el elegido i madame brulÉe

El encanto de estar invitado a tomar el té

Con nombre francés y herencia brasileña a mediados de 2015 abrió en pleno Pocitos Madame Brulée.

Su fachada rosa y el interior shabby chic con arañas de caireles, muebles de madera y vajilla antigua delatan la impronta del lugar aun al transeúnte más distraído. Aquel sitio, sin duda, es una casa de té. "Es como volver a cuando uno era chico y tomaba el té con la abuela", resume su propietaria, Katarine Ahlig. Pero, además, ella no se conformó con lo que ofrecía el mercado y, para subir la apuesta, creó su propia marca para lograr las infusiones más originales y sabrosas.

"Mi sueño siempre había sido tener un cafecito... Me gusta mucho cocinar y probar recetas nuevas", cuenta, feliz de que finalmente su proyecto haya derivado hacia el universo del té. "Nuestras creaciones tienen distintos sabores o combinaciones de sabores que varían según el estado de ánimo de las personas", explica Katarine.

Para la tarde, lo más pedido es el Té Madame, una propuesta para compartir que trae, entre otras delicias, muffins, bocaditos dulces y salados, sándwich de pan de nuez y cualquier bebida de la casa, desde tés o cafés hasta jugos o licuados ($ 620). El Té Princesa ($ 490), una opción un poco más acotada, también está entre las estrellas de la carta. Para beber, Katarine recomienda el Capuchino Madame ($ 110) y el Chocolate de la Abuela ($ 90). En las últimas semanas, con los días de calor, la carta de Madame Brulée volvió a ampliarse, incorporando más propuestas con frutas y verduras. "Siempre estamos cambiando... Ahora, por la época del año, tenemos más opciones con frutas, como maracuyá. También innovamos en los muffins, hicimos uno de remolacha y otro de rúcula", cuenta la dueña.

Junto a la propuesta para la tarde, Madame Brulée ofrece opciones para almorzar. En ese sentido, se destacan los bocatas (entre $ 180 y $ 220) de salmón, pollo o berenjenas. Refugio de un público eminentemente femenino, la casa tiene un salón en la planta baja, otro más amplio en la planta baja y un delicioso balcón, en el que apenas entran dos mesas, solo para exigentes.

Dirección: Guayaquí 3363
Teléfono: 27053637.
Horarios: De martes a sábado de 12.30 a 20 horas; lunes de 16 a 20.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados