Tecnología

App que sale al cruce

Happn, la aplicación que permite concretar una cita con quien uno se cruza en la vida real, ya tiene 2.000 registros en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El perfil está conectado a la cuenta de Facebook.

El ómnibus frena cinco segundos y vos la ves, ahí, apoyada contra la ventana, pensativa, y te enamorás. Lo que sigue a ese brevísimo momento es la gran tragedia humana: el ómnibus se va, la oportunidad muere, el futuro va a ser sin ella, la vida que pudo haber sido queda aplastada bajo la fugacidad del tiempo y la implacabilidad del espacio. Pero siempre hay recursos. Dejando de lado una carrera desesperada a la par del vehículo, que probablemente en ningún caso va a terminar con éxito, tres franceses inventaron Happn, una aplicación para teléfonos inteligentes que permite concretar una cita con ese potencial amor a primera vista.

A un año de su lanzamiento en París, esta app gratuita —que cuenta además con una versión premium paga— alcanza las 2,5 millones de descargas en el mundo. Y Uruguay no es ajeno al fenómeno. En el país ya hay 2.000 usuarios registrados y eso que la compañía aún no realizó gestiones comerciales para su difusión a nivel local. "Esto demuestra que el concepto ha sido recibido con entusiasmo por los uruguayos", dice a Domingo Didier Rappaport, uno de los tres creadores de la herramienta.

¿Qué concepto? "Poder encontrar a la persona que has cruzado en la vida real" y al instante, responde Rappaport. "Los sitios web de citas tradicionales son muy lentos y, a menudo, engañosos. En cambio, nuestra inspiración viene de la vida misma: cómo conocer gente que haya frecuentado el mismo lugar y al mismo tiempo" que nosotros.

No es chiste. Happn permite el encuentro con aquella persona —mayor de 18 años, hombre o mujer, según la preferencia— que uno se cruza, mediante el uso de geolocalización en tiempo real. Cuando dos usuarios registrados están a menos de 250 metros de distancia, su perfil aparece en la pantalla del celular del otro (siempre y cuando cumpla con los requisitos de búsqueda preestablecidos, claro). Figura su nombre, edad, fotos, a qué se dedica, intereses, la hora y lugar del último cruce que (supieras o no) tuvieron y los amigos que poseen en común, si los hubiera. ¿Cómo lo hace? Una vez instalada la aplicación, es necesario vincular el perfil a tu cuenta de Facebook. Los datos, aseguran desde la empresa, son secretos y no se realizan publicaciones en la red social.

Hay dos formas de llamar la atención de la persona que te gustó. La primera es enviarle un corazón. Esta opción es secreta y si el sentimiento es recíproco se habilita una conversación (crush). La otra es mandarle un saludo que cuesta un crédito para los hombres —al instalarla ya tiene algunos de regalo— y es gratuita para las mujeres. Por supuesto, se puede apretar la cruz para que un usuario molesto no figure más en la lista, en ese caso no se recibirá ningún mensaje de éste.

Temor

Conocer la ubicación de un individuo puede ser información útil para quien quiere cometer un delito. La palabra secuestro es una de las más mencionadas por quienes, atemorizados, ponen en tela de juicio el uso de la geolocalización en tiempo real. De hecho, en una pequeña prueba realizada en el Centro de Montevideo, Domingo comprobó que seis usuarios registrados frecuentan la zona todos los días laborables, sabiendo con cierta exactitud su zona de movimiento.

—¿Teme que la aplicación pueda ser utilizada con fines no amorosos o incluso delictivos?

— La seguridad y la protección de la privacidad están en el centro de nuestras preocupaciones. La posición de un usuario permanece completamente invisible para los demás miembros. No importa qué tan cerca de la persona se esté, la indicación de la distancia más cercana es "ahora a menos de 250 metros de distancia". Sólo los puntos de cruce están registrados (y sólo el último se mantiene en nuestros datos), y se muestran en un mapa estático que no es muy preciso a propósito; por lo que se hace imposible rastrear el paradero de alguien o seguirlo. Al hacer clic en la pequeña cruz, puede decidir en cualquier momento que un perfil no le interesa más: no cruzarse de nuevo en Happn. Al hacer clic en la bandera en la parte inferior derecha de un perfil, puede bloquear a un usuario con el que no quiere ningún tipo de interacción y puede reportar cualquier comportamiento ofensivo— dice Rappaport.

En cierta forma, la aplicación resguarda la idea romántica con la que se asocia a Francia. El desarrollador no reniega esa posible influencia: "Somos franceses y tenemos la sede en París". Pero aclara: "Happn fue diseñado para que las personas encuentren a quienes se han cruzado en la vida real; y ese concepto es universal".

No en vano la app es un éxito en Londres, Berlín, Madrid, Barcelona, Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Sydney, México, Milán, Boston y Santiago de Chile. Y el objetivo "es convertirse este año en un actor global", afirma el francés.

Pero no todo es amor. Conocer a quien uno se cruza con frecuencia, por ejemplo a las personas que trabajan en la zona, los vecinos del barrio o bien a quienes se toman el mismo ómnibus todos los días, es otra utilidad de Happn. "Son personas con la que uno se cruza a diario pero, por no prestar atención, nunca lo notamos", cuenta el creador.

A diferencia de la popular app Tinder, "no se le pide al usuario que tome una decisión de inmediato", explica Rappaport. "Usted puede mantener a la gente en una línea de tiempo y pensar todo lo que quiera antes de dar un paso". A lo mejor, luego de un tiempo de cruzarse con frecuencia, genera curiosidad hacer clic en el corazón para ver la reacción de la contraparte. O bien "puede que haya quien solo te has cruzado una vez y queda en una simple anécdota".

Happn es gratuita y, por el momento, "la empresa no piensa cambiar esa política", asegura el creador desde París. Sí hay una versión premium para quien quiere conseguir más créditos y obtener ayuda en la conquista. Está disponible en el sistema operativo Android y iOS (Apple). Para mayo o junio la compañía prevé que estará pronta la opción para bajar en Windows Phone.

Por ahora Happn viene creciendo a buen ritmo. Al menos ya es un éxito para uno de sus cofundadores, que encontró a su actual novia a través de esta app.

Guía breve para saber cómo se conquista

Lo primero que hay que hacer es descargar la app gratuita desde las tiendas para Android o la AppStore. Entre mayo y junio estará disponible para Windows Phone, asegura Didier Rappaport, uno de los creadores de Happn. Luego es necesario vincular su perfil a una cuenta en Facebook, desde donde el sistema obtiene sus datos y fotos. A partir de ese momento la aplicación está lista para ser usada. Conviene configurar las preferencias, si se quiere encontrar mujeres, hombres o ambos sexos. Lo mismo hay que hacer con la edad, según un rango que va desde los 18 a los 70 años. Puedes editar tu perfil, agregar características que creas conveniente para la conquista y cambiar alguna fotos si consideras que no te favorecen. Debes tener activado el geolocalizador y la conexión a Internet en todo momento que quieras tener encendida la app. Para avisarle a otro usuario que quieres iniciar una relación puedes enviarle un corazón secreto (de ser recíproco da inicio a una conversación) o bien mandar un saludo. "Iremos añadiendo características para mejorar la experiencia del usuario aún más", dice el creador.

Uso de aplicaciones confirma que para el amor no hay edad

"Es cosa de pibes". Esta frase, asociada a toda invención tecnológica, parece estar perdiendo fuerza. ¿Por qué? El uso de Internet y de las redes sociales, dicen los expertos, se extendió a todas las edades. Happn, la aplicación para concretar una cita con quien uno se cruza en la vida real, no escapa a esta realidad. "Aunque el rango de 18 a 30 años es el que tiene mayor representación, se nota que hay cada vez más personas de 40 o 50 años que están adoptando estos códigos de relacionamiento en aplicaciones para teléfonos móviles", cuenta a Domingo Didier Rappaport, uno de los creadores de esta app francesa. Es que, como comenta el desarrollador, "la aplicación responde a una necesidad universal: la de encontrarse". Según datos del Perfil del Internauta Uruguayo 2014 que elaboró el Grupo Radar, el 22% de los usuarios de Internet dijeron que habían buscado pareja o amigos en la red en el último mes. En los jóvenes de 12 a 19 años la cifra asciendía al 31%. Sin embargo, también hay presencia de los adultos. Entre los 30 y 39 años lo hizo un 19%, luego hay una caída a un 15% y un repunte después de los 65 años alcanzando el 18%. A propósito, en esta franja etaria la penetración de Internet pasó del 9% en 2009 al 33% en 2014. "Es importante aclarar —dice el director de la consultora Alain Mizrahi— que al ser interrogados sobre la búsqueda de parejas no todos los usuarios contestan la verdad". Lo mismo sucede con la visualización de pornografía. Solo un 7% de encuestados uruguayos admitió haber visitado este tipo de sitios en el último mes, cuando a nivel mundial las páginas para adultos son las que generan más tráfico luego de las redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)