PARA LEER POESÍA URUGUAYA

Poesía rotunda de Cristina Carneiro

De obra tan breve como contundente, llega otro libro de Carneiro.

Cristina Carneiro

Cristina Carneiro (Montevideo, 1948) ha parido en su vida tres libros como tres cañonazos: Zafarrancho Solo (1967, 1969 y 2010), Libro de Imprecaciones (1975) y Para simplificar (2019). Como los uruguayos que leen poesía uruguaya son cada vez menos, los estampidos no han asustado al gran público, que rara vez lee a lo grande.

La razón de una obra tan rotunda como breve y espaciada puede leerse en la contratapa de su último opus: “Este libro, además de poemas de los años setenta, recoge algunos textos de las décadas siguientes —recaídas esporádicas en la poesía, de todas las cuales se recuperó—. Dado que, a su entender, no tenía mucho para decir y lo que tenía era de poca monta, le pareció mejor tratar de ser útil en este mundo de otras maneras más tangibles. Y desde entonces sigue dejando de escribir”.

Los poemas no desmienten la contratapa: estos textos no son malabares con el lenguaje —aunque la autora maneja con maestría y rigor su herramienta— sino que se meten de lleno en cuestiones de la realidad. Por ejemplo el compromiso político y el desencanto en el que se suele desembocar, por la angustia metafísica que provocan la injusticia, el desamor y la muerte. Todo ello con una sinceridad que desacomoda —como cuando en “Preguntas al único que sabe”, situado poco antes de la muerte de Fidel Castro, no duda en rendirle homenaje, y luego en mandarlo “…primero al purgatorio/ por matón y mordazón”—, con un humor irónico que hace que el lector llore después y para adentro.

Es una poesía rica en alusiones, que se cruzan de modo inesperado y revelan una amplia y profunda cultura, como puede verse en “Cefalea”, donde cruza el mito del nacimiento de Atenea con la idea de haber nacido un día en que Dios estaba enfermo, manejada por el peruano César Vallejo en “Espergesia”. Escribe Carneiro: “Nací una tarde de octubre de la testa de Zeus/ Una tarde en que Zeus tenía dolor de cabeza/ Nací una tarde de octubre/ Hendí el aire radiante/ Salí de su mismísima cabeza”. Carneiro vive en un mundo en el que los que piensan, y más si son mujeres, deben sufrir.

Lo único que se le puede reprochar a este volumen es un detalle de diseño. El editor y diseñador —también notable poeta y artista plástico— Gustavo Wojciechowski (Montevideo, 1956, más conocido como Maca), eligió imprimir la tapa del libro en negro sobre cartulina bordeaux, con lo que se hace algo difícil leer el texto de contratapa.

PARA SIMPLIFICAR, de Cristina Carneiro. Yaugurú, 2019. Montevideo, 64 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error