TENDENCIAS

Los "dueños" de la guía

Un estudio de Identificación Civil reveló cuáles son los apellidos más frecuentes entre los uruguayos, el origen español domina claramente de acuerdo a registros oficiales.

Rodríguez, González y Martínez encabezan el ránking de apellidos.
Rodríguez, González y Martínez encabezan el ránking de apellidos.

Hace unos años la murga Colombina Che mencionaba en un recordado cuplé a los "Pérez de la guía" para retratar a una familia común uruguaya. Lo cierto es que si esa "familia tipo" existiera es más que probable que se llamara Rodríguez, el apellido más frecuente entre los uruguayos. Le siguen los González, los Martínez, los Fernández, los García y, por fin, los Pérez.

Una consulta con los registros de la Dirección Nacional de Identificación Civil no deja lugar a dudas. Sumados estos seis apellidos conforman el 16,7% de la población uruguaya. Los apellidos de origen español se imponen en el patronímico nacional. De hecho, según el ránking de los registros oficiales el origen español de los primeros apellidos supera ampliamente al origen italiano. Algunos estudios señalan que se estima que alrededor del 40% de los uruguayos tiene algún tipo de ascendiente italiano en su genealogía. De todos modos el ascendiente español domina claramente según los datos duros.

Prueba de ello es la cantidad de apellidos hispanos en un listado que llega a las 234 posiciones. Luego de los seis primeros lugares mencionados los apellidos que siguen en orden de mayor frecuencia son Silva; López; Pereira; Díaz; Sosa; Olivera; Gómez; Hernández; Álvarez; Suárez; Ferreira; Núñez. El apellido materno del autor de esta nota, Méndez, se ubica en el lugar 40, a manera de ejemplo.

Tal vez muchos estén investigando en sus orígenes familiares, pesquisa que actualmente es posible llevar a cabo por ejemplo consultando en el Instituto de Estudios Genealógicos del Uruguay, cuya web es: www.iegu.org.uy.

Por lo pronto, el presidente del Instituto confirmó a Domingo que, de acuerdo con sus investigaciones, "entre los primeros pobladores de Montevideo figuraban los apellidos Rodríguez, Fernández y González".

Orígenes.

Rodríguez es un apellido patronímico originario del antiguo reino de León, actual Reino de España.

Según la historiadora Ana Ribeiro el registro más completo sobre los primeros pobladores de Uruguay fue realizado por el historiador Juan Alejandro Apolant en su monumental Génesis de la familia uruguaya, en cuyo último tomo están registrados los pobladores. "Los Rodríguez son tantos, que son identificados por su segundo apellido y ocupan no menos de 4 carillas del último tomo, el del índice", comenta la académica.

El origen del apellido Rodríguez se remonta a los principios de la Edad Media, se lo sitúa alrededor del siglo XI. Significa "hijo de Rodrigo" o de "Rodericus", un nombre de raíz germánica que fue latinizado. Generalmente se suele indicar que el patronímico "ez" en el que terminan muchos apellidos españoles significa "hijo de".

Algo similar ocurre con el apellido González, que deriva del nombre Gonzalo muy común durante la Edad Media en la antigua España. Sus raíces son visigodas y el apellido se extendió prácticamente por toda la península ibérica. Según una compulsa realizada en 2015, González es el segundo apellido más común en España, lo llevan 927.393 personas.

También Martínez es un apellido muy común en España, y su origen reside en el nombre de Martín y el patronímico "ez", como ya se explicó. Es el sexto apellido más extendido en ese país.

Algo semejante pasa con Fernández, otro de los apellidos más extendidos tanto en España como en América. Su genealogía indica que es una variante del nombre Ferdinando, que proviene del germánico Fredenand o Fridnand (gótico *Fri-nan "valentía el protector" aunque también se ha interpretado como *Far-nan "valentía para el viaje". Al igual que ocurrió con el apellido Rodríguez y otros apellidos de origen germánico estos fueron introducidos en España por los visigodos entre los siglos V y VII.

Por último, el más antiguo de los apellidos más frecuentes de origen español, García. Según el filólogo Alberto Montaner Frutos, de la Universidad de Zaragoza, sus orígenes se remontan a períodos prerromanos. Los estudiosos coinciden en el origen vascuence del apellido, derivado de harz (oso). A lo largo de la historia ha tenido numerosas variantes, tales como Gacía, Gaciot, Garcés, Garcez, Gassías, entre otros. También es parte de muchos apellidos compuestos, para nosotros tal vez el más conocido sea el de García de Zúñiga.

Los primeros Rodríguez, González y Martínez

Según investigaciones del Instituto de Estudios Genealógicos del Uruguay los tres apellidos más frecuentes en la actualidad ya se encontraban entre los primeros pobladores de la capital. En Montevideo se encontraban entre otros: Juan Martínez de los Santos (viviendo en la Cuadra N°5), José González de Melo (viviendo en la Cuadra N°11), Tomás González Padrón (viviendo en la Cuadra N°14) y Domingo González de Ortega (viviendo en la Cuadra N°23). Estas familias habían venido junto con Juan Antonio Artigas (abuelo de José Gervasio, el Prócer de la Patria) desde Buenos Aires

Identidades.

El uso del apellido, en nuestro caso el paterno en primer lugar y el materno en segundo término, es relativamente moderno. En la antigüedad lo común era tener un nombre de pila y utilizar el lugar de origen como patronímico. Luego se utilizó el "hijo de", como ya se vio.

Lo cierto es que esto tiene que ver con un tema central para todos los seres humanos, como es la construcción de la identidad y la búsqueda de sus orígenes, aún en el plano doméstico.

"El apellido te vincula con un linaje, todos necesitamos esa conexión, sobre todo a partir de un cierto momento en la vida en el que se comienza a pensar en la finitud y por ello en los ancestros y en la progenie que dejamos", señala el piscólogo Juan Fernández Romar, director del Instituto de Psicología Social de la Facultad de Psicología (Udelar).

"Las historias, nuestras historias, comienzan con el retrato de la abuela y el abuelo. Para que exista una adecuada transferencia generacional del orden mítico son necesarias al menos tres generaciones", apunta Fernández Romar.

El psicólogo e investigador señala, asimismo, que existen varias líneas clínicas que trabajan con especial hincapié en las historias familiares. "Cuando alguien vive experiencias traumáticas no suele hablar de ellas con sus hijos, por lo que suele quedar un hueco en los relatos. La primera generación nota el hueco en la narrativa familiar, pero sabe que de eso no se habla. Pero ya para la tercera generación es un hueco que no consigue explicarse y eso puede mover a indagar en el pasado", explica Fernández Romar.

Para muchos la reconstrucción de su árbol genealógico pasa a ser central en el conocimiento de su propia identidad. Ya sea porque lo reafirma en lo que sabía de sus orígenes, o porque le permite descubrir cuestiones que estaban ocultas.

"Nadie, por aristócrata que se sienta, podrá pretender que todos sus antepasados fueran nobles de solar conocido, como nadie, por humilde que se considere, podrá pretender que sus mayores hayan sido todos plebeyos o labradores", señala el doctor Enrique J. Yarza Rovira, una de las mayores autoridades actuales en estudios genealógicos de Uruguay.

Juan, Thiago, Julieta los más usados

Los nombres de pila también suelen ser recurrentes. Un ránking hecho también por la Dirección Nacional de Identificación Civil resultó al menos revelador del gusto de los uruguayos a la hora de dar un nombre a sus hijos. Según esta compulsa a la que accedió Domingo el nombre que se lleva las palmas no es otro que el de Juan. Pero contra todo lo que se pueda suponer el nombre que se ubica inmediatamente en segundo lugar es el de Thiago. Julieta ha recogido una enorme cantidad de preferencias y se ubica en tercer lugar del ránking. Santino, Martina y Mateo les siguen. Lautaro, Lucas, Santiago, Benjamín, Sofía, María, Felipe, Facundo, Emma, Valentino y Mía completan la lista de los primeros lugares. Otros menos frecuentes hace apenas unos años atrás comienzan a imponerse, tales los casos de Agustina, Bruno, Zoe, Lorenzo, Isabella o Ian.

Rodríguez, en el primer puesto

Victoria Rodríguez, comunicadora con el apellido más frecuente en Uruguay.
Victoria Rodríguez, comunicadora con el apellido más frecuente en Uruguay.

Los Rodríguez mandan. Según el análisis de los registros oficiales hay un total de 167.867 personas que llevan este apellido en Uruguay. Algo similar ocurre en Argentina, donde un ránking confeccionado por el Registro Nacional de Personas determinó que es el apellido más frecuente, la cantidad de personas que lo llevan es similar a la población de la ciudad de La Plata. En España, según un estudio realizado en 2016, este era el tercer apellido más común. La comunicadora Victoria Rodríguez es tal vez uno de los Rodríguez más conocidos.

González, muy representados

Diego González, el conductor televisivo con el segundo apellido más común.
Diego González, el conductor televisivo con el segundo apellido más común.

González es el segundo apellido más frecuente en Uruguay. De acuerdo con los registros oficiales hay 117.269 personas que llevan este apellido de origen español. También pasa lo mismo en Argentina, donde el mencionado estudio publicado por el matutino La Nación revelaba que este era el segundo apellido más usado, rasgo en común también con Paraguay y Chile. En España, en tanto, era en 2015 el segundo apellido más frecuente y sobrepasado por los García. El conductor Diego González se halla entre los más conocidos con este apellido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)