos más complejos, delirantes y malditos.

Es el protagonista verdadero de una de las novelas gráficas de culto de la serie como lo fue "La broma asesina" (en inglés "The Killing Joke", 1987) con guion de Moore y dibujos magistrales de Brian Bolland, donde se vuelven a contar los orígenes en una historia que cierra con un enfrentamiento más dialéctico que físico entre Batman y Joker.

En esta historia y en las otras a cargo de Morrison y Miller como autores principales el Joker mostrará su perfil más sádico. En una de estas ocasiones dispara a quemarropa contra Barbara Gordon, la hija del comisionado Gordon que en algún momento también vistió el traje de Batgirl, y la deja paralítica. En otra secuestra, tortura y asesina a Jason Todd, el segundo Robin que acompaña a Batman en uno de los episodios más cruentos de toda la serie.

Otra de las obras cumbres de la saga del hombre murciélago es Arkham Asylum, con el guion de Morrison y las ilustraciones del artista británico Dave McKean. En esta historia el Joker es presentado como un genio del mal, un superdotado con un enorme potencial intelectual que no puede parar de hacer el mal. Es también una de las historias más oscuras de la saga, donde los bordes de la locura alcanzan de lleno al personaje central, un Batman que aparece siempre en las sombras, en un inquietante segundo plano.

Las versiones se han ido sumando con el paso de los años, e incluso personajes secundarios que nacieron en su flanco como Harley Quinn, pasaron a brillar con luz propia. Lo cierto es que Joker es para muchos la quintaesencia del villano. Para la revista Empire es uno de los ocho mejores personajes de cómic de la historia, para el sitio IGN (Imagine Game Network) es, sencillamente el segundo mejor villano en una lista de 100 mejores villanos.

“Él (Joker) es el mal encarnado; tan malicioso que va más allá de lo que podemos comprender. Eso es lo espantoso acerca de él, que simplemente quiere dañar y lastimar lo más posible”, sostuvo Frank Miller en una entrevista.

Las muchas caras del comodín

César Romero
El actor de raíces cubanas nació en Nueva York en 1907 y falleció en Santa Monica, California en 1994. Tuvo una larga trayectoria en el cine desde la década de 1940 en adelante, también en televisión donde durante los 50 participó en la serie Cisco Kid. A comienzos de la década de 1960 participó en una superproducción, "Ocean’s Eleven" (de reciente remake), junto a Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Peter Lawford entre otros. En 1966 pasa a formar parte del elenco de la serie Batman, que protagonizara Adam West como el justiciero, donde encarna al Joker.

Jack Nicholson
Antes de interpretar al súper villano, Nicholson actuó en algunas de las películas más importantes de la historia del cine. El resplandor, Chinatown, Atrapado sin salida, Busco mi destino, El honor de los Prizzi, El cartero siempre llama dos veces son piezas maestras del séptimo arte. Tim Burton lo llevó a una de las mejores interpretaciones del villano de la sonrisa en su Batman de 1989, protagonizado por Michael Keaton. En el film Burton trata de ceñirse a la imagen clásica del cómic con el traje color violeta, el cabello verde y el rostro blanco.

Heath Ledger
Después de la interpretación de Jack Nicholson parecía realmente difícil que alguien más pudiera atreverse a llevar el atuendo del payaso asesino. Pero fue el australiano Heath Andrew Ledger el que en 2008 y bajo la dirección del británico Christopher Nolan realizara una de las versiones más memorables en The Dark Knight. Una sobredosis de medicamentos lo llevó a la muerte poco después y se convirtió en el primer actor en recibir un Oscar póstumo al Mejor Actor de Reparto, así como el Globo de Oro y el premio de la crítica.

Joaquin Phoenix
El actor acaba de estrenar una de las versiones más ambiciosas del Joker. Bajo la dirección del cineasta y productor Todd Phillips, Phoenix vuelve a meterse con la génesis del personaje en una línea alternativa a las conocidas hasta ahora, aunque guarda algunas similitudes con algunas de las historias clásicas de la serie. La película viene precedida de la mejor crítica y ya obtuvo el León de Oro en el prestigioso Festival de Cine de Venecia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)