EL ELEGIDO - NÓMADE CAFÉ

Granos para cambiar la cultura del café

Hace algo más de un año, Nacho Gallo empezó a moverse en una motocicleta marca Vespa, de 1962, para llevarle a la gente el "nuevo café".

Café Nómade con una propuesta distinta para amantes del café.
Café Nómade con una propuesta distinta para amantes del café.

Como un nómade, recorría las calles de Montevideo con una barra móvil desde la cual servía tazas de diferentes tipos de café. Eso sí: todos eran cafés "de especialidad", esa particular variante que tiene trazabilidad y cuyo consumo va bastante más allá de solo tomarse un pocillo.

El propio Gallo dice "evangelizar" cuando habla de uno de sus objetivos como empresario y emprendedor: contribuir a cambiar la cultura del café. La epifanía le vino en Australia y Nueva Zelanda, cuando probó su primer pocillo de café de especialidad. "Eso tiene hasta un nombre: The first cup (traducción: La primera taza). Me di cuenta de que todo lo que había tomado hasta entonces era... ¡ni sé lo que era!", comenta entre risas.

Gallo se empezó a formar como barista y cuando volvió a Uruguay, quiso llevar su pasión a más gente. Al principio, sin mucha plata, él y sus socios llevaban el café hacia la gente, en vez de esperar que la gente llegara al café. Era más fácil empezar así.

Pero ahora hay tres puntos de Nómade Café para poder ir a probar un café de especialidad: "Tenemos un local en Sinergia World Trade Center, otro en Sinergia Design (Colonia 2235) y el más reciente local, en Canelones y Requena, que además funciona como una tostaduría", explica Gallo y agrega que tiene muchos tipos de café para ofrecer, de muy diversos orígenes. ¿Cuál es el que hay que tomar, entonces? "¡El que más te gusta!", responde. "Lo más importante es que vengas para que puedas probar un origen, para que sientas la diferencia entre un café de especialidad y uno común. Para eso, hay que salir de la máquina de espresso y tomar un café filtrado manualmente a través de distintos métodos".

Los cafés pueden acompañarse de un sándwich caliente ($130), un budín ($ 80) o algunas de las muchas opciones dulces o saladas a disposición, desde brownies a tostadas o focaccias.

    

Dirección: Canelones y Requena.
​Precio promedio: $ 100.
Horario: De 9.00 a 20.00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º