Una dama y el ajedrez

La novela que dio origen a Gambito de dama

La miniserie de Netflix Gambito de dama se basó en una novela de los años 80 escrita por Walter Tevis.

Walter Tevis
Walter Tevis

El 23 de octubre de 2020 Netflix lanzó una miniserie que se convirtió en la más mirada de la plataforma hasta entonces, con sesenta y dos millones de usuarios que la vieron en el primer mes. Gambito de dama, protagonizada por Anya Taylor-Joy, fue la adaptación que Scott Frank y Allan Scott hicieron de una novela de 1983, escrita por Walter Tevis, un escritor de ligas menores que tuvo feeling con la pantalla. Nacido en San Francisco en 1928 y muerto en Nueva York en 1984, Walter Stone Tevis vivió una infancia con períodos de enfermedades e internaciones, y una madurez de excesos provocados por el alcohol, el cigarro y el juego. Tres de sus seis novelas se filmaron: El buscavidas (1959) fue adaptada por Robert Rossen (El audaz, 1961); El hombre que cayó a la tierra (1963) la dirigió Nicolas Roeg en 1976; y El color del dinero (1984), secuela de la primera, la filmó Scorsese en 1986. El juego (pool o ajedrez) no era simple entretenimiento para los personajes de Tevis. En principio era una obsesión, un modo de ganar dinero, y una estoica guerra a los demonios interiores.

Gambito de dama es la historia de Elizabeth Harmon, huérfana de ocho años recluida en un orfanato donde solo tiene dos referentes: Jolene, una compañera negra, bella y rebelde; y Shaibel, un bedel anciano que le enseña ajedrez. Cuando un mal avenido matrimonio —los Wheatley, que enseguida se separan— la adoptan, Beth ya está encaminada a triunfar, así como demasiado acostumbrada a los tranquilizantes. Con su madre adoptiva conocerá el alcohol. Ambientada entre los años cincuenta y sesenta del siglo XX, la novela muestra cómo la protagonista —a fuerza de inteligencia, memoria e intuición— va dando Jaque Mate en un mundo de hombres.

La dificultad de lectura para quien no juega ajedrez (o peor, lo juega como simple aficionado) viene dada por los muchos pasajes en que se describen las partidas (movimientos de piezas y gestos de los oponentes), y por la impronta resultadista de los mismos. Solo interesa saber si Beth gana, y en el 99% de los casos lo hace. La prosa de Tevis es inflexible, áspera, mantiene el ritmo y acompasa la temperatura fría por fuera/ardiente por dentro del personaje. En la lista de las novelas centradas en el juego, algunas tan grandes como El jugador de Dostoievski, Novela de ajedrez de Stefan Zweig o La defensa de Vladimir Nabokov, la de Tevis tiene la novedad de un protagonismo femenino, pero no vuela más allá de las anécdotas y los reyes volcados.

GAMBITO DE DAMA, de Walter Tevis. Alfaguara, 2021. Trad. de Rafael Marín. Montevideo, 311 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados