NOMBRES

Courteney Cox o Monica Geller para siempre

La actriz tiene una carrera larga y bastante silenciosa, pero se convirtió en un ícono de la pantalla gracias a Friends. Ahora regresan.

Courteney Cox. Foto: AFP
Courteney Cox. Foto: AFP

"No hay nada que explicar, es solo un compañero de trabajo”. Y todo empezó así, con una mera banalidad en el sofá terracota de la cafetería más famosa de los noventa. Allí, Monica Geller contaba sobre una cita con “Paul, el de los vinos”. Allí, Courteney Cox comenzaba con Friends, que iría a la par de su vida real por una década.

Aunque fue la cúspide de su carrera y todavía hoy todos hablen de eso, Courteney no recuerda demasiado de la serie. Revió alguna cosa cuando su hija Coco quiso verla, pero admite en una entrevista con Jimmy Kimmel: “No recuerdo ni siquiera haber estado en el show. Recuerdo amar a todos ahí y divertirnos mucho, recuerdo ciertos momentos en mi vida en los que estaba ahí”. Su cuarentena la pasa con un “atracón de Friends”.

Courteney está reviviendo a Rachel y Monica, a Monica y Chandler, a Monica y Ross. Las cenas de acción de gracia y el partido de fútbol americano que quedará para el recuerdo. Los pavos en la cabeza y los “te amo” más esperados. Las angustias que siempre se resolvían con algo de humor. Los viajes a Londres y Las Vegas. Y luego vienen las galletas Nestlé Toulouse, las trenzas insoportables y los mellizos.

Pero la historia de Courteney empieza antes.

Más allá de los seis amigos

Tiene 20 años y Bruce Springsteen, que termina de cantar el estribillo de Dancing in the Dark, le tiende la mano para que suba al escenario. Courteney lleva el pelo corto, vaqueros rectos doblados en los bolsillos, championes blancos y baila a la par del rockero. Son los ochenta y la chica del videoclip está recién comenzando con una carrera en la actuación. Es 1984 y puede que también alguien la haya visto aparecer en un capítulo de As the world turns.

Detrás de la pantalla

Todos se hicieron amigos más allá de la pantalla. Tanto que para la segunda temporada se impusieron para que ninguno ganara menos que el otro. Asimismo, la amistad que caló de verdad en los fans y en ellas mismas fue la de Courteney y Jennifer Aniston. La primera estuvo al firme en las separaciones de Aniston, y esta es la madrina de Coco, hija de Courteney.

Si le preguntan, Courteney responde que el recuerdo más lejano que tiene de su vida es el del divorcio de sus padres, el impacto y el dolor que vino con eso, o las bromas pesadas que le hacían sus hermanos. Si le preguntan algo más, cuenta que “un Banksy” es el objeto más caro por el que ha pagado nunca. Dice que llora escuchando las canciones que compone Johnny McDaid, su pareja. Dicen los que la han conocido, aunque sea para un café, que la actriz tiene la misma energía estridente de Monica. Dice, ella a The Telegraph, que siempre la afectó haber sido la única no nominada a ningún Emmy por Friends: “Desearía que no me afectaran esas cosas, pero sí”.

Courteney maneja su intimidad con la misma diplomacia con la que sobrellevó la separación con David Arquette, en 2010. Por aquel entonces, Arquette apareció en varios medios contando pormenores de la vida de la pareja. Courteney consideró que era su manera de llevar el dolor y que lo entendía. Lisa Kudrow, Phoebe en la serie y buena amiga en la vida real, ha dicho a Harper’s Bazaar que la admira: “La observo para ver cómo maneja las cosas, porque lo hace muy bien”.

Courteney Cox como Monica Geller. Foto: Difusión
Courteney Cox como Monica Geller. Foto: Difusión

Courteney solo deja la puerta de su vida privada entreabierta en Instagram. Será por marketing para el retorno de Friends, será porque allí puede decidir ella qué mostrar y qué no: al piano con Coco, pasando el rato con Jennifer Aniston -su mejor amiga-, o sacando a relucir el álbum de fotos viejas.

Antes de 1994 no existía Friends en la pantalla y Courteney era una chica de 30 años buscando su camino. Para entonces ya había abandonado los estudios universitarios en arquitectura, se había decidido por Nueva York y una carrera de modelo que le permitía mantenerse mientras buscaba suerte en la actuación. En la caja de recuerdos de su madre hay todo tipo de pruebas de entonces. Fotos de algún book, cartas a agencias o una fotocopia de las tantas portadas de novelas románticas para las que posó. Cuando se presentó para actuar en la sitcom, en su curriculum ya figuraban trabajos fijos como una de las protagonistas en la serie Los científicos rebeldes o recurrente en Family Ties, y varias películas como Amos del universo (1987), Cocoon II-El Regreso (1988) y Aceventura: un detective diferente (1994).

Desde 1996, Courteney también corría y trataba de esconderse del asesino de la máscara y los gritos extraños. La actriz protagonizó Scream en las cuatro entregas. Fue en el primer rodaje que se enamoró de David Arquette. Y fue, dice, uno de los trabajos más importantes de su carrera.

Después de Friends a todos -la excepción siempre ha sido Jennifer Aniston- les costó encaminarse en la pantalla. Pero en 2009 Courteney se convirtió en productora ejecutiva y protagonista de Cougar Town, otra comedia que estuvo siete años al aire. Su personaje Jules Cobb le valió una nominación a los Globos de Oro. Lo central de la serie, por supuesto, la amistad.

Courteney Cox fue actriz y productora de Cougar Town. Foto: difusión
Courteney Cox fue actriz y productora de Cougar Town. Foto: difusión

Aunque hasta el día de hoy sigue ganando millones por la sitcom de los seis amigos, Courteney admite que por nada en el mundo se imagina sin trabajar. Que no es buena ama de casa ni le gusta ir de compras. Que solo sabe, dice, descorchar una botella de vino y, claro, actuar. Así que mejor va por esa opción.

Más éxito o menos éxito, pero Friends sigue siendo Friends. Algunos diálogos que hoy serían impensables, las risas de fondo, las cámaras fijas y los planos americanos son, a veces, incómodos, y así y todo, sigue en el podio de las series favoritas de la historia: millares firmaron para que no la retiraran de Netflix, por ejemplo, y el retorno anunciado causó tendencias en todas partes. El amor a Chandler, Phoebe, Rachel, Joey, Ross y Mónica parece no tener fin.

Un ansiado, pero distinto retorno

Desde que terminó la sitcom de Marta Kauffman y David Crane en 2004, una de las fake news más recurrente fue la del retorno. Hasta que no fue más falso. En febrero HBO confirmó un acuerdo con los seis actores. Con imagen oficial y buen dinero de por medio, el regreso será una entrevista en retrospectiva con los protagonistas. La fecha inicial de publicación era mayo, pero se pospuso por la crisis del coronavirus.




Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados