NOMBRES DEL DOMINGO

Calu Rivero, el valor de romper el silencio

La actriz y modelo argentina cobró protagonismo al denunciar una situación de abuso y se convirtió así en un ícono del feminismo.

Calu Rivero, de actriz juvenil a ícono del movimiento feminista.

En uno de los programas televisivos más visto por audiencias especialmente femeninas tuvo lugar una revelación de repercusiones insospechadas. Durante una hora Calu Rivero, una de las caras más reconocibles de la televisión argentina, reveló en Intrusos detalles de una relación profesional que había derivado en una clara situación de abuso.

Su denuncia, hecha un mes atrás, se convirtió en una inesperada bandera del movimiento feminista y dio lugar a un aluvión de testimonios por parte de activistas que, tal vez por primera vez y ante un público tan amplio, hablaban de manera descarnada de las situaciones de sometimiento y abuso que suelen padecer muchas mujeres.

Calu Rivero fue la inspiración de miles de adolescentes desde que cobró fama en el papel de Ema Taylor, en la recordada telecomedia Patito Feo. Unos años más tarde otro protagónico en Dulce Amor parecía que la llevaría definitivamente a la cima de su carrera cuando se produjo su súbito apartamiento de la pantalla y un silencio de cuatro años que solo rompió a fines de 2017 cuando comentó por primera vez en Twitter lo que sucedió con el actor Juan Darthés.

"Es importante ponerlo en contexto: esto fue cinco años atrás y la sociedad no estaba preparada para hablar de estos temas; lo que viví estaba completamente naturalizado, pasaba acá y en el mundo", contó entonces Calu Rivero, a modo de preámbulo.

La actriz relató las difíciles situaciones que le tocó vivir durante el rodaje de las escenas que tenía que actuar con Darthés y que, a menudo, incluían besos apasionados. "Noté que algo estaba mal y lo comuniqué; no hubo escucha y fui yo la que tuvo que dar un paso al costado y dejar de trabajar", contó.

Su relato fue el principio de una catarata de denuncias y testimonios, de manera muy similar a la que el año pasado removió los cimientos de Hollywood y dio lugar al movimiento #MeToo.

Creativas.

Entre el modelaje y la actuación Calu vive en viajes constantes.
Entre el modelaje y la actuación Calu vive en viajes constantes.

Calu es el apodo que le puso su hermana, Marou Rivero. Viene de un personaje del teleteatro chileno Tic Tac que se llamaba Calú. Su verdadero nombre es Carla Soledad Rivero y nació en Catamarca el 5 de abril de 1987.

Vivió en esa provincia los seis primeros años de su vida, luego se mudó con su familia a Córdoba donde terminó sus estudios. En la casa familiar los estímulos artísticos estaban a la orden del día, pasaba horas jugando con su hermana en el cuarto de la creatividad que sus padres les habían acondicionado con telas, cartulinas, juguetes, lápices, fideos, pinturas y libros.

No es raro, entonces, que su vocación artística haya despertado tan temprano. De hecho, aún no había terminado la Secundaria cuando ya estaba comenzando de lleno su carrera actoral. Poco después ingresaría a estudiar arte dramático en la Universidad de Córdoba.

En 2006 decidió irse a Buenos Aires para continuar sus estudios con el maestro Norman Briski. Un año después estaba dando el salto a la televisión. Comenzó con algunos papeles en Son de Fierro y Lalola, poco después le llegó la fama con su papel en Patito feo.

De allí en más su carrera creció a tal punto que ya fuera por la actuación o por el modelaje Calu comenzó a residir solo la mitad del año en Argentina para luego estar de gira por Estados Unidos y Europa.

En 2008 se lanzó con mucha intensidad su carrera televisiva, con dos tiras que le dieron gran notoriedad: Atrapados y Casi ángeles.

El 2012 tuvo una marca especial en la vida de Calu Rivero. Ese año tuvo el protagónico en otra exitosa tira televisiva junto a Juan Darthés en Dulce amor, de la que la actriz terminó yéndose. Pero ese mismo año le tocó interpretar un papel importante en una película que tuvo suceso internacional junto a actores de la talla de Ricardo Darín, Arturo Puig y Alberto Amman, el thriller Tesis sobre un homicidio, de Hernán Goldfrid.

Por su labor en televisión estuvo dos veces nominada al Martín Fierro. También se ufana de ser una DJ ocasional, incluso llegó a grabar un disco y asegura que la música ocupa un lugar central en su vida.

Su carrera como modelo se encuentra también en pleno ascenso. Hace poco la marca Benetton la eligió como embajadora de su perfume We Are Colors. El año pasado protagonizó la campaña de Nike Global junto a reconocidas atletas y las modelos Naomi Shimada y Paloma Elsesser. En esa línea también fue tapa de las revistas Bazaar Argentina, Cosmopolitan, OhLalá, Para Ti y Hola.

Pero la vida de Calu Rivero no termina en la actuación y el modelaje. Desde hace tiempo la actriz ha adoptado posiciones cada vez más firmes en torno a la defensa del medio ambiente, en esa línea terminó por adscribirse al vegetarianismo primero y luego al veganismo.

Y por último, a partir de sus denuncias contra Darthés, Calu pasó a tener una participación mucho más activa en el movimiento feminista. De hecho este año fue notoria su participación en la multitudinaria marcha del 8 de marzo.

La actriz se resolvió a hablar de su caso con el fin de animar a otras mujeres a que denunciaran situaciones similares. "No hay que tener miedo de hablar; hay que exponer, hay que sacar toda esa mierda que uno tiene adentro, eso que a uno se le queda grabado para siempre hay que sacarlo para afuera", dijo.

Su último papel en televisión

La última participación en televisión de Calu Rivero fue en la serie Sandro de América, dirigida por Adrián Caetano. La serie biográfica, musical, dramática y romántica giraba en torno a la figura del popular cantante argentino también conocido como "El Gitano". En los papeles protagónicos tuvo al joven Agustín Sullivan, que encarnó al artista en su juventud. La edad adulta de Sandro estuvo a cargo de Marco Antonio Caponi, y por último la vejez de Sandro la recreó Alberto Grimau. A Calu Rivero le tocó interpretar el papel de Silvina en un par de episodios. El biopic tuvo un enorme rating en la TV argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º