ensayos de yves bonnefoy

Un poeta sobre poetas

Por qué la poesía es importante en el mundo actual.

Yves Bonnefoy
Yves Bonnefoy

LOS DIEZ ensayos reunidos en El siglo de Baudelaire escritos, a lo largo de casi veinte años, por Yves Bonnefoy (1923-2016) son parte de una reflexión sobre la poesía, que este poeta, ensayista, crítico de arte y traductor desarrolló a lo largo de su vida y decantó en su multifacética actividad intelectual.

En los primeros años de la posguerra, Bonnefoy en París desde 1944 se vinculó, por breve tiempo, al surrealismo. Fue un adversario de las concepciones estructuralistas que crecieron en Francia en las décadas del cincuenta y sesenta y que tuvieron un punto de encuentro en la revista Tel Quel (1960-1982). Bonnefoy participó en la fundación de LEphémère (1967-1972) que se opuso a los análisis formalistas y a su noción de la poesía. En una hoja suelta que acompañó el número inicial, Bonnefoy hizo una enumeración de los principios estéticos de la revista. El primero decía que LEphémère tiene por origen el sentimiento de que existe una aproximación a lo real para el que la obra poética es el medio. De esta manera, rechazaban la noción de la obra como un objeto que borra el mundo.

En su poesía, Bonnefoy concibió una "poética de la presencia", pues los versos tejen en la luz la inmediatez de seres y cosas. El siglo de Baudelaire recoge sutiles, refinados estudios sobre Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé, Paul Valéry, Paul Verlaine, Jules Laforgue, Arthur Rimbaud, Hugo von Hofmannsthal: poetas con los que dialoga en relación íntima, filial, a partir de la lectura y la experiencia creadora. Parte de la idea de que Baudelaire revolucionó el pensamiento poético al rechazar el sentido religioso y encontrar la trascendencia en la vida cotidiana. Dice que fue el primero en ver "que es por la memoria del referente y no por el juego de sus significados que las palabras pueden renovar las existencias".

Bonnefoy realizó, en este libro y cada vez que tuvo oportunidad, una defensa de la poesía e insistió en su importancia en el mundo actual. Pensó necesario el proyecto de la poesía para rescatar una relación de inmediatez con nosotros mismos "que oculta y destruye la imagen de sí que otorga el pensamiento conceptual". Ha planteado una disociación de la poesía y la literatura, pues considera que el análisis de la poesía no puede reducirse a sus "componentes textuales", mientras que la literatura acepta que la palabra "debe ser puesta en relación no ya con lo que nombra en el exterior del lenguaje, sino con todas las otras palabras que están dentro de la lengua". Ha sostenido también que "el concepto nos separa de nosotros mismos" y que la literatura, que explora de la manera más libre las relaciones de la persona y el mundo, no puede dejar de utilizar los conceptos de la lengua común. Solo la poesía es capaz de expresar la relación consigo mismo del ser particular y su sentimiento de finitud.

En los estudios reunidos en El siglo de Baudelaire Bonnefoy hace uso de los aportes de la lingüística y los estructuralismos, a pesar de discutirlos teóricamente. Se instala en la "frontera del signo con lo que queda fuera de él" y dialoga con la pintura y la filosofía. Este libro de un poeta sobre poetas es muy estimulante pues propicia un acercamiento inteligente y emocionado a una corriente central de la poesía de nuestro tiempo.

EL SIGLO DE BAUDELAIRE, de Yves Bonnefoy. FCE, 2017. Colombia, 236 págs. Traducción de Carlos Riccardo. Distribuye Gussi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)