CULTURA

El cómic nacional brilla y vibra

Las historietas uruguayas conquistan cada vez más adeptos en un mercado dominado por autores extranjeros. Se suman creadores con propuestas cada vez más originales y variedad temática en sus obras.

Montevideo Cómic crece año a año y es un gran escaparate de la historieta.
Montevideo Cómic crece año a año y es un gran escaparate de la historieta.

La historieta uruguaya pasa por un gran momento. Al menos así lo consideran los creadores involucrados en el fenómeno. Sin embargo, el género debe superar innúmeros obstáculos para tratar de llegar al público, partiendo de las dificultades comunes a todo el sector editorial, tal vez acentuadas por lo incipiente del público lector a diferencia de las letras tradicionales. Pese a ello, algunas obras logran romper esas barreras y recibir tanto los elogios de la crítica como la silenciosa aprobación de los lectores. Un claro ejemplo de ello es la novela gráfica Prócer Zombie, que ha publicado su secuela en 2018 y es una de las apuestas más originales. Con todo, no es la única ya que la oferta es cada vez más variada e interesante.

“A pesar de no contar ya con una categoría propia en los Fondos Concursables, sigue habiendo novelas gráficas que consiguen este apoyo, amén de que editoriales locales de narrativa como Estuario o Criatura continúan editando”, considera Rodolfo Santullo, escritor, guionista y editor de historietas.

Por varios caminos

 Pero aún más allá de las publicaciones en manos de sellos nacionales independientes, la autoedición tiene un lugar especial en la producción de narrativa dibujada. Precisamente lo que destaca Santullo es “el esfuerzo de los propios historietistas que editan su trabajo y que, por fortuna, encuentran buena respuesta entre los lectores como es el caso de Pancho, el Pitbull de Nicolás Peruzzo o el ya mencionado Prócer Zombie de los Silva Bros, quienes habiendo agotado su tirada apoyada por los Fondos Concursables, reeditaron el título de manera independiente”.

En ello coincide Matías Castro, escritor, guionista y uno de los responsables de Montevideo Comics, el mayor encuentro en torno al género, y más de una década de historia. “Creo que está en un proceso de búsqueda de nuevas formas de producción y edición. Si bien los Fondos Concursables siguen haciendo posible proyectos que tienen alta repercusión, no son la principal fuente de financiación”, apunta Castro.

“Hay cómics que nacen en revistas de prensa, como Diskettes de Nico Peruzzo, y que luego son editados en libro de forma independiente. Hay editoriales que coeditan en Argentina y traen desde allá sus obras, pero sin apoyarse en librerías como antes, sino buscando la venta directa a través de Ferias del Libro. Hay otros editores como Powah o G.A.S. que optan por publicar acá pero con estrategias de venta parecidas”, considera Castro. “Irónicamente, el cómic nacional no tiene más presencia en librerías a pesar de que estas dedican cada vez más espacio a los cómics”, comenta.

Para el dibujante Matías Bergara, uno de los pocos creadores uruguayos que ha logrado “saltar” a los grandes sellos en Estados Unidos y que también tiene producción nacional, el momento de la historieta uruguaya es por demás interesante. “Yo pienso que se encuentra en una fase muy interesante de surgimiento de autores y autoras jóvenes que están renovando las narrativas y la gráfica del medio. Cada vez además hay más aceptación e integración de la historieta como un medio válido y presente en las vidas de las personas, cuando antes era más bien un consumo de culto”, apunta.

Los temas

Si bien los superhéroes mueven millones de ejemplares y constituyen, sin duda, la corriente principal en el mundo del cómic, no es —ni cerca- la más importante. De hecho, la novela gráfica ha crecido al margen de dicho subgénero.

En la historieta uruguaya, si bien hay algunos escasos ejemplos en el entramado superheroico —Cisplatino, una creación de Pablo Zignone y Diego Tapié es un buen ejemplo de ello—, la producción local va por otros rumbos. La Historia es uno de los principales nutrientes de la narrativa dibujada nacional.

“Hay muchísima ficcionalización de hechos históricos, lejanos o recientes. Eso habla de una inquietud por releernos a nosotros mismos en cuanto a nuestra memoria colectiva y nuestra identidad, no sé si nacional, pero sí cultural”, reflexiona Bergara. El dibujante fue junto al escritor Rodolfo Santullo cocreador de la novela gráfica Los últimos días del Graf Spee, un claro ejemplo de esta tendencia.

Lo cierto es que la temática es cada vez más variada y la audacia de sus creadores no conoce límites.

“Por suerte quedó muy atrás aquella discusión teórica de los años noventa sobre ‘Cómics de gauchos versus cómics de superhéroes versus cómics de Montevideo en el año 2500’. En aquella década, se producía muy poco por fuera de la historieta humorística, y la discusión se hacía sobre las pocas historietas que había y las muchas ideas en el aire. Ahora, cuando hay bastantes autores produciendo un poco lo que cada uno quiere, los temas y géneros varían de libro en libro”, señala Castro.

“Además, hay una presencia constante del humor. Desde los grandes maestros del humor gráfico hasta apariciones más actuales como son los trabajos de los Silva o Nico Peruzzo”, apunta por su parte Santullo.

Y las influencias parecen ser cada vez más variadas. “Creo que el manga y el cómic estadounidense —no necesariamente el de superhéroes, me refiero a las formas narrativas— han sido las mayores influencias. Aunque si indagás, encontrás de todo tipo de influencias. Un ejemplo: Silvio Galizzi —el autor de los cómics de Vlad Tepes y Crónicas del inxilio— está haciendo un cómic de ficción que tiene como contexto la Guerra de la Triple Alianza pero no solo está investigando en libros de historia sino que se ha repasado las películas de Sergio Leone entre otros para buscar la atmósfera adecuada”, sostiene Castro.

Prócer Zombie se anima con el gran mito fundador en una obra muy original.
Prócer Zombie se anima con el gran mito fundador en una obra muy original.

La otra vida del prócer

La propuesta es original y parece alimentada por las más diversas corrientes de la historieta: la superheroica, la fantástica, el humor, e incluso los videojuegos. Lo cierto es que Prócer Zombie ha despertado enorme interés y conquistado lectores.

La creación de los hermanos Andrés y Leonardo Silva, que firman como Silva Bros., lleva dos volúmenes: Prócer Zombie y Prócer Zombie II. El punto de partida es la “resurrección” del Padre de la Patria en una Montevideo que, por supuesto, no reconoce.

“Hemos notado en nuestros lectores un sentimiento de pertenencia hacia la obra y eso es un valor fundamental para poder competir con otros personajes internacionales ya consolidados”, dice Andrés Silva.

“Creemos que nuestra obra puede ser una inspiración y abrir camino para que otros artistas emergentes generen distintos héroes locales. A veces cometemos el error de decir que lo mejor está afuera y no valorar lo que tenemos acá”, agrega.

Sin embargo los creadores reconocen que solían consumir principalmente cómics de autores extranjeros. “Pero últimamente vengo leyendo más contenido nacional al estar en mayor contacto con autores locales”, reconoce Leonardo Silva.

La difusión de la obra es otro de los puntos clave para el llamado noveno arte. “El desafío está en generar contenidos de interés y hacerlos visibles. Por otro lado, si bien las ferias del libro y convenciones son importantes escenarios de exhibición, creo que hay que buscar otras herramientas de difusión. En nuestro caso las redes sociales y sitio web han jugado un papel preponderante”, explica Andrés.

La aventura ya está en marcha.

20 imprescindibles del cómic oriental

A modo de guía para los lectores, Domingo le pidió a cada uno de los creadores consultados su lista de mejores cómics uruguayos.  Rodolfo Santullo, Matías Bergara, Matías Castro, Silva Bros hicieron sus respectivos Top 10. La lista final combinada es una veintena de imprescindibles.

Los ineludibles

Rincón de la Bolsa (Nicolás Peruzzo, Gabriel Serra);
El Tony (Alejandro Torre, Matías Bervejillo) 
Q (Santiago Musetti)
Regreso a las Montañas de la Locura (Rodolfo Santullo, Alejandro Rodríguez Juele)
Bacterias (Nicolás Peruzzo, A. Rodríguez Juele)
Dengue (R. Santullo, Matías Bergara)
El Club de los Ilustres (R. Santullo, Guillermo Hansz)
Las aventuras de Juan el Zorro (Renzo Vayra)
Historiatas (Federico Murro) 
7 historias (Tunda Prada)
Crónicas del Inxilio (Silvio Galizzi, Esteban Tolj)
Morir por el Che (Roy y Marcos Vergara)
[email protected] (Eduardo Barreto y otros)
El Viejo (Alceo, Matías Bergara)
La Isla Elefante (Alejandro Rodríguez Juele)
Ismael (José Rivera)
Homero, el muchacho viajero (Emilio Cortinas)
El poderoso halcón (Eduardo Barreto)
Aloha (Maco)
Prócer Zombie (Silva Bros.)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)