Una novela nostálgica

Shusaku Endo en el mar desierto japonés

El conflicto intergeneracional es el eje de esta novela del japonés Shusaku Endo, una obra conmovedora, honda, depurada.

Shusaku Endo

Shusaku Endo (Tokio, 1923-1996) nos presenta una historia situada entre el presente y el pasado nipón. Una novela nostálgica sobre la importancia de los valores, sobre el dilema de vivir y sobre cómo seguir adelante. Hay una historia pero en realidad son más, ya que Endo construye el texto en base a dos personajes centrales: Ozu, un veterano hombre de negocios que sobrevive a la milicia, y que a partir de un hecho casual rememora los momentos felices y complicados de su juventud junto a su mejor amigo, Fletán; y por otro lado, su hijo Eiichi, joven doctor que ejerce funciones en un hospital y que trata de hacerse un nombre sin importar los medios.

Si bien el conflicto principal está dado por el constante desacuerdo entre padre e hijo respecto a su forma de vida, es la excusa para discutir otros asuntos que subyacen en la familia japonesa, como por ejemplo la Guerra del Pacífico, en gran parte entre Japón y Estados Unidos (1937-1945). Ambas generaciones son marcadas por eso y no se hace esperar el contraste, principalmente en cuanto a las relaciones interpersonales y en el ámbito profesional, donde lo tradicional y lo moderno pugnan por sostener una forma de conducirse por el mundo, mientras el capitalismo y la deshumanización del sujeto crecen, así como la ambición desmedida, es usada como vehículo de ascenso social.

Así conocemos los problemas que en su juventud tuvieron Ozu y su amigo Fletán para acceder al sistema educativo, al tiempo que eran reclutados para pelear en el frente de batalla; también vemos el bullying exacerbado entre pares estudiantes y militares; mientras que para jóvenes como Eiichi el ingreso a la universidad estará signado por la falta de cupos y la competencia cruel para llegar a un rendimiento excelso, tópico que se conecta a la perfección con la película china Better days (2019), dirigida por Derek Tsang, muy recomendable.

El conflicto recrudece cuando el autor indaga sobre la enfermedad y el cuidado que se prodiga a los pacientes con cáncer en el hospital en el que trabaja Eiichi. La utilización de un nuevo fármaco para combatirlo resulta tentadora para probar su uso, en virtud de escalar puestos. La historia cobra un giro crucial desde aquí, por eso es mejor que la termine el lector. Un texto ligero, pero con espesura temática, conmovedora, honda, con un estilo de escritura depurado, con humor bien dosificado y sin caer en lo melodramático. Excelente texto, genial para el cine.

CUANDO SILBO, de Shusaku Endo. Ático de los libros, Barcelona, 284 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados