TENDENCIAS

Crear en el medio del Campo

En Pueblo Garzón la fotógrafa y escritora estadounidense Heidi Lender fundó una comunidad para que artistas de múltiples disciplinas desarrollen su creatividad.

Charlie Baker, artista y diseñador. Foto: Campo.
Los impulsores de la comunidad artística Campo, Luis Fabini y Heidi Lender. Foto: Campo
Un entorno para la creación. Foto: Campo
Formas y diseños para Pueblo Garzón: Foto: Campo
La naturaleza como estímulo y contexto para la creatividad y la creación. Foto: Campo.

Si lo que los grandes artistas necesitan es serenidad y aislamiento para poder crear y desarrollar su obra, entonces Campo, una nueva comunidad artística uruguaya, va a darles justamente eso. Campo es una iniciativa de la fotógrafa, artista visual y escritora Heidi Lender, estadounidense radicada desde hace ocho años en Pueblo Garzón.

Ahí, en ese lugar con menos de 200 habitantes, rodeado de silencio y naturaleza, Campo recibirá a artistas que podrán pintar, esculpir, diseñar, retratar, cocinar o escribir residiendo durante unos meses.

Lender llegó por primera vez a Uruguay hace aproximadamente una década. Era una artista con inclinación hacia la fotografía de moda y diseño. Enseguida se enamoró de Pueblo Garzón y sus alrededores, y compró un campo para radicarse ahí. No fue, dice ahora, ella la que eligió vivir ahí, sino al revés: "Pueblo Garzón me eligió a mí", afirma sobre cómo fue que decidió, hace ocho años, adquirir una parcela de campo. "Al principio no vivía todo el año, pero desde hace cuatro años que ya estoy acá full time", dice en un inglés en el cual se cuelan expresiones en español todo el tiempo.

La idea de crear la comunidad artística en un área que abarca 13 hectáreas, le llegó a principios del año pasado. Estaba un día sentada en su casa, mirando hacia afuera por la ventana. En el folleto que explica la génesis y el propósito de Campo, la propia Lender escribe: "Aquí están sucediendo cosas, pensé, mirando hacia mis 30 hectáreas al borde de este pueblo que ha estado creciendo lentamente con una escena cada vez más sofisticada de comida (...) Y entonces se me ocurrió. Eliminé de mi lista de propósitos visitar Patagonia y escribí: Ayudar a revitalizar Garzón. Construir una comunidad de artistas. ¡El momento es ahora! Y así sin más nació Campo".

En esa época Lender venía de una residencia artística en Estados Unidos, durante la cual, según lo que ella misma escribe, se sintió inspirada y agradecida por la experiencia, porque suponía un sostén para su creatividad: "Mi ser artístico no estaba acostumbrado a recibir apoyo. Vengo de un contexto centrado en los negocios, donde las exploraciones creativas no eran realmente una opción".

Ahora intenta trasladar la sensación de sentirse apoyada a aquellos artistas y creadores que ya forman parte de Campo. Para ello, Lender puso en marcha una fundación e inició una campaña para recaudar fondos y poder solventar los gastos de aquellos artistas que residan en Campo.

La intención es que sean múltiples disciplinas artísticas y creativas las que convivan en la comunidad: fotografía, cocina, pintura, diseño, arte conceptual... "Sí, me encanta la idea de que varias disciplinas puedan dialogar y generar nuevas experiencias", comenta Lender entre los preparativos para lo que fue una de las primeras instancias de la campaña para recaudar fondos: una cena para 100 personas la semana pasada, curada por la chef Lucía Soria, al frente de Jacinto y de fama masiva tras el ciclo MasterChef.

Aunque recién empieza, Campo ya tiene a su primer artista residente: Charles Baker (foto principal), un escultor y diseñador estadounidense que se especializa en trabajar la madera, pero que también realiza otro tipo de proyectos creativos, como por ejemplo el diseño de vidrieras de importantes tiendas y marcas en sus locales más prestigiosos.

Baker fue elegido por Lender, y así seguirá siendo el proceso para formar parte de la incipiente comunidad artística. "Durante los tres primeros años, será así. Los artistas serán elegidos por mí y por mis colaboradores. Pero para el tercer año vamos a tener pronto un proceso de solicitud, para que cualquier artista pueda aspirar a formar parte de Campo".

Uno de los socios más importantes de Lender en este emprendimiento es su pareja, el fotógrafo uruguayo Luis Fabini, quien hasta hace unos años vivía en Nueva York. "Venía regularmente a Uruguay y me quedaba en la Sierra de las Cañas, en lo de un amigo. Ahí se me ocurrió intentar hacer una residencia de artistas, porque también tenía en mente lo que había intentado hacer mi tío bisabuelo, Eduardo Fabini, que quiso hacer una colonia así en Arequita, pero no pudo concretarla".

Una conocida de Fabini le mencionó que había una persona que tenía la misma idea que él, y que la tenía que conocer. "Nos conocimos, nos enamoramos y ta", resume el fotógrafo y agrega que fue más o menos al mismo tiempo que el arquitecto Rafael Viñoly se sumó al proyecto. "Cuando lo conocí me preguntó si era algo de Eduardo. Le dije que sí y él me contó que su padre había apoyado a Eduardo Fabini cuando él intentó concretar su idea de una colonia artística. Hay una cuestión ancestral: nuestros antepasados estaban conectados y ahora nosotros seguimos".

Para el creativo —autor de dos libros de fotografías que retratan a gauchos y vaqueros en el continente americano— el lugar ayuda mucho al desarrollo artístico y creativo, en parte por la tranquilidad y en parte debido a, como dice, "el espacio que generamos nosotros los uruguayos, que nos gusta tener cierta distancia para poder ser. Un poco de soledad, un cacho de carne para un asado y un poco de yerba para el mate. Con eso nos alcanza", comenta entre risas.

Pero aunque la soledad y la tranquilidad sean necesarias para la creatividad, Lender señala que Campo no es una colectividad artística que pretende aislarse por completo del mundo exterior. "Al contrario. Queremos que haya una integración y un intercambio entre los artistas y los habitantes de Pueblo Garzón. Esto no es el hobby de una extranjera que llega y quiere imponerse. Es un proyecto que pretende sumar e integrar, tanto a quienes llegan a Pueblo Garzón como a quienes viven aquí".

Así, entre vacas, árboles y paisajes sin aparente fin, Campo pretende hacer nacer nuevas expresiones creativas y artísticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)