tecnología

Buscar más allá de Google

Más allá del liderazgo indiscutido del gigante de Internet, hay otros motores útiles para encontrar cuestiones específicas y proteger mejor los datos del usuario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Varios sitios tienen como ventaja que buscan en la Internet profunda.

DÉBORAH FRIEDMANN

Los expertos coinciden y los usuarios también: Google es la mejor herramienta para buscar información superficial. De hecho, en el mundo nueve de cada diez personas lo eligen cuando de encontrar algo en Internet se trata. ¿Para qué manejar otras opciones entonces? Justamente, uno de los principales motivos es cuando se quiere dar con datos específicos de determinado perfil. Otras razones están vinculadas con proteger la privacidad, uno de los puntos más criticados a Google, y con no darse por vencido cuando no se encuentra allí la respuesta. A continuación, una breve guía de sitios a los que se puede acudir según las distintas necesidades.

Datos.

- Zanran. Es el buscador recomendado cuando lo que se precisa son datos estadísticos, gráficos o informes. Es una herramienta amigable —permite previsualizar los resultados— y entre sus ventajas se destaca que puede localizar información también en la Internet profunda. Como punto en contra los expertos señalan que los datos que arroja son muy superiores cuando las claves de búsqueda se ingresan en inglés. Un detalle: para poder ver el resultado hay que registrarse (es gratis).

- Wayback. The Wayback Machine es una verdadera máquina del tiempo de Internet. Permite ubicar páginas web que ya no existen —algo que Google también tiene habilitado pero no ad eternum—, lo que habilita también a recuperar sitios que desaparecieron, por ejemplo, por no pagar el hosting. Otro de sus puntos fuertes es que posibilita ver cómo era una página tiempo atrás. Al ingresar una url The Wayback despliega un calendario que muestra las veces en que esa página ha sido capturada por este servicio.Hay para entretenerse: cuenta con 432 mil millones de páginas para visitar.

- Wolfram Alpha. Su lógica es bastante distinta a la de Google, por lo cual los usuarios habituales del gigante pueden tardar unos minutos en acomodarse. Pero, sin dudas, el esfuerzo vale la pena. Este buscador de respuestas contesta a las interrogantes de forma directa en lugar de mostrar un listado de sitios donde encontrarlos. Esto se aplica a ámbitos tan diversos como matemáticas, historia, química, arte y comunicación. Por lo tanto, se le puede pedir directamente desde una operación compleja, las personas que nacieron determinado día o que ganaron el premio Nobel en una disciplina, hasta la comparación entre el tráfico de dos webs. Cuenta con una amplia sección de ejemplos que brinda un excelente panorama de lo valioso de la herramienta.

Personas.

- Pipl. Más allá de que las redes sociales son cada vez más eficaces para encontrar a alguien, Pipl es un motor de búsqueda verdaderamente útil cuando se intenta obtener datos de una persona o ubicarla. Solo es necesario poner el nombre y el apellido y, si se quiere, el país donde se encuentra. Una de las ventajas de este sitio es que posibilita realizar búsquedas por la Internet profunda al que no llegan los motores convencionales y que su forma de trabajar reúne la información de la persona en cuestión en un único vínculo.

- Expertise Finder. Periodistas y académicos precisan a menudo ubicar expertos en un área determinada. Con ese fin nació Expertise Finder y, aunque su público objetivo principal son los comunicadores, es abierto a cualquiera que pretenda dar con un experto. El sitio permite buscar por área y también por nombre. Luego, la información se puede refinar por universidad de Estados Unidos, país adonde por ahora se limita la nómina de especialistas que incluye. Al cliquear sobre las personas encontradas se despliegan datos que incluyen cómo contactarse (teléfono, mail, página web) y una breve biografía.

Imágenes.

- CC Search. Muchas veces el desafío no es encontrar en Internet la imagen adecuada sino hallar una que pueda usarse, modificarse y reproducirse. Para eso Creative Commons Search es una de las mejores opciones. El sitio es una interfaz que busca, a su vez, en bases de datos que son de dominio público. Permite segmentar el tipo de búsqueda, por ejemplo, dependiendo de si su uso es comercial o personal y de si se pretende o no cambiar la imagen. De todos modos, los administradores advierten que es responsabilidad de quien hace la búsqueda verificar en la propia página que aloja a la imagen que efectivamente esta puede ser reproducida.

- Tineye. Lo que este sitio con base en Canadá posibilita es buscar una imagen a partir de otra que el usuario brinda. Usarlo es sencillo: se puede subir una imagen desde un dispositivo o proporcionarle una dirección en Internet. Después de ese paso la página despliega la cantidad de fotos o dibujos analizados que coinciden. Se le puede pedir que las ordene de más a menos parecida (o viceversa), por antigüedad o por tamaño. Si bien Google también brinda este servicio, expertos y usuarios coinciden en que Tineye tiene mejores resultados, ya que posee una base de datos de 12,5 mil millones de imágenes.

Tiempo libre.

- Can I Stream It. "La forma más rápida e impresionante para encontrar y descargar películas o programas de televisión". Así se presenta este sitio, también disponible como aplicación, que busca ese tipo de productos entre servicios como Netflix, Amazon y YouTube, entre otros. La principal división que hace es entre películas y programas de televisión. Por ejemplo, si se busca la película Minions encontrará cuatro lugares donde está disponible (pagando entre US$ 19,96 y US$ 24,96). Además, ofrece la posibilidad de que el usuario reciba una notificación cuando lo que quería esté online. Lo mismo se aplica a determinado capítulo de una serie, por ejemplo.

- Bing Vídeos. Más allá del clásico YouTube el buscador de videos de Bing ha sido señalado por expertos como la mejor opción para este fin. Si la idea es buscar videos de música, el resultado, además de mostrar el clip original de la canción, también ofrece otras versiones del tema, como remixes, que pueden resultar interesantes.

PROTECCIÓN DE DATOS.

Cuando la apuesta es cuidar más la privacidad.

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios es la privacidad. Por eso, buscadores que garanticen no rastrear el IP o no guardar datos de los intereses del usuario son cada vez más apreciados. Aquí, dos alternativas de las más usadas.

- DuckDuckGo! se presenta como "el motor de búsqueda que no te rastrea". Y agrega: "Lo que buscas es un asunto tuyo y nos interesa que así sea. Esa es la razón por la cual nosotros no recabamos ninguna información personal y, por lo tanto, no tenemos nada para compartir". Esta herramienta, que ha sido presentada por algunos expertos como la competencia directa más importante para Google, utiliza información de sitios públicos como Wikipedia y brinda respuestas directas a preguntas y cálculos matemáticos.

-Ixquick-Starpage. Ixquick comenzó a funcionar en 2005. Tres años más tarde la firma lanzó el buscador Startpage.com para ofrecer sus servicios con una dirección URL que es a la vez fácil de recordar y deletrear. Ambos sitios están hoy en funcionamiento y también hacen de la privacidad su carta de presentación. Bajo la consigna "el motor de búsqueda más confidencial del mundo" señalan que son el único sitio de este tipo que no registra la dirección IP. "Los motores de búsqueda más importantes han recolectado en forma silenciosa la base de datos de información personal más grande de la historia. Lamentablemente, esta información puede caer fácilmente en las manos equivocadas", explica dentro de sus políticas. Es un multibuscador, es decir que remite lo que se quiere hallar a varios sistemas de rastreo y ofrece luego una compilación de resultados. En el caso de StartPage el sitio aclara que está "mejorado por Google" y señala que "ofrece los potentes resultados de búsqueda de Google a los que ya se han acostumbrado muchos usuarios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)