CABEZA DE TURCO i Washington abdala

Estilos veraniegos

El verano se acerca y se vienen varios looks para estar en onda. A continuación van algunos de ellos:

Look Marita. No está claro del todo este look retro. Viene complicado porque ya no es lo que era, ni tampoco lo que quiere ser. Es pretencioso, como siempre, feminista, ortodoxo y no tiene un tonito masculino ni por joda, (fumigó todo) pero posee un aire old- fashion y por eso está algo fané y descangallado. El rojo de sus zapatos vuelve. Se insiste por allí en que puede ser para alguna ocasión pero los expertos dicen que retorna masivo. Es lo más. Mao, el libro Rojo y esos zapatos rojos son solo lo viejo que persiste y nos recuerda aquello que amamos (Descuentos en tiendas eróticas presentando la tarjeta del Mides).

Look Bonomi. Viene de ropas holgadas, onda gurú de la India (tipo esos gurú obesos, sedentarios y cuenta muzzas). Llega con mucha canana para meter de todo. Relax. Se nota que la ropa interior es de mala calidad (¿se entiende, no?) y no resulta apropiado para ir a todos lados esa ropa. Los que la usaron no la aguantan más, es pesada mismo. Algunas camisas del estilo Bonomi son hiper-peligrosas porque vienen apretadas a la panza y los botones son armas mortales que disparados superan la velocidad de la bala de la Glock (En la Casa del Espía hay de todo).

Look Taba. Es un look majestuoso, monárquico, cuidado al milímetro, impecable. Es una ropa que no descuida detalle, ni la camisa, ni el saco a juego con los pantalones, todo muy varonil buscando reducir la edad del varón adulto-mayor. Las camperitas de invierno igual delatan que había miedo a la neumonía y cantan flor, pero no se puede negar una elegancia burguesa que solo el look Valenti —y este estilo— generan en el vestir del hombre elegante de hoy. Por cierto, es un look perfeccionista que muestra al masculino que se ama a sí mismo. Los narcisistas de parabienes (Brand: Forever.young)

Look Pacha. Nada. Fue una versión trucha del mundo peperil que no pudo nacer. Quedó como una moda del vendedor de garrapiñada del ayer. Armani no lo tendrá en cuenta. Ta-Ta tampoco.

Look Miranda. Es un look aburrido. No es un estilo fiel a nada y por eso tampoco genera fidelidad en el macho moderno. No produce química un estilo mezcloso, no es jugado, no va para ningún lado y pretende ser chic, cheto, popular, amigable, serio y rústico. Está perdido (Brand: La chola loca)

Look Tabarez. Jogging eterno. Nunca un besito, nunca una prueba de amor, menos una sonrisita. Armani viene hablando que es el estilo que rinde a pesar de su precariedad. Al final es una moda que se luce y será la vestimenta del varón uruguayo en el verano. ¡Ojo que no se transforme en un clásico! Jogguineta, zapatillas y mate a tono. Divino para salir con ellas por la rambla.

Look Danilus. Es siempre igual, durante décadas no ha cambiado las tonalidades oscuras con apenas algunos juegos de corbatas para alegrar a no se quién. La opacidad de los trajes genera pánico. Sigue siendo una tendencia que se usará siempre para hacer contraste pero jamás le permitirán abrir el desfile. Son despiadados. Armani ya no piensa en él (No sé donde se vende).

Look Cosse. Es radiante, deliciosamente cuidado y sigilosamente femenino. Queda estupendo en las rubias hechas a nuevo. Tiene algo de Marilyn. El negro le sienta de maravillas en su versión nocturna. Imposible usarlo en la feria con la chismosa. De gala es lo máximo que puede dar esta generación de realizadores. (Brand: Divina.yo).

Y no pidamos más porque no hay más. El resto son fugazzettas, pizza con aceitunas y choripanes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)