VEA LA FOTOGALERÍA

Los abuelos del cine

Desde la visión tradicional del nonno jovial y cariñoso hasta versiones muy particulares, todos tienen su lugar en la pantalla grande, incluso en El Padrino o Titanic. Hoy los recordamos en el Día del Abuelo.

Don Corleone (Marlon Brando) junto a su nieto en El Padrino.
Don Corleone (Marlon Brando) junto a su nieto en El Padrino.
Antonio Gasalla como La Abuela
Antonio Gasalla como La Abuela
Billy Crystal y Bette Middler en SOS familia en apuro
Billy Crystal y Bette Middler en SOS familia en apuro
Pepe Soriano como La Nona.
Pepe Soriano como La Nona.

LUIS PRATS

Para los niños, los abuelos son por lo general símbolo de amor, canas, regalos y relatos fantásticos. El cine recogió muchas veces esa imagen, aunque un rápido repaso muestra que también hubo otras caras. El Día del Abuelo parece buena oportunidad para recordarlas.

Por ejemplo, si bien Marlon Brando es abuelo en apenas un par de escenas de El padrino, una de ellas resulta clave para entender el personaje (además de ser su última aparición, porque muere de un síncope). Como jefe de la mafia, Don Corleone está dispuesto incluso al crimen para llevar adelante sus planes, pero es comprensivo y atento con sus hijos, así como un abuelo tierno y juguetón. Su último aliento lo dedica a corretear con el niño en su jardín. La conclusión podría ser: para la familia todo, para los de afuera nada.

El teatro y el cine rioplatenses aportaron dos miradas particulares sobre la ancianidad. Y en ambos casos las abuelas estaban interpretadas por actores. En La Nona —tragicomedia del autor argentino Roberto Cossa, que llegó al cine de la mano de Héctor Olivera y con Pepe Soriano como protagonista— la abuela es la matriarca de la familia. Y sus descendientes se desviven e incluso se mueren tratando de satisfacer su inagotable apetito. En esa obra, la figura de aquella nonna (palabra italiana de extendido uso en Argentina, a veces castellanizada) puede representar muchas cosas, desde la dictadura argentina del tiempo de su estreno hasta la propia muerte.

Esperando la carroza es una comedia del uruguayo Jacobo Langsner, que Manuel Doria llevó a la pantalla grande en Argentina. Mamá Cora (Antonio Gasalla) es allí abuela, madre, suegra y tía de algún personaje, y su desaparición pone en primer plano los conflictos familiares. Gasalla tiene otro personaje de la tercera edad, conocido simplemente como La Abuela, visitante frecuente del living televisivo de Susana Giménez (ver aparte).

Fantasías.

Como si llevara sus nietos a los juegos del Parque Rodó, Richard Attenboroug, en la piel del millonario John Hammond, los invita a una isla donde su empresa proyecta abrir un parque temático con dinosaurios clonados. Como se sabe, todo sale mal en Jurassic Park. Hubiera sido mejor pagarles una vuelta en la montaña rusa...

Otra abuela salva al mundo en Marcianos al ataque, la comedia de Tim Burton. A ella le gusta escuchar una canción llena de agudos, Llamado de amor indio, interpretada por Slim Whitman, pero su nieto descubre que para los marcianos resulta mortal. Pocos papeles tan breves y decisivos en una trama como el de Sylvia Sidney, de 86 años entonces.

Con más tiempo en pantalla, aunque no demasiados en un largometraje de 195 minutos, la abuela Rose Dawson también resulta fundamental en Titanic. La actriz Gloria Stuart, que había iniciado su carrera en Hollywood en la década de 1930, a los 87 años se convirtió en una supuesta sobreviviente centenaria del naufragio más famoso. Su nieta la acompaña en el barco oceanográfico ruso desde donde se espían los restos del Titanic. La anciana cuenta su historia y para eso vuelve a su juventud (y pasa a ser Kate Winslet) en el fatídico 1912.

Federico Luppi hace de un anticuario con especial relación hacia su nieta en Cronos. El hombre descubre un extraño artilugio que otorga vida eterna a cambio de ciertos sangrientos requisitos, como suele ocurrir en el cine fantástico, género de este film del mexicano Guillermo del Toro.

De todo tipo.

Giacinto (Nino Manfredi) es Giacinto, el patriarca tacaño de una familia pobre y egoísta que convive en un ranchito a las afueras de Roma en Feos, sucios y malos. Cuando se queda tuerto cobra una indemnización, que no quiere largar por nada del mundo. Todo lo contrario de la figura tradicional del caro nonno.

En Pequeña miss Sunshine, el abuelo de la protagonista es un personaje entrañable aunque fuera de los estereotipos de Hollywood. Y también trágico. Alan Arkin interpreta a un veterano de la Segunda Guerra Mundial que fue expulsado de un asilo de ancianos por consumir y vender heroína y tiene que pasar a vivir con su hijo. Mantiene una relación muy estrecha con la niña, pero su muerte inesperada altera el singular viaje familiar en una combi.

En La princesa prometida, Peter Falk ya no es el legendario inspector Columbo de la televisión, sino un abuelo que le lee un libro de cuentos a su nieto enfermo. Y el relato es la trama de la película. Como ocurre muchas veces en la vida real, el chico al principio se aburre y termina entusiasmándose con el relato.

Fernando Fernán Gómez hace de un anciano noble asturiano que lucha contra un absurdo sentido del deber en El abuelo, una película española surgida del resumen de una miniserie para televisión. El asunto es que este abuelo tiene dos nietas, una de ellas ilegítima, y la duda sobre cuál de ellas es, lo carcome. Se trata de una novela de Benito Pérez Galdós de fines del siglo XIX, que fue llevada varias veces al cine y también al teatro.

Quizás una de las visiones más reales de lo que puede ser la relación de los abuelos con sus nietos —más allá de mafiosos, dinosaurios o naufragios— la presenta SOS familia en apuros, que en algunos sitios se estrenó como Abuelos al poder. Es el caso tan común de un matrimonio que se va de viaje y le deja sus hijos al cuidado de los abuelos maternos, encarnados por Billy Crystal y Bette Midler. Como se trata de una comedia, ocurren situaciones más o menos disparatadas, pero en el fondo se trata de la forma en que se relacionan padres, hijos y nietos. Un tema de toda la vida.

LOS MAYORES, DEL HUMOR AL GROTESCO.

Cómo criar a los niños.

SOS familia en apuros, con Crystal y Midler, estrenada en Uruguay hace tres años, trata de presentar en forma graciosa los conflictos que se dan en una familia ante los diferentes criterios en la crianza de los niños.

Visión más oscura.

La protagonista de La Nona, de Roberto Cossa come todo el tiempo, sin saciar nunca su apetito. Se trata de una caricatura oscura que puede representar muchas cosas, salvo la imagen tradicional de la abuela con su familia.

Las dos abuelas de Gasalla.

El personaje de Antonio Gasalla en Esperando la carroza se parece, pero no es La Abuela (foto). El actor explicó que en la película, la anciana "está un poco perdida de la cabeza", en tanto la otra habla y opina sobre todo. En ambos casos, sin embargo, la interpretación le valió el reconocimiento de personas mayores, que lo felicitan por la calle.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)