Recopilación, primer tomo

Un viaje hacia el ego de Lydia Davis

Artículos de prensa, prólogos y conferencias de la narradora norteamericana.

Lydia Davis
Lydia Davis (foto Theo Cote)

La escritora y traductora estadounidense Lydia Davis, referente del microrrelato y la escritura experimental, reunió sus artículos de prensa, prólogos y conferencias en un tomo que acaba de publicar en español Eterna Cadencia, con traducción de Eleonora González Capria.

Casada en primeras nupcias con Paul Auster, con quien tuvo a su hijo Daniel, tras el divorcio Davis contrajo matrimonio con el artista plástico Alan Cote y prolongó la frecuentación de formatos literarios extravagantes que le permitieron ganar, entre otros premios, el Man Booker International. Los artículos tienen un carácter mayormente didáctico y especulativo sobre el desarrollo de sus exploraciones técnicas, con el añadido de notas y semblanzas sobre la obra de Flaubert, Jane Bowles, Michel Butor, Maurice Blanchot, Michel Leiris y Lucia Berlin, entre otros.

Los trabajos aquí reunidos muestran una amplia miscelánea en la que alternan, con asombroso dislocamiento, la inanidad y el análisis criterioso, la audacia interpretativa y verdades de Perogrullo, registros elementales de la práctica de la escritura y observaciones más sofisticadas. Davis parte del supuesto de que un texto es válido por su pretensión y un fragmento inconcluso es más auténtico que un texto acabado. De ese modo legitima relatos de una o dos líneas de contenido trivial, o sus intervenciones sobre las cartas de Flaubert a Colet, por ejemplo, de donde extrajo pequeños “cuentos” en los que convirtió dos oraciones de Flaubert en una sola, reescribió transiciones, reunió anécdotas separadas, etcétera. El resultado es un notable empobrecimiento estilístico, pero Davis no compara el valor, solo valida la experiencia con una lógica similar a la que domina el arte conceptual, donde el argumento se impone sobre la realización y la justifica desde el exterior de sus cualidades intrínsecas.

Dueña de un amplio registro de lecturas, en algunos trabajos Davis consigue un interesante análisis crítico —destaca el prólogo a su traducción de Madame Bovary—, en otros textos transmite información de cultura general básica como si fuera novedosa, y con demasiada frecuencia abunda en nimiedades de su vida personal con el tono de quien ofrece un saber extraordinario.
En suma, un libro atractivo para algunos cultores de la minificción, de la llamada “literatura del yo”, y de las experiencias que tantean en la oscuridad las formas más concentradas del lenguaje.

ENSAYOS I, de Lydia Davis. Eterna Cadencia, 2021, Buenos Aires, 495 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados