EN CONSULTA

Alimentos para cuidar la piel

La forma en que nos alimentamos es fundamental para mantener una piel saludable. Por lo tanto, es importante conocer qué alimentos debemos incorporar en nuestra dieta diaria para ayudar a retrasar el envejecimiento cutáneo.

Cobran gran importancia aquellos que tienen una poderosa acción antioxidante, entre los que se encuentran muchas frutas y verduras. Por ejemplo, los cítricos como la naranja y el kiwi son ricos en vitamina C y combaten la acción dañina de los radicales libres, responsables directos del deterioro de los tejidos y del desarrollo de varias enfermedades. Entre las verduras, se destacan aquellas con carotenoides; especialmente el tomate, que es muy rico en un carotenoide llamado licopeno, uno de los más potentes antioxidantes que podemos ingerir con los alimentos.

La zanahoria, el brócoli y la espinaca contienen betacarotenos, que ayudan en el mantenimiento de una buena hidratación de la piel. Cuando no se consumen las dosis necesarias de estos alimentos, la superficie cutánea se vuelve más seca y agrietada, aumentando el proceso de envejecimiento. El repollo y los espárragos también tienen altos niveles de betacaroteno.

Con respecto al té verde, debe recordarse que es muy rico en polifenolenoles, que son sustancias que tienen un poderoso efecto antioxidante. Esto también se puede encontrar en el chocolate, que cuanto mayor proporción de cacao contiene y menos de azúcar y grasas, más saludable es.

La soja es muy rica en isoflavonas, que ayudan a generar colágeno, sustancia fundamental para mantener la firmeza de la piel. Estos fitoestrógenos tienen también un importante papel en el combate del envejecimiento de causa hormonal, que comienza a afectar a las mujeres después de la menopausia.

Los pescados ricos en ácidos grasos omega3, como el salmón, el pez espada y las sardinas, ayudan a que la piel luzca juvenil. Además de los reconocidos efectos anti arterioesclerosis a nivel de los vasos sanguíneos, se ha demostrado que el ácido eicosapentaenoico, uno de los ácidos grasos omega3 de estos pescados, preserva el colágeno.

Por el contrario, también hay que recordar que existen alimentos que resultan perjudiciales para mantener una piel saludable. Por ejemplo, la ingesta abundante de carnes rojas con mucha grasa, así como también de embutidos y frituras. Por otra parte, estudios científicos que se han realizado en relación al consumo de azúcar, determinaron que un exceso de glucosa altera la elastina y el colágeno, favoreciendo la flacidez de la piel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)