Nombres del Domingo

Belucci, chica Bond a los 50

Modelo y actriz, la italiana se ganó un lugar destacado en Spectre. Y sigue en carrera ascendente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La actriz empezó como modelo pero reniega de su belleza física.

Con su papel en la película Spectre, la italiana Monica Bellucci no solo revolucionó el universo del sexista y misógino James Bond, sino el de todo Hollywood. Poniéndose en la piel de la nueva chica Bond que secunda a Daniel Craig logró lo que muchas actrices norteamericanas no: un protagónico a los 50. Y eso sin interpretar a una madre en decadencia ni a una enferma terminal. Todo lo contrario, bajo las órdenes de Sam Mendes la actriz hace gala de esa misma belleza y sensualidad que otrora despreció. En este caso, sin duda, es su mejor arma.

La película, cuyo estreno mundial está previsto para el 6 de noviembre, tiene una historia accidentada. En el inicio del proyecto se barajó el nombre de la española Penélope Cruz para el papel que, finalmente, fue elegida Bellucci. En diciembre de 2014, los productores denunciaron que los correos de Sony habían sido hackeados y el guión de la película difundido públicamente. Y ahora, a pocos meses del estreno, ya se le achaca estar entre las producciones más caras de la historia, con un presupuesto de 300 millones de dólares.

Para la actriz nacida en localidad italiana de Città di Castello hace casi 51 años, en cambio, desde su primera charla con Mendes todo han sido buenas noticias. Belluci, con pasado de modelo y carácter de parlamentaria, llegó a aquel encuentro convencida de que el director le iba a ofrecer ser el reemplazo de Judi Dench, quien interpretó a M, la jefa del servicio secreto, en siete películas de Bond, entre la Goldeneye de 1995 y la Skyfall de 2012. Por eso, según contó al Sunday Times, primero le aclaró que no era una niña sino una mujer madura y, tras aclararle que ya tenía 50, le preguntó: "¿Qué voy a hacer yo en una James Bond?". El director no pudo evitar la risa y respondió: "Por primera vez en la historia, James Bond va a tener una historia con una mujer madura. El concepto es revolucionario".

Quizá no sea para tanto, pero ya hay quienes definieron a Mendes como un "héroe entre las mujeres". Es el primer director que se anima a presentar un James Bond que se enamora de una mujer de su edad. De hecho, Bellucci es cuatro años mayor que el actual protagonista, Craig, que tiene 46. Además, la separan 11 años de la chica Bond con más edad hasta ahora: Honor Blackman, que tenía 39 cuando interpretó a Pussy Galore en dupla con un Sean Connery de apenas 34. Y eso fue hace muchos años, en la versión de Goldfinger de 1964.

Lejos de incomodarla, a Bellucci este revuelo le gusta. Es que pese a haber comenzado su carrera como modelo y ser el rostro de grifas como Dolce & Gabbana, tiene una relación difícil con su imagen. "Me encanta verme liberada de mi belleza", dijo en 2012 tras participar en una película iraní. "De verdad, eso me permitió actuar y no estar preocupada por eso. Fue refrescante", agregó, lejos de las suntuosas campañas que supo protagonizar para marcas de perfumes, ropa y maquillaje. Para dar su visión sobre el hecho de ser considerada una de las mujeres más hermosas de la industria, la actriz suele citar a Oscar Wilde. "Como decía él, la belleza física sólo dura cinco minutos si no tienes con qué sostener esa primer curiosidad. No creo que yo hubiera hecho este tipo de carrera si solo fuera bella. Los directores no te llaman por tu belleza sino por tu talento".

De Europa al mundo.

Única hija de Pasquale Bellucci, dueño de una compañía camionera, y Brunella Briganti, pintora, Monica comenzó a trabajar como modelo a los 16 años. Cursó bachillerato de Letras, se inscribió en la carrera de Derecho y entró al modelaje como un modo de pagar sus estudios en la Universidad de Perugia. Poco tiempo y muchas pasarelas después, abandonó las aulas. Siempre fue buena alumna; habla con fluidez su lengua materna, el italiano, pero también francés, inglés y algo de español. Incluso llegó a interpretar un rol en arameo, cuando interpretó a María Magdalena en La Pasión de Cristo (2004).

Moda y cine siempre fueron de la mano. En 1989, tan solo un año después de instalarse en Milán y firmar para la prestigiosa agencia Elite, ya era una modelo reconocida en París y al otro lado del Atlántico, en Nueva York. Empezó a tomar clases de interpretación y su debut en cine ocurrió a comienzos de los 90, con pequeños papeles en La riffa (1991) y Drácula de Bram Stoker (1992). Tiempo después llegó la popularidad y films como Malèna (2000), Pacto de lobos (2001) e Irreversible (2002). Su nombre empezó a sonar en Estados Unidos, sobre todo para papeles en films de ciencia ficción (Matrix Recargado, 2003) y acción (Lágrimas del sol, donde compartió cartel con Bruce Willis y ShootEm up: En el punto de mira, con Clive Owen, en el cual protagoniza a una prostituta).

Si bien ha hecho carrera en Hollywood, Bellucci apuesta a dejar su legado en Europa, donde se siente en casa. "Las actrices europeas tenemos acceso a muy diferentes culturas y proyectos. Eso nos hace más versátiles. Pero yo nunca olvido que soy italiana, mi familia está en París y jamás he vivido en Estados Unidos", dijo en 2012 a propósito del estreno de Fasle kargadan, de Bahman Ghobadi, donde interpretaba a una mujer iraní casi sin parlamentos. "Actuar no son palabras. Holly Hunter no hablaba en El piano y ganó un Oscar", dijo a modo de justificación.

Ella, "hija de Europa" —como le gusta llamarse—, nominada a un Paul Cézanne (el equivalente del Oscar en el viejo continente), parece saber bastante bien hacia dónde quiere ir. Bajo las órdenes del serbio Emir Kusturica está filmando On the Milky Road, una película que en su argumento atraviesa la guerra, el amor y la falta de libertad. Para su vejez y retiro, Bellucci no tiene prisa pero sí planes: "Cuando sea mayor voy a preferir mirar a mis hijas que mis películas".

El fin del matrimonio.

La nueva chica Bond se casó dos veces y las dos se divorció. Primero fue en 1990 con el fotógrafo de moda Claudio Carlos Basso. Años más tarde, se casó con el actor francés Vincent Cassel, con quien compartió varios sets; se separaron en 2013. Tiene dos hijas: Deva (11) y Léonie (5). En su primer embarazo, Belluci posó desnuda para la edición italiana de Vanity Fair como protesta en contra de las leyes italianas que prohibían la donación de esperma.

Una dupla madura.

"Las chicas Bond suelen ser bellísimas pero muy jóvenes. Estoy orgulloso de que mi nueva compañera de fórmula sea Bellucci, una mujer de 50 años", confesó el protagonista de Spectre Daniel Craig en la gira de lanzamiento de la película.

Esta es la 24° entrega cinematográfica de la saga de James Bond y el rodaje recorrió al menos tres países. También actúan Ralph Fiennes y Christoph Waltz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados