Nombres del Domingo

El fenómeno Fariña

Las investigaciones del periodista español Nacho Carretero dieron lugar al libro y la serie que se convirtieron en todo un suceso. Se trata de una historia que rastrea los orígenes del narcotráfico en Galicia.

Pescadores y contrabandistas reconvertidos en narcotraficantes.
Pescadores y contrabandistas reconvertidos en narcotraficantes.

Antes de ser una serie de éxito Fariña fue un libro igualmente exitoso y prohibido. La crítica ha saludado a esta producción española como la mejor del año y, aseguran, de superior calidad al otro producto estrella que fue La Casa de Papel. Mientras la serie de diez capítulos continúa conquistando adeptos a través de Netflix, el libro en el que se basa ha visto interrumpido su camino al éxito editorial más rotundo —lleva 12 ediciones en España— al ser secuestrado como consecuencia de una resolución judicial. ¿La razón? Un exalcalde gallego se sintió agraviado por una escueta mención en el libro e inició una demanda.

La historia de Fariña, el libro y la serie, parece no tener fin y sus ecos siguen repicando. Hace pocos días uno de los principales involucrados en la trama de narcotráfico que narra la obra volvió a prisión bajo similares imputaciones.

Y detrás de todo esto se encuentra el autor del libro, Nacho Carretero, un periodista perteneciente a la plantilla de El País de España, nacido en Galicia, que realizó una minuciosa investigación sobre los orígenes del narcotráfico en sus tierras.

En la década de 1980, cuando el poderoso Cartel de Medellín se encontraba en pleno auge, la laberíntica geografía de rías gallegas se convirtió en la puerta de entrada a Europa de la cocaína producida en tierras colombianas. El resultado de esa investigación fue esta novela de no ficción donde Carretero narra cómo los pescadores gallegos dedicados al contrabando hallaron una veta de oro blanco al aliarse con los capos colombianos.

"El periodismo en Galicia siempre estuvo a la altura y contó todo lo que estaba pasando. Fariña lo recopila todo, no es que dé una exclusiva, que cuente algo nuevo, pero mi obsesión era contarlo de una manera distinta, sacarlo del formato periodístico y narrarlo de una manera más literaria", contó el propio Carretero en una entrevista.

El libro, de unas 400 páginas, promediaba ya su décima edición cuando un exalcalde de Pontevedra mencionado en un pasaje del libro presentó una demanda por violación de su honor y, como consecuencia de ello, la juez actuante dictó una medida cautelar de secuestro del libro en territorio español.

Nacho Carretero, el periodista que investigó y escribió el libro.
Nacho Carretero, el periodista que investigó y escribió el libro.

La censura logró el efecto contrario al buscado por el agraviado, ya que tanto el gremio de los libreros como el público en general elevaron sus protestas y redoblaron las ventas de los ejemplares existentes, incluso las de libros de segunda mano ahora vendidos a precio de oro.

Se supo que en Galicia, por ejemplo, muchos han cruzado la frontera a Portugal para comprar la traducción al hermano idioma luso. Convertido en verdadero fenómeno editorial el grupo Planeta ya adquirió los derechos para su publicación y se estima que llegará al Río de la Plata a fines de 2018.

La serie.

Sin embargo, la medida no impidió que la serie llegara a las pantallas y la plataforma Netflix la convirtiera en uno de su éxitos del año.

En el centro de la trama se encuentra Sito Miñanco, un joven pescador que suele poner su lancha al servicio de Terito, algo así como el "padrino" gallego de la época. Sito, magistralmente interpretado por Javier Rey, se convierte pronto en la pieza maestra de la trama sobre la que se levantará el tráfico de cocaína.

Otra figura de relieve en la historia es Manuel Charlín, con la solvente interpretación de Antonio Durán. Este es líder del clan de los Charlines, como se los conoce en el pueblito de Pontevedra.

Y detrás de cada uno de sus pasos un persistente policía, el sargento de la Guardia Civil Darío Castro, que encarna Tristán Ulloa. El policía será, junto al célebre juez Baltasar Garzón, con un Miguel Fernández de notable parecido físico con el magistrado, la pieza clave en el desmantelamiento de la red.

La serie, que toma la estructura del ibro original, divide sus episodios de algo más de una hora por cada año de la historia. Esta comienza en 1981 cuando Miñanco viaja a Panamá para blanquear el dinero proveniente de un cargamento de hachís y allí conoce a los narcos colombianos.

En un notable ejercicio de acumulación de tensión a lo largo de los diez episodios la historia se desarrolla hasta 1991 cuando la Operación Nécora termina por desarticular la red en la que participaban los amos del contrabando con la complicidad de algunos integrantes de la autoridad local.

Cada episodio se abre con una cortina musical en la que el músico Iván Ferreiro canta en gallego: "Lo que tengo que hacer para no tener que salir al mar".

Más allá de los personajes centrales de la historia, otro punto fuerte de la serie son, precisamente, los personajes secundarios. A modo de ejemplo se puede mencionar a Carmen, una madre de un joven adicto, que lidera un movimiento de madres que luchan por cerrar los expendios de droga.

Afortunadamente para Carretero el capítulo judicial de esta historia terminó bien para él. La indagatoria judicial pudo comprobar que lo que el autor atribuye al exalcalde está totalmente sustentado en las actas de la investigación oficial. La censura fue levantada y el libro volverá a circular.

El 10 de agosto pasado un Manuel Charlín de 85 años, el verdadero, fue detenido de nuevo por tráfico de drogas.

Un personaje que simboliza a muchos

Tristán Ulloa encarna a un sargento de la Guardia Civil.
Tristán Ulloa encarna a un sargento de la Guardia Civil.

Tristán Ulloa (48) encarna al sargento Darío Castro, de la Guardia Civil, el investigador que sigue los pasos a los narcotraficantes y logra desarticular la organización. El personaje es ficticio, como señala el periodista Nacho Carretero. "Su personaje son varios personajes de la fuerza de seguridad fusionados en uno solo porque es una época larga la que retrata la serie y porque hay distintos cuerpo de seguridad. Está basado en gran parte en un comisario de la Policía Nacional que se llama Enrique León", explica el autor. Ulloa tiene una extensa carrera en cine y televisión, con papeles de distinta entidad. Nacido en Francia, pero hijo de exiliados españoles, debutó en cine en 1998 en la película Memoria de los ángeles caídos. Desde entonces su solvencia actoral ha quedado de manifiesto en diversas producciones españolas que lo han ido confirmando como un actor de primera línea, condición que consolida en la serie Fariña.

Un capítulo oscuro de la historia

"Fariña es un capítulo de la historia moderna de Galicia, también de España, oscuro. Fariña se añade a la amplia documentación que había en Galicia. El periodismo siempre cubrió con bastante acierto el narcotráfico", explicó Nacho Carretero al referirse a su libro. El autor reivindicó, además, el papel de los periodistas que en la década de 1980 y 1990 arriesgaron su vida informando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º