Nombres del Domingo

Bocelli: un tenor popular

Con 75 millones de discos vendidos, el cantante italiano es uno de los líricos más conocidos del mundo. Aboga porque la ópera no sea elitista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dice sentir al público con el oído y la vibración.

Si la música es bella, siempre es atractiva, tanto para el intérprete como para el público, asegura Andrea Bocelli, uno de los tenores más famosos del mundo y que ha sabido moverse tanto dentro de la música de elite como fuera de ella, con ritmos populares. Por eso mismo, asegura que "tanto le da" un género como otro, aunque, reconoce, la ópera es "el paraíso".

El tenor, músico, escritor y productor musical nacido en Lajatico, un pueblo de la campiña toscana, hizo estas declaraciones en una entrevista con la agencia de noticias Efe, días antes de actuar en un festival de Marbella, España. Allí confesó que si bien todavía no tenía decidido el repertorio, probablemente no faltaría el género que adora. "La única condición para escuchar ópera es tener la oportunidad y la curiosidad de escucharla, no se necesita ninguna formación especial, basta abrir los oídos y el corazón", propone el italiano de 56 años que lleva vendidos 75 millones de discos en el mundo.

Para el tenor, la ópera "no es elitista ni una experiencia de esfuerzo, sino una historia universal, de sentimientos que todo el mundo reconoce y de asuntos sociales que nunca pierden actualidad, contenidos que tienen muchas lecturas. Es un espectáculo para todos, que hace llegar su mensaje a jóvenes y mayores y tiene el valor de ser en directo, algo cada vez más inusual y de una importancia increíble", algo que cree que pasa tanto con los títulos de repertorio como con las composiciones más contemporáneas.

No obstante, Bocelli no reniega de la música popular y que lo ha hecho aún más masivo como artista. De la docena de discos que ha grabado como crossover, con música de otros géneros, está igualmente muy satisfecho porque, aclara, "si la música es bella, siempre es atractiva: lo importante es hacer bien las cosas".

Y aunque no puede ver al público —nació con glaucoma congénito que lo dejó parcialmente ciego y a los 12 años, a causa de un golpe en la cabeza durante partido de fútbol, la ceguera se hizo total— asegura que siente su emoción como si viera cada uno de sus gestos. "Noto su fuerza, su energía y sé si les está gustando", explica el artista, que, sin embargo, no se deja llevar y no improvisa "jamás". "Preparo un repertorio muy particular y después lo llevo a la línea hasta el final. Es muy difícil improvisar con una orquesta y un coro", se ríe.

Bocelli tiene una larga lista de presentaciones para este 2015. El 2 de agosto interpretará, en Lajatico (Italia), Turandot, dirigido por Zubin Mehta. En abril hará Aida, también en su país. Y está preparando un disco "de música popular", pero no puede soltar prenda sobre los temas, aunque, revela, "se adaptarán como siempre" a su personalidad, "eminentemente romántica" y su reconocible tono y timbre.

Además, el jueves participará en el concierto con el que la ciudad de Miami Beach, en Florida, celebrará el centenario de su fundación, en el que actuarán estrellas como la cubana Gloria Estefan.

"La voz es un don del cielo y, como todos los dones, es un misterio su procedencia. Lo más hermoso de mi profesión es que gracias a mi voz recibo afecto y cariño, esa es la cosa más bella del mundo junto con poder compartir y ayudar a quienes lo necesitan", precisa en referencia a su labor filantrópica.

El músico italiano acaba de recibir en Davos, Suiza, un premio por la labor de su fundación para ayudar en la lucha contra la pobreza y financiar investigaciones médicas.

Bocelli fue "descubierto" por el tenor Luciano Pavarotti en 1992, al escuchar un demo suyo, pero su irrupción en la industria musical ocurriría tres años después gracias al tema Con te partiró, un hit que logró mantenerse en el número uno de varios países. De la mano de la española de Marta Sánchez, en 1996 ingresó de lleno al mercado hispano con el éxito a dúo de Vivo per lei (Vivo por ella).

De allí en más, su carrera internacional solo creció, al punto que llegó a ser convocado por los actores Tom Cruise y Katie Holmes para cantar el Ave María el día de su boda. Y en 2010 obtuvo su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Todo fruto del trabajo. Bocelli comenzó a estudiar piano con apenas seis años, y poco después agregó flauta y saxofón. Más grande, decidido a no dejar que su ceguera afectara su carrera, siguió adelante con gran fuerza de voluntad. Su pasión por la música le llevó a ofrecer pequeñas actuaciones en celebraciones familiares. Tenía ya 34 años cuando su destino se cruzó con Pavarotti.

Ese mismo año, se casó con Enrica Cenzatti, a quien había conocido un lustro antes, cuando tocaba el piano en bares. Con ella tuvo dos hijos, Amos, hoy de 20 años, y Matteo, de 17. El matrimonio duró una década y el divorcio salió finalmente en 2002. Poco después conocería a Veronica Berti, quien además de su manager se convirtió en su nueva compañera sentimental y madre de su hija pequeña, Virginia, de tres años. Cuando la benjamina nació, el músico la presentó en la revista Hello afirmando que se sentía más protector con ella que con sus hijos varones. El día que Virginia cumplió dos años, en marzo del 2014, fue el que sus padres eligieron para formalizar su pareja; Bocelli y Veronica se casaron en el monasterio de Monte Nero cerca de Livorno, en la Toscana, frente a un grupo pequeño de íntimos allegados.

Aunque el músico tenía previsto casarse en secreto, pronto se filtró la noticia del enlace y ante la iglesia toscana se congregaron multitud de paparazzi. Avatares de la fama de un tenor muy popular.

En los 100 años de miami.

La ciudad de Miami Beach, en Florida, Estados Unidos, celebrará el jueves el centenario de su fundación y se apresta a celebrarlo con un concierto multitudinario. Andrea Bocelli será uno de los artistas que actuarán en la famosa Ocean Drive, con un show al aire libre y gratuito. También estarán Gloria Estefan, Jon Secada y el exBee Gees Barry Gibb, entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error