HISTORIAS DE RELACIONES HUMANAS

El retorno de Gina Berriault

Son quince relatos, cuatro de ellos de excepción, marcados por el rechazo, el fracaso y la tragedia. Recuperación notable de la autora californiana Gina Berriault.

Gina Berriault

De Gina Berriault se sabe poco. Forma parte de ese club imaginario de escritores que no traspasan fronteras por largo tiempo, pese a que tienen con qué (además de ser del “norte”), y que luego, por azar o destino, son redescubiertos. Casos recientes y distintos entre sí son los de Lucia Berlin, Edith Pearlman, o Irène Némirovsky. Nacida en California en 1926 y muerta en 1999, Berriault obtuvo premios importantes como el O. Henry o el PEN/ Faulkner, pero recién ahora se traduce al español. Mujeres en la cama, relatos publicados en 1996, no le envidia nada a los maestros del género: se mueve con determinación absoluta en los dominios de la narrativa, ofrece tramas atractivas, y dice algo.

Son historias sobre relaciones humanas marcadas por la incomprensión, el rechazo, el fracaso, la tragedia, etc. Nada nuevo, ingredientes literarios de la cocina estadounidense y del resto del mundo. El destaque está en cómo Berriault organiza el material, sin inmiscuirse demasiado, dejando actuar a los personajes y sin hacerlos llegar a un límite emocional, colocando cada tanto alguna reflexión que es un dardo, o hallazgos vibrantes como al describir la ciudad de Seattle: “fría como el amanecer de una ejecución”; o el pelo de un personaje: “gris acero, como el pesado color de un desenlace”.

De estos quince relatos, por lo menos cuatro son de excepción. El grado de resentimiento y mezquindad de una mujer se puede medir en “La amante” donde la protagonista se encuentra en una fiesta con el hijo de su ex, que no la conoce, y le infringe un sufrimiento innecesario. En “¿Alguien puede decirme quién soy?” un bibliotecario y un lumpen discuten el poema “Filosofía” de Rubén Darío; con ecos de Melville el relato desemboca en un final inesperado y transmite la fisura insalvable entre arte y vida. “La búsqueda de J. Kruper” muestra a un escritor bestsellerista y catártico empeñado en biografiar a otro que elude el ruido y se esconde en México, y más allá de las alusiones intertextuales sobre los “escritores del No” el cuento se sostiene en una generosa ambientación y estudio de psicologías. El plato fuerte es “El chico de piedra”, llevado al cine (1984, dir. Christopher Cain) con Robert Duvall y Glenn Close. Dos hermanos salen a recoger guisantes, ocurre un accidente y uno de ellos sigue trabajando y demora en dar la noticia. La explicación a ese acto que empaña del todo la tragedia queda flotando como una pregunta que Berriault no responde, dejando el camino abierto al misterio o la tautología. Ojalá se traduzca el resto de su obra y no sea solo una escritora “de culto”.

MUJERES EN LA CAMA, de Gina Berriault. Jus, 2017. Trad. de Olivia de Miguel. Ciudad de México, 202 págs. Distribuye Océano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error