Libro de la Trilogía de las edades

Novela china de amor, revolución, y trabajos forzados

Libro clásico de Wang Xiaobo que retrata, con sus paradojas, los años difíciles de la revolución cultural viviendo bajo Mao.

Wang

Entre 1958 y 1961 el Presidente chino Mao Zedung lanzó una campaña de medidas sociales y económicas conocida como “El gran salto adelante”, en la que murieron de hambre o en ejecuciones sumarias millones de hombres y mujeres, la mayoría perteneciente a los medios rurales. Como suele suceder cuando la estupidez no tiene límites, y reconocido el fracaso de esa cruzada, entre 1966 y 1976 Mao lanzó la llamada “Gran Revolución Cultural” que causó una nueva mortandad de millones de personas, instituyó una política de persecuciones que afectó a todos los estamentos de la sociedad, destruyó bienes culturales de un valor incalculable y exaltó un culto a su figura como nunca Orwell o Kafka se hubieran podido imaginar en sus más terribles pesadillas.

En los inicios de esta segunda campaña tiene lugar la primera parte de La edad de oro, del escritor chino Wang Xiaobo, libro que integra la llamada Trilogía de las edades, completada con las novelas La edad de plata y La edad de bronce. Narrada por el joven estudiante pekinés Wang Er, quien es enviado a trabajar en los campos de la provincia de Yunnan, la trama da comienzo cuando este conoce a la médica Chen Quinyang y establece con ella una relación adúltera, fuera de las normas revolucionarias y digna de todo castigo. Durante un tiempo, y en vistas de las prohibiciones impuestas, ambos huyen y conviven en las montañas, pero luego regresan a sus brigadas de trabajo.

Semejante actitud los sentencia a una serie de forzosas confesiones y reiteradas exhibiciones públicas con el fin de humillarlos, pero que no consiguen otra cosa que, al menos en Chen Quinyang, exacerbar el deseo que siente por su compañero. Los encuentros son narrados con envidiable delicadeza, ingenuidad y una pizca de humor, ya formen parte de la clandestinidad, ya desde los manuscritos que ambos deben entregar a las autoridades políticas. Con el tiempo, y debilitada la Revolución Cultural, Wang vuelve a Pekín a continuar sus estudios, y los amantes se dejan de ver durante veinte años. El reencuentro, casual, está alimentado por la memoria y, obviamente, por una recuperada y efímera pasión.

Wang Xiaobo había nacido en 1952 y vivió una experiencia muy similar a la de su entrañable personaje. Escribió una obra vasta (novelas, guiones, cuentos, ensayos) que en algunos casos debió publicar previamente en Taiwán o en Hong Kong, y falleció de un infarto en 1997, a los 45 años. Hoy sus textos son objeto de estudios académicos y de múltiples traducciones. La edad de oro es el primero de sus títulos volcado al castellano.

LA EDAD DE ORO, de Wang Xiaobo, Galaxia Gutenberg, 2020. Barcelona, 132 págs. Trad. de Miguel Sala Montoro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados