VIDA

Las cien caras de Montevideo

Una fotógrafa free lance se lanzó a un proyecto que demostró el espíritu cada vez más cosmopolita de la capital uruguaya y retrató un centenar de nacionalidades.

El proyecto nació como una apuesta con un amigo. Hoy es una realidad y muestra una cara inesperada de la Montevideo del siglo XXI. Si bien es cierto que el país fue hecho en buena medida por migrantes que llegaron de diversos puntos del planeta, una nueva corriente comienza a cambiar el paisaje. Y eso es lo que descubre Montevideo: Crisol cultural, la obra de la fotógrafa Eliana Cleffi (36), una paciente colección de retratos de 100 nacionalidades distintas.

El punto de partida fue una conversación casual con un amigo, cuenta Eliana. "Yo sostenía que había cada vez más inmigrantes en este país, entonces él me desafió a que consiguiera una foto de cada persona nacida en otro país en un plazo de cien días", recuerda Eliana.

Al cumplirse el plazo la fotógrafa había conseguido 55 personas de distintas nacionalidades. El propósito parecía largamente cumplido, pero quedó allí esperando su momento. Esto había ocurrido en 2016, pasaría un año sin volver a dedicarse al proyecto.

"Yo quería reflejar el ambiente multicultural que tenemos, un poco porque fue lo que más me impresionó cuando estuve en España", explica la fotógrafa.

Eliana tenía 22 años cuando resolvió ir a probar suerte a España, como tantos uruguayos luego de la crisis de 2002. Se fue a vivir a Valencia y allí trabajó como fotógrafa, se especializó en retratos, modalidad muy requerida allí y que le permitió alcanzar una posición holgada durante su estadía. Y allí fue donde, además, tuvo ese primer contacto con la variedad de nacionalidades y orígenes étnicos que en los últimos años ha sido moneda corriente en España.

La idea se fue "cocinando" a fuego lento por años hasta que surgió espontáneamente en una charla de amigos. De modo que un año después de haber completado la colección de 55 retratos se dijo: "Tengo que hacer algo con esto". Y al mismo tiempo se le ocurrió que la cantidad conseguida era insuficiente, así que se propuso duplicarla.

"Mis amigos me decían: Eliana vos estás loca, con la cantidad que ya conseguiste. Pero yo estaba convencida de que podía haber más, así que subí a Facebook las fotos que había obtenido y puse que si alguien conocía a personas nacidas en otro país que se pusiera en contacto conmigo. Y empezaron a contactarme enseguida, por esa vía conseguí alrededor de treinta más", cuenta Eliana.

El primer retrato fue para Mehrnaz, una joven iraní que se prestó de inmediato a la idea. Para Eliana es una de sus fotos predilectas (foto principal). Y pronto se empezó a correr la voz entre las distintas comunidades de migrantes. La página de Facebook había conseguido gran cantidad de seguidores.

Un lugar preferido.

Desde el principio la idea fue que cada uno marcara su lugar favorito en la ciudad y hacer allí el retrato, lo cual acarreó más de una dificultad para la autora del proyecto.

"Los que venían a verme para sacarse la foto estaban súper emocionados, me mostraban su lugar preferido y me contaban cuál había sido su vivencia en ese lugar y por qué era tan importante para ellos", cuenta Eliana.

Con cada uno de los retratados se repetía el ritual. Se encontraban, tomaban un café y charlaban de sus vicisitudes, de cómo habían llegado al país, qué los había motivado, por qué lo habían elegido y qué expectativas tenían. Eliana sentía que era como abrir una ventana y asomarse a ver una vida.

Pero no siempre era así de fácil. Para otros tantos era complicado vencer sus propias resistencias y prestarse a ser fotografiados. "Otros, en cambio, me decían: Odio las fotos, pero sé que no vas a conseguir a otro de mi país así que sacame, pero que sea rápido", recuerda Eliana.

De este modo ella trataba de utilizar esos argumentos a su favor y procuraba convencerlos de mostrarse distendidos frente a la cámara.

Cada una de las fotos fue una historia distinta, desde todo punto de vista. "A veces no había mucho tiempo, pero en muchas ocasiones me sentaba con ellos a tomar un café y charlábamos un buen rato, había algunos muy reservados y otros que me contaban toda la historia de su vida", dice Eliana.

Para completar el centenar de retratos Eliana debió recurrir a diversas vías. Al principio contaba con un grupo de ocho conocidos de diferentes nacionalidades, que se convirtieron en el punto de partida. Estos la llevaron a otros posibles candidatos y estos a otros, y así sucesivamente. Por otra parte recurrió a la ayuda de embajadas y consulados generales con sede en Montevideo, a quienes planteó su proyecto y les pidió ayuda para encontrar voluntarios.

"Los uruguayos fueron los que menos me pudieron ayudar a localizar extranjeros. En cambio, los extranjeros están absolutamente comunicados entre ellos, así que uno me fue llevando a otro", dice.

De este modo logró reunir a los primeros 55 y más tarde a quienes completaron el centenar. La lista quedó conformada por 52 mujeres y 48 hombres, cuyas edades van desde los 18 años (un salvadoreño es el más joven) a los 92 años (el húngaro Ladislao).

Eliana subió la colección de fotos a su Facebook, pero tiene intenciones de convertirla en una exposición, que cree es la mejor forma de acercarse al proyecto. La Intendencia de Montevideo ya planteó su interés en darle lugar a la muestra, pero todavía no han cerrado un acuerdo para concretarla. De todos modos, Eliana confía en que tarde o temprano los montevideanos podrán conocer el centenar de fotografías.

En su página web (www.elianacleffi.com.uy) la propia autora presentó de este modo el trabajo: "Considero mis fotos pequeñas huellas de caminos andados, algunos serenos y acogedores, otros dinámicos y espontáneos. En todos ellos sentí la misma necesidad de expresar mi visión de lo que me rodeaba. En la fotografía encontré mi lenguaje, sin embargo no pretendo dictar mensajes. El espectador es libre de percibir cada imagen según su propia sensibilidad e intuición, porque detrás de ellas se esconde mas de una verdad que contar".

Alemanes, angoleños, armenios, austríacos, bielorrusos, bolivianos, brasileños, búlgaros, camerunenses, canadienses, chilenos, colombianos, croatas, daneses, estadounidenses, finlandeses hondureños, griegos, holandeses, ingleses, iraníes, israelíes, italianos, jamaiquinos, nicaragüenses, nigerianos, paquistaníes, polacos, portugueses, portorriqueños, checos, congoleños, dominicanos, rusos, sudaneses, suizos, tailandeses, turcos, ucranianos, venezolanos conforman entre otros el crisol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)